El dengue y las transfusiones sanguíneas: nuevas normativas para los donantes

En la actualidad, existen varios mitos alrededor de los peligros que conlleva donar sangre, y más aún con el aumento de infecciones del virus del dengue. Sin embargo, los expertos aseguran que, siguiendo algunas directrices, es posible donar de forma segura.

Por Canal26

Jueves 21 de Marzo de 2024 - 10:04

Donación de sangre. Foto: Unsplash. Donación de sangre. Foto: Unsplash.

El Ministerio de Salud de Brasil publicó recientemente una guía actualizada sobre la donación de sangre, dirigida específicamente a personas que hayan estado infectadas con el virus del dengue o que hayan recibido la vacuna contra esta enfermedad.

Esta medida, según las autoridades, se basa en la creciente preocupación por el riesgo de transmisión del virus a través de transfusiones sanguíneas, lo que podría resultar en complicaciones graves para los receptores de sangre.

La Organización Mundial de la Salud busca cada año generar conciencia respecto de la importancia de donar sangre. Fuente: Unsplash.Donación de sangre. Foto: Unsplash.

De acuerdo a las evidencias científicas presentadas en la guía, existe un riesgo significativo de infección por dengue en aquellos que reciben sangre contaminada con el virus. Específicamente, se estima que hay un 38% de probabilidad de que una persona se infecte y desarrolle la enfermedad después de recibir una transfusión de sangre infectada.

Las directrices establecen períodos de espera para las personas que deseen donar sangre después de haber sufrido dengue. Aquellos que hayan tenido dengue común deben esperar al menos 30 días después de su recuperación completa antes de donar sangre, mientras que para quienes enfrentaron dengue grave, el período de espera se amplía a 180 días después de la recuperación total.

Además, se destaca la importancia de que los servicios de hemoterapia estén alerta ante la posibilidad de que los donantes hayan contraído recientemente el virus o presenten síntomas dentro de los 14 días posteriores a la donación. Esta precaución adicional podrá identificar y recuperar cualquier componente sanguíneo donado que pueda estar contaminado.

Dengue en Brasil. Foto: Reuters. Dengue. Foto: Reuters.

Karina Barros, coordinadora del Centro de Hematología y Hemoterapia de Mato Grosso do Sul en Brasil, enfatiza en la relevancia de seguir estas normas para garantizar la seguridad de las transfusiones sanguíneas. Aunque pueda generar dudas o preocupaciones, es fundamental recordar que la donación de sangre es un proceso seguro y vital para mantener el suministro necesario en los bancos de sangre de los hospitales.

A pesar de estos cambios, el proceso en sí mismo es seguro y las personas pueden seguir donando sangre según las pautas establecidas. La cantidad de sangre donada se regenera en poco tiempo en el cuerpo humano, y cada donante contribuye de manera significativa a salvar vidas y a garantizar la atención médica adecuada para aquellos que lo necesitan.

Hembra adulta de un Aedes aegypti, el mosquito transmisor de la fiebre amarilla. Foto: EFE. Hembra adulta de un Aedes aegypti, el mosquito transmisor de la fiebre amarilla. Foto: EFE.

Asteraceae, planta. Foto: X

Te puede interesar:

¿La cura para el dengue?: descubren que una planta nativa podría servir de tratamiento

Otros requisitos para donar sangre

  • Llevar el Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Estar descansado, haber dormido al menos 6 horas.
  • No estar en ayunas, comer algo liviano e ingerir abundante agua, antes y después de la donación.
  • Pesar más de 50 kilos y tener buena salud (lo cual es evaluado por el o la profesional médico en la consulta confidencial predonación).
  • No padecer enfermedades de transmisión sanguínea y no haber estado en contacto sexual con personas que las padezcan.
  • No haber sido intervenido quirúrgicamente, ni haberse realizado tatuajes en el último año.
  • Los adolescentes entre 16 y 18 años deben presentar una autorización de su madre, padre o tutor.
  • Las mujeres que menstrúan pueden donar sangre hasta 3 veces al año, mientras que los varones pueden hacerlo hasta en 4 oportunidades anuales. Debe respetarse un intervalo de 2 meses entre una donación y la siguiente.

Notas relacionadas