No te dejes engañar: ¿cómo reconocer un aceite de oliva de calidad?

Hay algunos trucos para elegir el correcto para tu cocina y no comprar productos que engañan. ¿Cómo identificarlos?

Por Canal26

Jueves 25 de Abril de 2024 - 15:20

El color del envase del aceite de oliva es oscuro para bloquear la luz solar y no perder sus propiedades. Foto: Unsplash. El color del envase del aceite de oliva es oscuro para bloquear la luz solar y no perder sus propiedades. Foto: Unsplash.

¿Sabes cómo elegir el aceite de oliva para tu cocina? En esta nota encontrarás consejos para ayudarte a elegir un buen aceite de oliva y tener siempre lo mejor en tu mesa.

Actualmente, el aceite de oliva es considerado ''oro líquido'', tanto por su valor como por sus propiedades. Como bien sabemos, este producto no es de fácil acceso, ya que su precio se encuentra por las nubes. En ese sentido, aparecen ciertos productos engañosos y de baja calidad que no es lo que estamos buscando. ¿Cómo no caer en la mentira?

Las empresas que hacen aceites de oliva de calidad alertan sobre la competencia desleal y la cantidad de productos adulterados que hay en el mercado, que se ofrecen a mitad de precio y la gente los compra sin saber lo que ocultan detrás. 

En primer lugar, es muy importante que los envasadores y comercializadores realicen un etiquetado correcto para que el consumidor sepa en todo momento qué es lo que está comprando. En la botella de aceite de oliva debe figurar su categoría y su texto descriptivo, entre las cuales se encuentran:

Aceite de oliva. Foto: NA Los tipos de aceite de oliva. Foto: NA

  • Aceite de Oliva Virgen Extra: de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y solo mediante procedimientos mecánicos.
  • Aceite de Oliva Virgen: obtenido directamente de aceitunas y solo mediante procedimientos mecánicos.
  • Aceite de Oliva: contiene exclusivamente aceites de oliva que se hayan sometido a un tratamiento de refinado y aceites de oliva obtenidos directamente de aceitunas.

Es muy importante leer con detenimiento la etiqueta del producto, ya que es una especie de documento de identidad del mismo. Es una descripción detallada y debe contener no solo la marca, sino también el tipo de producto, la cantidad, la fecha de caducidad y el país de origen, además de la información nutricional.

Aceite de oliva. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Alivio al bolsillo en España: a partir de julio el aceite de oliva no tendrá que pagar IVA

Los lugares donde se produce aceite de oliva en Argentina

En nuestro país se produce aceite de oliva de altísima calidad y existe el reconocimiento por Indicación Geográfica (IG) para el Aceite de Oliva Virgen Extra de Mendoza. Proviene de la molienda de aceitunas cultivadas en los departamentos de Lavalle, Las Heras, Luján de Cuyo, Maipú, Guaymallén, San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa y La Paz, San Rafael y General Alvear.

Aceite de oliva. Foto: Unsplash. ¿Dónde se produce aceite de oliva en Argentina?. Foto: Unsplash.

Dentro de las variedades de olivo más destacadas que se cultivan en Argentina aparecen la arauco (el Malbec de los aceites argentinos), arbequina (variedad española de la zona de Cataluña), la coratina (de sabores amargos y picantes intensos), el changlot (tiene un buen equilibrio entre tonos amargos y picantes) y la picual (la variedad más importante del mundo, de color verde y sabor picante).

Labios secos. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

Decile chau a los labios secos o lastimados: el truco definitivo con aceite de oliva para curarlos

Estas son las 7 claves para comprar un aceite de oliva virgen extra de calidad

Según su acidez, los aceites de oliva se clasifican de mayor a menor calidad. El aceite de oliva extra virgen tiene una acidez inferior a 0,80 %; virgen con una acidez superior a 0,81 % e inferior a 2 %; virgen corriente con una acidez que puede llegar a un máximo del 3,30 % y lampante, que no se consume sin refinar.

Ahora bien, la principal causa por la que el aceite de mejor calidad tiene menos acidez es porque se cosechan aceitunas más verdes. Las aceitunas menos maduras tienen una carga polifenólica y antioxidante mucho más importante y elevada que una aceituna muy madura. El índice de acidez es un dato que informan algunas etiquetas, pero no es el único que debe tenerse en cuenta.

También hay que tener en cuenta la procedencia, el año de cosecha y la fecha de vencimiento porque el aceite de oliva no es un producto de guarda como el vino, por lo tanto, la calidad es mayor cuanto más cerca de la fecha de cosecha se consume. Algunos productores indican estos datos en la etiqueta, en cualquier caso, la cosecha se puede encontrar en el número de lote de la botella.

Aceite de oliva: Foto: Unsplash. Aceite de oliva: Foto: Unsplash.

Siempre hay que elegir el aceite obtenido en frío. Esto quiere decir que durante las operaciones de compresión y de extracción, la temperatura no debe superar los 27 °C para que las propiedades del aceite no se alteran y el producto exprese mejor sus características.

Hay que evitar los productos que tienen solo la leyenda “virgen” o simplemente “aceite de oliva” sin ninguna especificación. De la misma forma si se describe como “suave” o “intenso”, o está mezclado con otros aceites, como el de girasol.

Por su parte, las botellas deben ser opacas, preferentemente de vidrio, y jamás hay que comprar un aceite de oliva en envase transparente. Se trata de un producto muy sensible a la luz, al aire y al calor, que producen cambios en su composición y en sus propiedades sensoriales.

Por eso, si se prueba el aceite de oliva, debe “picar” en la garganta. Esa es una buena señal para reconocer un buen aceite porque quiere decir que tiene un alto contenido de polifenoles, que son pigmentos vegetales de la aceituna que pasan al aceite durante la extracción. Cuentan con propiedades antioxidantes naturales, razón por la que son responsables de los efectos positivos para la salud.

Notas relacionadas