"Nos creímos heridos de bala": la batalla de Tucumán, el combate que decidió una invasión de langostas

Ocurrió en septiembre de 1812. Las tropas al mando de Belgrano, libraron un enfrentamiento decisivo en la lucha por la independencia ante un inesperado enemigo.

Por Yasmin Ali

Sábado 18 de Marzo de 2023 - 08:00

Batalla de Tucumán, Manuel BelgranoBatalla de Tucumán., Manuel Belgrano

La guerra por la independencia tuvo incontables episodios narrados en las escuelas, convirtiéndose en años de lucha que llevaron a cabo los próceres para liberar el territorio. Cada combate tuvo su historia, algunos épicos y otros quedaron en el olvido. La batalla de Tucumán, clave en el proceso, podría decirse que quedó en el medio. Qué sucedió en aquella jornada que terminó siendo decidida por un inesperado invitado.

Habían pasado un poco más de dos años de la Revolución de Mayo de 1810 y si bien se había dado un paso fundamental para que el territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata se independizara de España, el norte se convirtió en un feroz epicentro de combate entre las tropas.

Díaz Vélez, Balcarce, Forest y Dorrego, algunos de los oficiales claves en Tucumám. Ilustración revista Caras y CaretasDíaz Vélez, Balcarce, Forest y Dorrego, algunos de los oficiales claves en Tucumám. Ilustración revista Caras y Caretas.

25 de Mayo de 1810

Te puede interesar:

25 de Mayo de 1810: el mito de las escarapelas, el destino del último virrey y la "mutilación" del Cabildo

El norte, lugar de resistencia

Los realistas aún se resistían a perder el territorio y la región del Alto Perú había vuelto a sus manos, luego del desastre que significó para los criollos la batalla de Huaqui. Tras ello, Juan José Castelli fue desplazado como comandante del Ejército del Norte y en su lugar quedó Manuel Belgrano.

Los ánimos de los soldados estaban por el piso, la esperanza parecía casi una quimera. Ese año, 1812, fue decisivo para lograr la independencia. Meses después, en agosto, Belgrano ordenó la retirada de la población que terminaría conociéndose como el Éxodo jujeño.

El general tenía la orden de viajar a Córdoba, desobedeció al Triunvirato y optó por quedarse en Tucumán donde finalmente decidió dar batalla ahí al ver el apoyo que sumaba.

El resultado de la decisión de Belgrano: el parte de batalla que redactó y que fue publicado en la Gaceta de Buenos AiresEl resultado de la decisión de Belgrano: el parte de batalla que redactó y que fue publicado en la Gaceta de Buenos Aires.

Bosnia y Herzegovina tiene tres presidentes en ejercicio. Foto: Reuters

Te puede interesar:

Bosnia y Herzegovina y el después de la guerra: tres presidentes para un mismo país

Promesas y milagros

El 24 de septiembre Belgrano pasó un largo rato en el altar de la Virgen y quedará en el misterio eterno si ante ella pidió un milagro horas antes de la batalla.

El Ejército del Norte se dividió en columnas, una de ellas estuvo al mando del teniendo coronel Manuel Dorrego quien tiempo después tendría problemas con el creador de la Bandera por su mala conducta.

Batalla de Tucumán, cuadro de Francisco FortunyBatalla de Tucumán, cuadro de Francisco Fortuny.

Huellas en el Parque Nacional White Sands, Estados Unidos. Foto: X

Te puede interesar:

¿Cuándo llegaron los primeros humanos a América?: el sorprendente descubrimiento que cambia por completo la historia

¿Ayuda desde el cielo?

Uno de los que dejó testimonio del combate fue el general José María Paz. En un momento perdió de vista a Belgrano porque "entre aquella batalla, que contribuían a hacer más confusa la humareda, el polvo y una densísima nube de langostas, que casualmente acertaba a pasar por encima".

"Muchos nos creímos momentáneamente heridos de bala, cuando estos animalejos nos daban un golpe por el rostro o por el pecho”, reveló en sus memorias.

La nube de langostas causó tal confusión que se cree que los españoles contabilizaron el doble de soldados patriotas, provocando su retirada.

No fue hasta que el jefe militar, Juan Ramón Balcarce, gritara "¡viva la patria!" que las tropas de Belgrano confirmaron la victoria ya que el lugar quedó repleto de cadáveres españoles.

Belgrano le atribuyó el triunfo de Tucumán a la virgen de la MercedBelgrano le atribuyó el triunfo de Tucumán a la virgen de la Merced.

Buenos Aires en 1810

Te puede interesar:

Buenos Aires en 1810: prohibición de mojar los pies en el río, había clase media y la Plaza de Mayo era otra

La religión y Belgrano

La batalla terminó de acentuar la devoción del pueblo tucumano hacia la Virgen de la Merced. Belgrano le atribuyó la victoria a la Virgen de la Mercedes y la nombró Patrona.

La batalla de Tucumán fue clave para dar un paso más a la independencia que se lograría el 9 de julio de 1816. Este y Salta fueron los únicos combates de carácter campal que se libraron en el territorio ante los realistas.

Quizás otro hubiese sido el destino del Ejército del Norte y la historia argentina si aquel insecto no se presentaba a dar pelea.

 

Por Yasmin Ali

*Tw: @Yas_Friends

Notas relacionadas