Rico y saludable: cómo sustituir la sal y conseguir platos más sabrosos

La ciencia demostró que limitar la ingesta de sal y cuidar la salud es mucho más sencillo de lo que se cree.

Por Canal26

Viernes 5 de Enero de 2024 - 19:58

Comida. Sal. Foto: Unsplash Comida. Sal. Foto: Unsplash

El exceso de sal en el organismo genera retención de líquido e incremento de peso, lo que obliga a los órganos a trabajar más. Si bien es un ingrediente excelente para darle sabor a las preparaciones, limitar su consumo y buscar alternativas más saludables es una buena forma de cuidar nuestra salud. 

Especialistas de la Universidad de Peen State, Estados Unidos, realizaron un experimento: eligieron recetas populares ricas en grasas saturadas, azúcar y sal; y demostraron que los platos pueden ser saludables y sabrosos si se reemplazan estos componentes.

Comida chatarra. Foto: Unsplash Comida chatarra. Foto: Unsplash

Una vez elegido el menú, los investigadores pidieron a una serie de chefs que cocinaran tres versiones de estos platos: La primera debía contener todos los ingredientes habituales. La segunda reducía las cantidades de estos elementos, y la tercera añadía a esta versión especias como la pimienta, el comino, la canela y el extracto de vainilla. 

Los comensales probaron las preparaciones a ciegas e hicieron sus valoraciones al respecto. “Descubrimos que agregar hierbas y especias igualó el nivel de gusto por la comida original en siete de las 10 recetas. De hecho, a los participantes les gustaron algunas de las recetas más que las originales”, dijo Kristina Petersen, profesora de Ciencias de la Alimentación y autora principal del estudio.

Casa. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Ritual para limpiar las malas energías: los tres objetos que no se pueden tener en una casa

Rico y saludable

“Sabemos que una de las barreras clave para reducir la ingesta de estos ingredientes es el sabor de los alimentos. Si quieres que la gente coma alimentos saludables, tiene que saber bien. Por eso es tan importante nuestro hallazgo de que los participantes realmente preferían algunas de las recetas en las que gran parte de la grasa saturada y la sal se reemplazaron con hierbas y especias”, argumentó Petersen en la presentación de los resultados.

Especias. Foto: Unsplash Especias. Foto: Unsplash

“Demostramos que es posible una reducción significativa en los nutrientes consumidos en exceso con la modificación de estas 10 recetas y estos cambios son aceptables para los consumidores. Es importante destacar que estos hallazgos podrían aplicarse al suministro de alimentos porque la mayoría de los alimentos que las personas consumen se compran en forma preparada. Creo que eso tendría un profundo impacto en la salud de las personas”, concluyó.

De esta forma, los investigadores probaron que es posible comer sano y rico. Moderar el consumo de sodio, grasas saturadas y azúcares disminuye la posibilidad de sufrir trastornos cardiovasculares y otros problemas de salud.