Juegos de guerra... hasta que deje de ser un juego

Por Manuel Castro

Miércoles 7 de Julio de 2021 - 16:17

 

Reunión de Vladimir Putin con Joe Biden, AGENCIA EFEReunión de Vladimir Putin con Joe Biden, AGENCIA EFE

El mundo está muy revuelto. En Ginebra el 16 de junio la reunión entre Putin y Biden sirvió... para que se tantearan y, como señalé en un artículo anterior, hubo que limar muchas asperezas para que se pudiera llevar a cabo ese encuentro. Las cosas no venían bien y, siguen igual... de mal. Sirvió para verse las caras, una especie de reunión de enemigos íntimos. Debo reconocer que muchos teníamos la esperanza de ver un intercambio de ideas en vivo y en directo, pero no lo fue. Parece ser que Biden no aceptó esa posibilidad (si se tuvo que cuidar de Trump qué se podía esperar con un adversario como Putin). Y también parece ser que no quiso formar parte de la conferencia de prensa conjunta y que sí dio en solitario, pero sin periodistas rusos. En cambio Putin habló con todos y contestó todas las preguntas sobre todo el tema Ucrania y la cuestión de los ciber ataques, sobre los cuales dio una respuesta interesante, afirmando que ese tipo de ataque a nivel mundial se llevaba a cabo desde los Estados Unidos.

 

La Administración Biden ha apuntado a los que considera sus adversarios, basicamente dos: China es uno y Rusia es otro.

 

China celebró los cien años de su partido comunista y el nuevo Mao que ahora se llama Xi Jimping dijo cosas también interesantes, tales como que el pueblo chino nunca abusó de otros países, ni en el pasado, ni ahora, ni en el futuro. Con respecto al futuro eso aún está por verse y sobre el pasado se olvidó unos cuantos capítulos de la historia de su país, es decir, desde el Emperador Chi, el que le dio el nombre a China. Y en la actualidad que le pregunte a los uigures o a los tibetanos (más allá de lo que se pueda o se quiera decir a favor o en contra del Dalai Lama). Es verdad, eso sí, si se refirió a la miserable Guerra del Opio que emprendió Gran Bretaña contra los chinos, fue correcto. Reitero fue una guerra miserable. Pero así es la geopolítica y, en geopolítica la rueda gira y el que sabe aprovechar el momento, gana.

 

Pregúntense por qué a Inglaterra la llaman la Pérfida Albión. Hizo lo que quiso pero siempre quedaron como "gentlemen" (gentileshombres) y la falsa Leyenda Negra se la endilgaron a España.

 

Pero hay más, y ahí hay un parecido con Putin.

 

Agregó, a modo de advertencia, que el pueblo chino no permitirá que fuerzas extranjeras abusen de él. El que albergue esas ilusiones derramará su sangre contra la Gran Muralla de acero que forman los 1.400 millones de chinos.

 

Y también habló de Taiwán, la provincia rebelde (para Pekín) señalando que la reunificación es un tarea irrenunciable del Partido Comunista Chino.

 

Quiero recordar que los países europeos y otros no asistieron a los actos. En Europa tanto los símbolos del nazismo como los del comunismo están prohibidos. Los símbolos comunistas también están prohibidos en otros países como Taiwán, Indonesia, Irán, EE.UU, Georgia, etc.

 

Pero volvamos a Rusia.

 

De nuevo las aguas del Mar Negro son el escenario de la puja. Desde el 28 de junio hasta el 10 de julio la OTAN realizará maniobras militares de gran embergadura, las mayores en casi un cuarto de siglo. La idea es aumentar la capacidad de disuación. Su nombre es Sea Breeze (Brisa Marina), son ejercicios que se vienen realizando todos los años en la costa del Mar Negro y cuya organización está en manos de Ucrania y los Estados Unidos. Rusia vigila estos ejercicios muy de cerca aunque en una ocasión participó, en el año 1998.

 

Según se informó todo este desplazamiento está pensado para el entrenamiento en guerra anfibia, también terrestre, buceo, aérea, operaciones especiales, entre otros. En realidad abarca todo.

 

Pero este año tiene unas connotaciones particulares. El número de participantes es el mayor hasta ahora. Más de 30 países, unos 5.000 soldados, más de 30 barcos, unos 40 aviones y 18 equipos de operaciones especiales en distintas áreas.

 

En los ejercicios también participan, menos Alemania, todos los socios de la OTAN, Marruecos, Israel, Japón, Corea del Sur y Australia.

 

Con este "entrenamiento" EE.UU le está dando su apoyo a Ucrania.

