El terrible experimento de Dinamarca con niñas del pueblo inuit para reducir su tasa de natalidad

Copenhague buscaba disminuir a la población nativa para reemplazarla con colonos en sus tierras árticas.

Por Canal26

Miércoles 15 de Mayo de 2024 - 14:25

Groenlandia. Foto: Unsplash. Groenlandia. Foto: Unsplash.

Aunque Dinamarca fue un férreo enemigo de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, sus prácticas colonialistas no tuvieron nada que envidiarle al nazismo. Tal es el caso de los experimentos que Copenhague llevó adelante contra el pueblo Inuit, los nativos de Groenlandia, cuyas niñas fueron intervenidas en el cuerpo para controlar la natalidad y así reducir la descendencia originaria. 

El terrible experimento de Dinamarca con niñas del pueblo inuit.

La colonia danesa se encontraba en medio del Ártico. Y aunque Groenlandia se extirpó la dominación extranjera en 1953, recién en 1979 tuvo un gobierno y un parlamento propios. Desde ese año, tanto las condiciones sanitarias como la demografía se incrementaron notablemente. 

El ministro de Defensa, Luis Petri, en el acto de la firma de la compra de los aviones F16. Foto: NA.

Te puede interesar:

Luis Petri viajó a Dinamarca y formalizó la compra de 24 aviones para la Fuerza Aérea Argentina

La denuncia por el experimento de Dinamarca en cuerpos humanos

Sin embargo, Dinamarca continuó manejando los hilos en varios aspectos de la vida del país. En este sentido, se conoció a partir de una denuncia hecha por al menos 143 mujeres que tienen hoy entre 60 y 82 años una terrible práctica que Copenhague realizaba en los cuerpos de las niñas. 

Para reducir la tasa de natalidad de la población inuit, Dinamarca introducía el dispositivo DIU por la fuerza en las jóvenes que tenían entre 12 y 14 años. De esta manera, en el siguiente período la tasa de nacimientos se redujo hasta la mitad. Lo que buscaba Copenhague era reemplazar a la población inuit con sus habitantes. 

Mujer Inuit, Groenlandia. Foto: Unsplash. Mujer Inuit, Groenlandia. Foto: Unsplash.

De esta manera, muchas mujeres perdieron para siempre la posibilidad de ser madres. Las denunciantes piden a Dinamarca una indemnización por esta aberración. 

Además, durante 2023, en la capital de Groenlandia, un relator de la ONU para los derechos de los pueblos originarios condenó la discriminación y persecución infringida al pueblo Inuit y sus repercusiones, y recomendó arreglar las cosas como lo intentó Alemania con las víctimas del nazismo con dinero en ese caso algo así como 5200 dólares a cada una de las 4500 entonces niñas que se cree fueron parte del experimento.

Notas relacionadas