Asbesto: qué es y por qué su uso se encuentra prohibido en más de 50 países

Decenas de países prohibieron en el uso e importación del asbesto, puesto que se trata de una sustancia que puede ser letal para la salud.

Por Canal26

Viernes 29 de Marzo de 2024 - 11:46

Prohibición el uso de asbesto. Foto: Unsplash. Prohibición el uso de asbesto. Foto: Unsplash.

El asbesto es una sustancia con características aislantes del calor y del ruido, pero que además, posee propiedades que la vuelven cancerígena y dañina para la salud. Por esta razón, su uso se encuentra prohibido en varios países como, por ejemplo, Estados Unidos.

El país norteamericano prohibió definitivamente su uso e importación. Así, los autos y fabricas que se encuentren dentro de su territorio deberán dejar de usarlos. “La ciencia es clara: el asbesto es un carcinógeno conocido que tiene graves impactos en la salud pública“, aseguró el funcionario de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, sus siglas en inglés), Michael Regan.

La prohibición completa del uso de asbesto en los EE. UU fue lograda este mes. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, se estima que esa sustancia causa aproximadamente 40,000 muertes al año en el país.

Fibras de asbesto. Foto: Wikipedia. Fibras de asbesto. Foto: Wikipedia.

Está comprobado que esta sustancia puede provocar enfermedades como cáncer de pulmón, pleura, peritoneo, como también fibrosis de pulmón, alteraciones en la piel y placas pleurales.

Más de 50 países del mundo decidieron prohibir su uso. Muchas patologías producidas por esta sustancia no tienen tratamiento específico.

Subtes, subterráneo, pasajeros, NA Subtes, subterráneo, pasajeros, NA

Océano, mar, agua. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

La clave está en los océanos: un grupo de experto afirmó que cuidarlos puede traer beneficios económicos

El asbesto en Argentina

En Argentina, esta sustancia cancerígena se encuentra prohibida desde 2003. Sin embargo, el asbesto continúa presente en las líneas de Subte que recorren la Ciudad Autónoma, donde más de 80 empleados denunciaron haber sido afectados por este material, mientras que otros tres fallecieron por cáncer.

Según los datos oficiales, en toda la red subterránea se encuentran más de 90 toneladas de asbesto acumuladas, que no solo afectan a los trabajadores del transporte público, sino también a los miles de pasajeros que lo utilizan.

Notas relacionadas