¿Los "hijos únicos" son menos sociables que alguien con hermanos? Qué dice la ciencia al respecto

La creencia popular sostiene que estos niños son caprichosos, tiranos y pocos empáticos pero los expertos parecen refutar este mito.

Por Canal26

Domingo 22 de Octubre de 2023 - 16:41

De acuerdo con la ciencia, los hijos únicos no son menos sociales que el resto. Foto: Unsplash. De acuerdo con la ciencia, los hijos únicos no son menos sociales que el resto. Foto: Unsplash.

Hay muchas teorías en cuanto a los hijos mayores, menores, o “del medio” y su comportamiento. Pero ¿qué hay de los "hijos únicos”? Estos pueden ser tildados como caprichosos, tiranos y hasta de poco empáticos o poco sociales. Sin embargo, la ciencia tiene la respuesta a esta cuestión.

De acuerdo con la investigación encabezada por la profesora asociada de demografía y subdirectora de investigación del Centro de Estudios Longitudinales de University College London, Alice Goisis, “los hijos únicos no difieren en carácter y sociabilidad de aquellos que tienen hermanos”, sino que se debe a los antecedentes familiares de cada niño, antecedentes que repercuten en el desarrollo de los niños.

Esta respuesta del estudio de Goisis viene a refutar una de las teorías más cuestionadas del siglo XIX, en la que el psicólogo Stanley G. Hall aseguraba que ser hijo único es una “enfermedad en sí misma”. Es por ello que la subdirectora de investigación del Centro de Estudios Longitudinales de University College, señaló: “Mi propia investigación con colegas encontró que, al observar el desempeño de los niños en las pruebas cognitivas, los hijos únicos tienden a ser similares a los niños que crecen con un hermano”.

El carácter de estos niños no se relaciona al hecho de no tener hermanos sino a sus antecedentes familiares. Foto: Unsplash. El carácter de estos niños no se relaciona al hecho de no tener hermanos sino a sus antecedentes familiares. Foto: Unsplash.

Para llegar a esta conclusión, la profesora analizó los datos de estudios de cohortes británicos que revelaron a más de 58 mil niños nacidos en entre las décadas de 1940 y 2001, cuya información reunida sirvió para tener una visión detallada respecto a la estructura familiar, nivel socioeconómico de cada familia y la educación a la que accedieron, entre otros aspectos.

Cazzu y Christian Nodal. Foto: Instagram.

Te puede interesar:

En el día de San Valentín, Cazzu y Christian Nodal mostraron por primera vez el rostro de su hija

Ser hijo único tiene sus beneficios y consecuencias

En relación a los hallazgos sobre el comportamiento de los “hijos únicos”, Alice Goisis remarcó: “Tener o no hermanos no tiene un gran impacto, o al menos tiene un impacto menor en comparación con otras características familiares. Es hora de alejarse de la perspectiva de que los niños únicos son un grupo único que comparte rasgos particulares. Este cambio en nuestro enfoque sobre cómo vemos y estudiamos a los niños únicos no sólo aumentará nuestra comprensión, sino que también ayudará a desacreditar los estereotipos que aún persisten en la sociedad en general”.

Según la investigación, ser hijo único tiene sus ventajas. Foto: Unsplash. Según la investigación, ser hijo único tiene sus ventajas. Foto: Unsplash.

Algunos de los beneficios

La experta explica que uno de los aspectos positivos de no tener hermanos es que estos niños reciben más la atención por parte de sus padres, por lo que tienen mayor grado de satisfacción de sus deseos ya que no deben competir por el cariño de sus padres lo que les aporta mayor seguridad.

Otro de los puntos a favor es que son los protagonistas o “reyes de la casa”, lo que genera que se sientan más queridos y eleva su autoestima y confianza en sí mismo. Además, según Goisis, al no tener hermanos con quién compartir, se adaptan a la soledad y, por lo tanto, se vuelven más independientes desarrollando su creatividad e intelecto. Incluso, esta soledad los puede volver más ordenados y responsables.

Tiene mayor autoestima e independencia que aquellos que sí tienen hermanos. Foto: Unsplash. Tiene mayor autoestima e independencia que aquellos que sí tienen hermanos. Foto: Unsplash.

Las dificultades de no tener hermanos

La experta indica que los “hijos únicos” pueden encontrar inconvenientes a la hora de trabajar en equipo dado que están acostumbrados a hacer las cosas a su manera. Otro de los puntos negativos, según la profesora, es que estos niños pueden sentir presión y enfrentarse a expectativas más altas por parte de sus padres lo que les puede generar estrés o ansiedad.

Es por ello que Goisis recomienda que “las familias sean conscientes de las presiones que depositan en un solo hijo, y para equilibrar esta dificultad en la crianza, fomenten el ambiente de apoyo y comunicación que tome en consideración las necesidades individuales de cada niño”.

Notas relacionadas