Calentamiento global: ¿qué zonas climáticas desaparecerán para 2100?

El planeta sufrió un repentino incremento de su temperatura, lo que modificó por completo los pronósticos que hasta ahora estaban establecidos.

Por Canal26

Viernes 8 de Marzo de 2024 - 11:00

Ola de calor. Foto: Unsplash Ola de calor. Foto: Unsplash

El calentamiento global está generando estragos en el mundo actual, más aún cuando de clima se trata. Un reciente estudio liderado por científicos del King Abdullah University of Science and Technology (KAUST), reveló cambios significativos en la clasificación climática global, según los mapas de Köppen-Geiger.

El análisis ofrece una visión detallada sobre las condiciones climáticas pasadas, presentes y futuras, a nivel mundial. 

Ola de calor en San Pablo. Foto: EFE Ola de calor en San Pablo. Foto: EFE

La metodología empleada en esta investigación combina datos históricos con proyecciones futuras utilizando la última versión de los mapas de clasificación climática de Köppen-Geiger, según indicaron en el trabajo difundido en la revista Scientific Data.

La iniciativa de Jeff Bezos enciende una luz de esperanza. Foto: EFE

Te puede interesar:

El impresionante aporte millonario de Jeff Bezos para proyecto de IA contra el cambio climático

La clasificación de Köppen-Geiger: ¿qué es?

Köppen fue un botánico ruso del siglo XIX que se capacitó en meteorología. Su fascinación por el clima y los tipos de vegetación lo llevó a combinar ambos elementos. En 1900 propuso el influyente sistema de clasificación climática con su colaborador, Rudolf Geiger. El sistema tiene cinco clases climáticas principales: tropical, seco, templado, frío y polar que, a la vez, se dividen en 30 subclases según la cantidad de lluvia y las temperaturas en verano e invierno.

Sin embargo, en la actualidad la cartografía perdió precisión como consecuencia de la rápida evolución de la crisis climática. Adaptar estos mapas a las características actuales permitirá tener un mejor panorama sobre la situación que se aproxima.

Inundaciones en Dubái. Foto: EFE.

Te puede interesar:

Graves inundaciones en Dubái: cómo se relaciona este fenómeno con el cambio climático

Volver a dibujar el mapa de Köppen

Si bien se podría pensar que sería relativamente sencillo determinar si el cambio climático -que fue de 1,2°C-, empujó a una región a una nueva clasificación, sin embargo, “por desgracia, no es tan simple de determinar de todos modos", sostuvo Albert Van Dijk, profesor de dinámica del agua y el paisaje en la Escuela Fenner de Medio Ambiente y Sociedad de la Universidad Nacional de Australia

Ola de calor en España. Foto: Reuters. Ola de calor en España. Foto: Reuters.

Y continuó: "Esto se debe a que el cambio climático puede tener efectos regionales extraños. Está lloviendo mucho más en algunas zonas y mucho menos en otras. Algunas regiones se están calentando más rápido que el promedio mundial y otras se están calentando más lentamente. Los modelos climáticos predicen que seguirán existiendo tales diferencias. Además, cierto grado de calentamiento tendrá un impacto mayor en el borde de un glaciar que en el Sahara”.

Para saber qué sucederá, los especialistas analizaron bases de datos de observaciones meteorológicas pasadas y proyecciones climáticas futuras bajo diferentes trayectorias socioeconómicas y de emisiones, con la misión de volver a dibujar el mapa de Köppen.

Ola de calor en Francia. Foto: EFE. Ola de calor en Francia. Foto: EFE.

“Lo hicimos a una escala muy fina, dividiendo el mundo en kilómetros cuadrados para poder observar cambios localizados en regiones montañosas y en islas pequeñas”, informó el especialista.

Huracán. Foto: Pexels

Te puede interesar:

"Más intensos y frecuentes": los eventos climáticos extremos se han duplicado en el Caribe y Centroamérica

Los sorprendentes resultados

Los resultados fueron sorprendentes: en algunas partes del mundo, las zonas climáticas ya cambiaron considerablemente desde que Köppen dibujó su primer mapa climático. La modificación más rápida tuvo lugar en las últimas décadas.

Europa del Este, con sus inviernos fríos y veranos cálidos, se volvió una zona mucho más templada, con veranos extremadamente calurosos.

Ola de calor en Italia. Foto: Reuters Ola de calor en Italia. Foto: Reuters

Lo más asombroso es que varios países cambiaron de zona climática. Hungría, por ejemplo, pasó a ser una zona climática diferente y más templada. Otros puntos calientes globales incluyen Europa central, Medio Oriente y Corea del Sur. “Nuestras proyecciones muestran que estas regiones se encuentran entre las que sufrirán los mayores cambios climáticos hasta 2100. Algunas cambiarán de zona más de una vez”, arrojó Van Dijk.

Casi una cuarta parte (24%) de Canadá y Rusia ya se trasladaron a otra zona climática desde el primer mapa de Köppen y, se estima que el 39/40% de sus inmensas masas continentales sigan el mismo camino antes de finales de siglo

Sudáfrica y los países vecinos Eswatini y Lesotho son los que cambian más rápidamente en el hemisferio sur: sus zonas climáticas se desplazaron a lo largo del 28% de su superficie combinada. En Australia, las zonas climáticas ya mutaron en el 14% del país, y se prevé otro 13% durante el resto de este siglo.

Ola de calor en Italia. Foto: Reuters Ola de calor en Italia. Foto: Reuters

Sin embargo, hay zonas climáticas que no experimentaron cambio alguno: “Esto se debe a que región de Köppen representa un rango específico de condiciones de temperatura y lluvia, y un área puede moverse dentro de ese rango " dijo Van Dijk.

"Köppen no previó lo que sucederá ahora. En su clasificación, los desiertos y los climas tropicales se encuentran en el extremo superior de la escala de temperaturas y no pueden cambiar: simplemente se calientan más”.

Ola de calor en Brasil. Foto: Captura de video EFE. Ola de calor en Brasil. Foto: Captura de video EFE.

Para el especialista, este constante calentamiento global impondrá “cambios dramáticos y rápidos", los cuales ya están alterando los ecosistemas naturales. Los climas más cálidos y secos provocan más sequías, así como pérdida de cultivos, escasez de agua, degradación de los ecosistemas, incendios forestales y desertificación.

“Por supuesto, algunos cambios pueden ser beneficiosos para las personas, como mejores condiciones agrícolas o menores costos de calefacción en las regiones frías. Pero el panorama general es de cambios calamitosos. Durante las próximas décadas, será necesario todo el compromiso y el ingenio de la humanidad para evitar una catástrofe climática importante”, concluyó.

Notas relacionadas