La estrategia de Brasil para llegar al déficit cero sin ajuste

El Gobierno de Lula da Silva implementó impuestos a los superricos con el fin de alcanzar el objetivo fiscal. La diferencia con Argentina.

Por Canal26

Sábado 9 de Marzo de 2024 - 16:18

Lula da Silva. Foto: Reuters. Lula da Silva. Foto: Reuters

Brasil logró una gran recaudación tributaria a principios de este 2024, superando las expectativas del mercado financiero y marcando así un récord histórico, lo cual constituye un hito importante en el objetivo del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva de alcanzar el déficit cero sin necesidad de aplicar ajustes económicos.

A diferencia de la estrategia implementada por Javier Milei en Argentina, el Gobierno brasileño apostó por recaudar más a partir de un mayor crecimiento económico, acompañado de la implementación de impuestos dirigidos a los sectores más ricos de la población, como el de los fondos de inversión de los superricos.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva en reunión durante la 63ª Cumbre de Jefes de Estado del MERCOSUR. Reuters El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Foto: Reuters

Según la Secretaría de Ingresos Federales de Brasil (Receita Federal), la recaudación tributaria brasileña alcanzó los 280.636 millones de reales en enero, marcando un aumento del 6,67% con respecto al mismo mes del año anterior, el mejor resultado registrado desde que se inició la serie histórica en 1995.

Claudemir Malaquias, jefe del Centro de Estudios Tributarios y Aduaneros de la Receita Federal, destacó que la implementación de la ley que modifica la tributación de las sociedades offshore y los fondos exclusivos de inversión permiten tener perspectivas positivas para alcanzar el objetivo de eliminar el déficit fiscal este año.

Además, el alza en la recaudación también se vio impulsado por el incremento de la masa salarial, que aumentó un 7,2%, mientras que el Gobierno dejó de recaudar 11.000 millones de reales debido a exenciones impositivas a diversos sectores.

Lula da Silva, presidente de Brasil. Foto: EFE Lula da Silva, presidente de Brasil. Foto: EFE

Con esta estrategia, el Gobierno de Lula se encuentra encaminado en alcanzar el déficit cero sin llevar a cabo ajustes económicos drásticos, siendo un ejemplo de que es factible recaudar más a partir del crecimiento económico y los impuestos progresivos.

Hombre detenido. Foto: EFE

Te puede interesar:

Avanza en Brasil el proyecto para la castración voluntaria de violadores

El camino de la Argentina

Si bien Argentina obtuvo superávit en sus cuentas fiscales, a diferencia de Brasil, los que contribuyeron mayormente para bajar el déficit fueron los jubilados en lugar de los super ricos. En nuestro país, las relaciones son cada vez más asimétricas, y se produjo una enorme transferencia desde los sectores más pobres a los más poderosos.

Otro problema es la fuga de dólares. Según datos oficiales, se calcula que los argentinos tienen debajo del colchón, en bancos extranjeros, en paraísos fiscales o en cajas fuertes, alrededor de 300 mil millones dólares, sin contar la cifra en negro.

La caída de la actividad, el cierre de Pymes, el empobrecimiento, la caída del consumo, la suba del desempleo, la inflación y una brutal devaluación lleva al país en la dirección contraria del mundo, que apunta a un Estado eficiente, el cual -como ocurre en la mayoría de los países avanzados- debe regular o eliminar las actividades que empobrecen cada día más a la población. 

Notas relacionadas