Tenía cáncer en un riñón, le sacaron el que estaba sano y ahora los médicos dicen que también estaba infectado

El médico argumentó en el juicio que durante la cirugía notó el tumor que no había aparecido en los estudios.

Por Canal26

Miércoles 5 de Julio de 2023 - 10:45

Cirugía. Foto: NA. Cirugía. Foto: NA.

En los próximos días se conocerá la sentencia para los cirujanos que le extirparon el riñón sano a una paciente que tenía cáncer en el otro. La mujer de 61 años denunció a los médicos por mala praxis

El juicio civil por daños y perjuicios se inició en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Número 14, contra el médico urólogo Jorge Bresser, su médico colaborador, Martín Piana y el centro médico en el que se realizó la operación. La demanda la hizo la paciente, Aída Suhurt, quien tenía un tumor en el riñón izquierdo y le sacaron el derecho, sin atacar su problema oncológico. 

Personal médico en cirugía. Foto: Unsplash Personal médico en cirugía. Foto ilustrativa: Unsplash.

La paciente había ido con su médico de cabecera (Bresser) para hacerse controles de rutina. El hombre le ordenó una ecografía abdominal y allí pudo observar la presencia de cálculos en la vesícula y un quiste en el riñón izquierdo.

Por este motivo, se decidió realizarle una tomografía computada helicoidal de abdomen con contraste oral y endovenoso donde se reconoció que había un tumor y, por sugerencia de su médico, la mujer se sometió a la cirugía de extirpación del tumor el 27 de abril del 2017. La intervención se trataba de una nefrectomía total izquierda, pero tras salir del quirófano la mujer se despertó en su habitación y notó que sentía molestias en la zona derecha de su abdomen.

Al notar este dolor, le consultó al médico qué había pasado, quien le respondió de manera evasiva así como el resto del equipo de salud interviniente.

Al notar este dolor, le consultó al médico qué había pasado, quien le respondió de manera evasiva así como el resto del equipo de salud interviniente. Finalmente, después de insistir, le confesaron que le extrajeron el riñón derecho en lugar del izquierdo. 

Jorge Base, víctima de mala praxis en Córdoba.

Te puede interesar:

Mala praxis en Córdoba: fue al hospital a operarse de la vesícula y le hicieron una vasectomía

El juicio por mala praxis

El abogado defensor de la paciente, Nicolás Schick dijo que "el Sanatorio de la Ciudad SRL es responsable por ser la Institución de asistencia médica donde sucedió la incorrecta extirpación, ya que tiene la obligación tácita de brindar seguridad por intermedio de los facultativos del cuerpo médico”. “Sufrió la pérdida del órgano sano, ya que le extrajeron un riñón sin alteraciones que funcionaba correctamente, provocando la pérdida de armonía corporal y un riesgo gravísimo de salud. Lo hicieron a pesar de los estudios médicos precedentes, contra el consentimiento informado y contra la práctica quirúrgica programada”, agregó.

Cirugía_Unsplash Cirugía, foto ilustrativa. Foto: Unsplash.

Asimismo, detalló: “No se intentó reimplantar el órgano inmediatamente cuando los médicos advirtieron el error al extraerlo. No se pueden intervenir ambos en un mismo abordaje quirúrgico, todo revela vicios, deficiencias, errores, imprudencias, inobservancias y negligencias no solo en el error de diagnóstico; sino también en la falta de información adecuada y suficiente a la señora Suhurt”.

Por la mala praxis, la mujer tuvo que comenzar un tratamiento psicológico para poder afrontar su nueva vida con el órgano afectado dentro de su cuerpo. No pudo volver a su rutina anterior cuando estaba sana en la que hacía yoga tres veces por semana y trabajaba en la panadería familiar junto a su esposo y su hijo.

No se pueden intervenir ambos en un mismo abordaje quirúrgico, todo revela vicios, deficiencias, errores, imprudencias, inobservancias y negligencias no solo en el error de diagnóstico; sino también en la falta de información adecuada y suficiente a la señora Suhurt”.

El caso fue elevado a juicio oral ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Número 14 y, al ser citado a declarar, el urólogo presentó un escrito a través de su abogado, donde admitió que se extirpó el órgano sano porque también aparecía un tumor que no había estado presente en ninguno de los estudios realizados previamente por la paciente. "Si bien es cierto que se practicó una nefrectomía total del riñón derecho, no es menos cierto que aquella se encuentra plenamente justificada en base al estado de necesidad que tuvo que actuar el médico en virtud de lo aquí manifestado”, dice el documento.

Notas relacionadas