Borrell pide a la comunidad internacional que no haga "la vista gorda" a la violencia en Sudán

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores expresó la "consternación" de la UE por la "dramática escalada de la violencia" en la región de Darfur.

Por Canal26

Domingo 12 de Noviembre de 2023 - 12:24

Mohamed Hamdan Dagalo, líder del RSF. Foto: Reuters Mohamed Hamdan Dagalo, líder de la FAR. Foto: Reuters

El 15 de abril estalló una guerra entre el ejército sudanés y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), tras semanas de creciente tensión entre ambos bandos debido a la transición que se había planteado en Sudán: pasar de un régimen militar a una democracia civil.

En Darfur Occidental, región sudanesa, la FAR tomó la principal base del ejército en la capital del estado, El Geneina. Desde entonces, se denunciaron matanzas por motivos étnicos. Según explica Josep Borrell, representante de la UE, estas "últimas atrocidades" parecen ser parte de una campaña de "limpieza étnica más amplia" llevada a cabo por las fuerzas FAR con el objetivo de erradicar a la comunidad no árabe Masalit de Darfur Occidental.

Sudanesas lloran por la masacre ocurrida en su país. Foto: Reuters Sudanesas lloran por la masacre ocurrida en su país. Foto: Reuters

Debido a esta situación que tiene en vilo a todo el país, Clementine Nkweta-Salami, máxima responsable de ayuda de la ONU en Sudán, contó que alrededor de 25 millones de personas, más de la mitad de la población, necesitan ayuda humanitaria y protección y más de 6 millones huyeron de sus hogares y se encuentran desplazados dentro de Sudán o en países vecinos.

El conflicto en el país africano tiene una naturaleza muy violenta: ya se cargó la vida de 9.000 personas y convirtió a Sudán en el país con más desplazados internos del mundo.

Refugiados escapan de Sudán hacia Chad. Foto: Reuters Refugiados escapan de Sudán hacia Chad. Foto: Reuters

Crisis humanitaria en Sudán. Foto: REUTERS.

Te puede interesar:

Advierten que hay datos concretos de que personas mueren de hambre en Sudán

El comunicado de Borrell

Ante este panorama, Josep Borrell entiende que es necesario que la comunidad internacional interceda en la región y no permita "otro genocidio". Así, lanzó un comunicado en el que señala: "Según informes fidedignos de testigos presenciales, más de mil miembros de la comunidad masalit murieron en Ardamta, Darfur occidental, en poco más de dos días, durante importantes ataques llevados a cabo por las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) y sus milicias afiliadas".

Josep Borrell. Foto: Reuters. Josep Borrell. Foto: Reuters.

Además, aprovechó a recordar a las partes en conflicto que, según el derecho internacional, deben proteger a los civiles en Darfur y en todo Sudán. También expresó que la UE trabaja con la Corte Penal Internacional y otros socios internacionales para documentar las violaciones de derechos humanos.

Notas relacionadas