 

Por su parte el Ministerio Ruso de Defensa afirmó que una parte del armamento que se está usando le será dado al ejército de Ucrania y a otras unidades que combaten contra las repúblicas del Dombas (Donetsk que se declaró independiente el 7 de abril de 2014 y Lugansk independiente desde el 12 de mayo de 2014). Ucrania aún no pertenece a la OTAN.

 

Putin dijo que estos ejercicios militares servirán para desplegar la infraestructura de combate de la OTAN en Ucrania, lo que es una seria amenaza a la seguridad rusa, todo un movimiento de provocación.

 

Después de la reunión con Biden le preguntaron sobre el movimiento de tropas rusas cerca de la frontera común con Ucrania a lo que Putin respondió que esos movimientos se daban en territorio ruso.

 

Hace un mes hubo un encontronazo, con disparos de advertencia por parte de los rusos contra un destructor británico y más tarde contra una fragata holandesa.

 

Y advirtieron, la próxima vez serían hundidos.

 

Más allá del tema del oriente de Ucrania, el Dombas las fricciones comenzaron con Crimea, territorio que fue turco, después ruso, en la época soviética se lo cedieron a Ucrania y desde el 18 de marzo de 2014 es parte de la Federación Rusa. La península se había declarado independiente el 11 de marzo de 2014 y por un referendo del 16 de marzo la población mayoritariamente decidió volver a Rusia. Esto no es aceptado ni por Ucrania ni por la comunidad internacional y es uno de los tres focos de tensión en la zona.

 

Rusia le ha advertido a los Estados Unidos que por su propia seguridad se mantuvieran lejos, tanto de Crimea como del Mar Negro.

 

Ahora bien, ya que mencioné a China y a la OTAN.

 

¿Qué haría la organización atlántica si Taiwán fuera atacada y anexada por Pekín?
¿No sería una buena idea empezar a hacer maniobras conjuntas en el Mar de la China?

 

Claro, me podrían decir que la zona no es la natural para las operaciones de la OTAN. Bien, tampoco lo es el Mar Negro.

 

Turquía ¿no forma parte de la OTAN? ¿Qué hacemos con el norte de Chipre?

 

La República Turca del Norte de Chipre solo es reconocida por Turquía desde 1983. Los turcos partiron a un país en dos. Muchas quejas pero ¿pasó algo?

 

Parece que no. Tenemos entonces situaciones similares: Crimea y el Dombas, Taiwán y otros territorios que se le ocurran anexar a China y Chipre del norte. A problemas similares, soluciones similares. ¿O no?

 

Mucha tensión en el tablero mundial. Todo sea por la hegemonía y el poder. Tablero si, de ajedrez. Pero no son las fichas las que tienen ese poder, lo tienen quienes las mueven. Más allá de los gobernantes. A esos no se los ve, pero están. Y no importa que esto se sepa, ni siquiera que se mencionen algunos de sus nombres, a las claras se ve que los pueblos nada pueden hacer.

 

En las sedes de los organismos internacionales se habla de paz pero el que se crea esos cantos de sirena y baje la guardia estará liquidado. Es duro, pero la verdad no es ni buena ni mala, simplemente es. Y generalmente decirla es el mejor modo de quedarse sin amigos.

 

Muchos consideran que no habrá o que no existe, más allá de las tensiones, la posibilidad de una guerra sobre todo nuclear teniendo en cuenta que todas las potencias saben que de producirse el mundo se terminaría. No soy tan optimista, tampoco se esperaban ni la Primera ni la Segunda Guerras Mundiales. Prefiero no apostar.

 

Por ahora tenemos la guerra en el ciber espacio, que en otro tiempo se la llamó Guerra Psicológica (lo sigue siendo) después de la II GM. Eso incluye el manejo de información verdadera y falsa y sobre todo el uso de lo denominado "políticamente correcto". En definitiva, un magistral lavado de cerebro a la sociedad mundial, de lo que nadie escapa. Hay que agregar también el "pan y circo" que tanto alegra a las masas. A partir de 1945 comenzó la Tercera Guerra en la cual estamos inmersos hoy. Creo que no hace falta que entre en muchos detalles. ¿O sí?

 

Si puede llegar a derivar en un choque tradicional de combates es algo que aún está por verse.
Los romanos solían decir SI VIS PACEM PARA BELLUM (si quieres la paz prepárate para la guerra), una forma de mantener la disuación. Pero nunca hubo paz.
La paz fue solo un interregno entre dos guerras.

*Por Manuel Castro

Periodista de Canal 26

Notas relacionadas

 
Acerca de nosotros Nuestro equipo Contacto Política de privacidad
Medios Canal26 Latina TV Tierra Mia Telemax Musictop

Canal 26 en vivo

© Canal 26 2022 Todos los derechos reservados