Crisis hídrica extrema: según un nuevo informe afecta a una cuarta parte de la humanidad y va camino a empeorar

El mundo se enfrenta a una "crisis del agua sin precedentes" como consecuencia del aumento de la demanda y la aceleración de la crisis climática.

Por Canal26

Miércoles 16 de Agosto de 2023 - 15:50

El informe constata que 25 países, que representan el 25 % de la población mundial, sufren cada año un estrés hídrico extremadamente alto. Foto Unsplash. El informe constata que 25 países, que representan el 25 % de la población mundial, sufren cada año un estrés hídrico extremadamente alto. Foto Unsplash.

Una de cada cuatro personas en todo el mundo se enfrenta actualmente a un "estrés hídrico extremadamente elevado". Esta es una situación que genera alarma ya que no se ve un panorama favorable a futuro y se prevé que otras 1.000 millones de personas se vean afectados de aquí a 2050, según el Atlas de Riesgos Hídricos del Acueducto del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés). 

Este recurso, que es imprescindible para la vida humana, ha generado diferentes predicciones en todo el mundo: ''Si las guerras del siglo XX se lucharon por el petróleo, las guerras del próximo siglo serán por el agua''. Estas son palabras que se vienen escuchando desde hace tiempo, pero que durante la última década han cobrado más vigencia que nunca.

Ahora bien, como consecuencia del cambio climático la humanidad está atravesando una gran problemática. El estrés hídrico extremadamente alto significa que los países están utilizando casi toda el agua que tienen, al menos el 80 % de su suministro renovable, según el informe, que se publica cada cuatro años.

António Guterres, secretario general de la ONU. Foto: Reuters

Te puede interesar:

The Climate Promise 2025: la ONU presentó su programa para la lucha contra el cambio climático

Los países más afectados

El informe constata que 25 países, que representan el 25 % de la población mundial, sufren cada año un estrés hídrico extremadamente alto, siendo Bahréin, Chipre, Kuwait, el Líbano y Omán los cinco más afectados. Incluso una sequía de corta duración podría poner a estos lugares en riesgo de quedarse sin agua.

"Podría decirse que el agua es el recurso más importante del planeta y, sin embargo, no lo gestionamos de un modo que lo refleje", afirma Samantha Kuzma, responsable de Datos de Aqueduct del Programa de Agua del WRI y autora del informe.

Laguna del parque español de Doñana se seca por la grave sequía. Foto Reuters. Laguna del parque español de Doñana se seca por la grave sequía. Foto Reuters.

Cambio climático. Foto: EFE

Te puede interesar:

Preocupante: la Universidad de Harvard advirtió sobre el impacto del cambio climático al sistema inmunológico

Una crisis sin fin

En todo el mundo, la demanda de agua se ha más que duplicado desde 1960, y el informe prevé que aumente entre un 20 y un 25% más de aquí a 2050. Esto es como consecuencia de una serie de factores, como el crecimiento de la población y la demanda de industrias como la agricultura, junto con políticas insostenibles de uso del agua y la falta de inversión en infraestructuras.

Las zonas más afectadas por esta crisis son Medio Oriente y el norte de África, y el informe predice que toda la población vivirá con un estrés hídrico extremadamente alto a mediados de siglo, lo que afectará al suministro de agua potable, perjudicará a las industrias y podría alimentar conflictos políticos.

El mayor cambio en la demanda de agua se producirá en el África subsahariana, según el estudio, que prevé un aumento del 163 % en la demanda de agua para 2050. 

Por su parte, en Norteamérica y Europa, la demanda de agua se ha estabilizado gracias a la inversión en medidas de eficiencia en el uso del agua. Pero eso no significa que algunas partes de estas regiones no se vean afectadas.

El Niño continuará durante el invierno boreal, según meteorólogos estadounidenses. Foto Reuters. El Niño continuará durante el invierno boreal, según meteorólogos estadounidenses. Foto Reuters.

Según el informe, seis estados de Estados Unidos sufren un estrés hídrico extremadamente elevado. Seis de los siete estados de la cuenca del río Colorado, incluidos Arizona y Nuevo México, se encuentran entre los diez estados con mayor estrés hídrico de EE.UU.

A esto se le suma que el cambio climático no da tregua, causando sequías y olas de calor cada vez más graves y prolongadas, lo que hacen que el suministro de agua sea mucho menos fiable y la falta de agua también hace más difícil que la gente sobreviva a estos fenómenos extremos.

Fenómeno El Niño. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

El paso del Niño a La Niña será abrupto y América Latina debe estar en alerta

¿Es una situación reversible?

Aunque en todo el mundo se está actuando con demora -según el informe-, lugares como Las Vegas y Singapur han sido tomados como ejemplo ya que demostraron que es posible gestionar unos recursos hídricos muy escasos mediante políticas como el tratamiento y la reutilización de aguas residuales y la eliminación de plantas sedientas de agua, según los autores del informe.

Sequía en Uruguay. Foto: Reuters Sequía en Uruguay. Foto: Reuters.

El informe sugiere varias medidas para evitar que el estrés hídrico desemboque en una crisis del agua. Entre ellas figuran medidas basadas en la naturaleza, como preservar y restaurar humedales y bosques; que los agricultores adopten técnicas de riego más eficientes, como el riego por goteo; y que los responsables políticos se centren en fuentes de energía que no dependan tanto del agua, como la solar y la eólica.

Ahora queda esperar para ver si la humanidad es capaz de superar el desafío de gran magnitud al que se está enfrentando y la capacidad de aplicar medidas urgentes para abordarlo.

Notas relacionadas