Estudio revela el impacto del cambio climático en los deportes de invierno

La investigación, publicada en la revista Nature Climate Change, presenta un llamado de atención para los centros de esquí en Europa. Los detalles.

Por Canal26

Martes 5 de Septiembre de 2023 - 17:05

Los deportes de invierno en riesgo por el cambio climático. Foto: Unsplash Los deportes de invierno en riesgo por el cambio climático. Foto: Unsplash

El cambio climático es un hecho y sus consecuencias se hacen sentir en diversas esferas de la vida cotidiana, como es el caso del deporte. Con el aumento de las temperaturas, el turismo de esquí al aire libre podría verse comprometido debido a que la capa de nieve en las zonas montañosas comenzó a reducirse.

Así lo reveló un estudio liderado por Hugues François de la Universidad de Grenoble Alpes, en Grenoble, Francia. El equipo de científicos se ocupó de dar respuesta a un interrogante: ¿Qué pasaría con el calentamiento de 2 grados y 4 grados en el planeta?

Los deportes de invierno en riesgo por el cambio climático. Foto: Unsplash Si aumenta la temperatura muchos centros de esquí podrían desaparecer Foto: Unsplash

El escenario a futuro es desalentador, más para los amantes de este deporte, ya que, si la temperatura aumenta 2 grados, más de la mitad de las pistas de esquí europeas se verían afectadas, dificultando el correcto desarrollo de la actividad. Sin embargo, esto no es todo, ya que, con un incremento de 4 grados de temperatura, la mayoría de los centros tendrían que cesar sus actividades.

Agricultura China. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

La salud del 71% de trabajadores activos del mundo está en riesgo por el cambio climático

Nieve artificial y calentamiento global

La nueva investigación marcó un cambio de rumbo. Quienes llevaron adelante este proyecto hicieron una modelización sobre 2.234 estaciones de esquí europeas, repartidas en 18 zonas donde este deporte es uno de los ingresos principales.

Dadas las condiciones ambientales en las que estamos inmersos, la industria del esquí utiliza, cada vez más, la nieve artificial, la cual requiere de una gran cantidad de agua y energía. Esta alternativa tiene un doble filo: si bien puede mantener viva la industria del deporte, incrementa a pasos agigantados el calentamiento global con su demanda energética.

Los deportes de invierno en riesgo por el cambio climático. Foto: Unsplash La nieve artificial aumenta la huella de carbono. Foto: Unsplash

Produciendo solo un 25% de nieve artificial, la demanda de agua y electricidad se dispara notablemente, multiplicando aún más la huella de carbono.

Tierra; fuego. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Zonas inhabitables: el desalentador pronóstico de la NASA para 2050

¿Cómo se realizó el estudio?

Para hacer el estudio, se analizó el volumen de nieve normal y artificial, en caso de que se haya recurrido a ella, que estuvieron utilizando las estaciones europeas para operar entre 1961 y 1990. Luego de un arduo análisis, el científico Paul Peeters, de Ciencias Aplicadas de la Universidad de Breda, en Países Bajos, explicó: “Alguien que viva en Baviera y que solía esquiar en los cercanos Alpes alemanes podría tener que desplazarse a los Alpes franceses o suizos, lo que provocaría más emisiones adicionales que la producción de nieve”.

“Como grandes zonas esquiables dejarán de serlo, sería problemático que se mantuviera el mismo número de visitas en las zonas de gran altitud y más vulnerables que quedan. Por lo tanto, otra reacción de los esquiadores podría ser dejar de esquiar, lo que aumentaría los riesgos económicos, pero podría aliviar algunos impactos ambientales”, afirmó Peeters.

Los deportes de invierno en riesgo por el cambio climático. Foto: Unsplash El cambio climático podría obligar a quienes viven del turismo a considerar otra alternativa. Foto: Unsplash

El estudio lleva a considerar a ciertos sectores de la sociedad, como es el caso de aquel que vive del turismo durante el invierno, sobre su continuidad. “El mantenimiento parcial de la industria requiere insumos adicionales de energía renovable”, indicó Peeters.

Según los investigadores, se debe comenzar a buscar alternativas económicas para aquellas zonas dependientes de los deportes de invierno, ya que el coste energético e hídrico de mantener las pistas podría ser insostenible

Notas relacionadas