Microplásticos en los alimentos: ¿cuáles son las comidas que los contienen?

Ciertos platos considerados ''saludables'' poseen estas diminutas partículas. ¿Cuáles son sus riesgos para la salud?

Por Canal26

Lunes 29 de Abril de 2024 - 17:20

Embajadores de la UE retiran cientos de microplásticos Embajadores de la UE retiran cientos de microplásticos

Los microplásticos son más peligrosos de lo que se creía. Estas partículas diminutas significan un riesgo para la salud, ya que actúan como portadores de químicos tóxicos. Estos químicos, presentes en diversos productos de consumo cotidiano, pueden atravesar la barrera de la piel e ingresar al torrente sanguíneo, potenciando su peligrosidad.

Ahora bien, lo más alarmante es que los microplásticos se encuentran hasta en nuestra comida. La investigación difundida por CNN, se vuelve cada vez más precisa en sus hallazgos, mostrando que desde las carnes que consumimos hasta los vegetales que consideramos más sanos y naturales, están repletos de estos diminutos contaminantes.

Según un estudio reciente, publicado en Environmental Research, el 90% de las muestras de proteínas animales y vegetales examinadas en EEUU contienen microplásticos. Estos fragmentos de plástico, definidos por su tamaño de menos de 5 milímetros hasta tan solo 1 micrómetro, están presentes en productos tan variados como el pollo, el cerdo, los camarones y alternativas de carne a base de plantas.}

Microplástico. Foto: UnsplashHasta los alimentos menos procesados podrían estar contaminados. Foto: Unsplash.

Los investigadores afirman que hasta los alimentos menos procesados podrían estar contaminados, aunque en menor medida. En ese sentido, cambia todo sobre lo que creíamos que eran alimentos ''limpios'' y buenos para nuestra salud. 

Gatos. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

La tentación de nuestras mascotas: cuáles son las cuatro comidas favoritas de los gatos

Qué son los microplásticos

Los microplásticos y nanoplásticos son fragmentos minúsculos resultantes de la descomposición de plásticos de mayor tamaño. Según explica la prestigiosa Mayo Clinic de EEUU, por su pequeño tamaño es más fácil que sean ingeridos, absorbidos o inhalados, lo que aumenta los riesgos potenciales para la salud.

Un estudio histórico publicado en el New England Journal of Medicine vincula los microplásticos y nanoplásticos encontrados en las placas de los vasos sanguíneos humanos con un posible aumento del riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o muerte.

Estómago artificial. Foto: YouTube @UNAMGlobalTV

Te puede interesar:

Avance esperanzador en México: crean un estómago artificial capaz de digerir alimentos pesados

Contaminación por plásticos de frutas y verduras

Además de estar presentes en una gran cantidad de alimentos, la misma investigación señala que las raíces de las plantas pueden absorber microplásticos del suelo que luego migran hacia los tallos, hojas y frutos.

Batatas y zanahoriasLas zanahorias tienen grandes cantidades de microplásticos. Foto Unsplash.

Productos consumidos a diario y considerados sanos, como las manzanas y las zanahorias, demostraron tener altos niveles de microplásticos, con más de 100.000 partículas por gramo, destacando una contaminación significativa que alcanza incluso a los vegetales menos afectados, como la lechuga.

Naranja. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Los 10 alimentos con más vitamina C que la naranja para combatir la gripe: ¿cuáles son?

Otros alimentos y productos contaminados

Y eso no es todo, sino que la invasión de los microplásticos también se extiende a la sal, el azúcar y las bolsas de té. Por ejemplo, un estudio encontró que la sal de Himalaya contiene la mayor cantidad de microplásticos, seguida por la sal negra y la sal marina.

Por su parte, las bolsitas de té pueden liberar enormes cantidades de plástico. Así lo explican los investigadores de la Universidad McGill de Quebec (Canadá), quienes descubrieron que preparar una sola bolsita de té de plástico liberaba en el agua unos 11.600 millones de microplásticos y 3.100 millones de nanoplásticos.

Legumbres, proteína vegetal. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

Cuál es el alimento que se debe consumir unas 4 veces por semana, según Harvard

Su impacto en la salud humana

Un estudio publicado en el Environment International por investigadores de la Universidad de Birmingham mostró evidencia sobre cómo ciertos aditivos en los microplásticos, específicamente los éteres de difenilo polibromados, pueden penetrar a través de la piel.

El 53 % de las ostras habían ingerido microplásticos. Foto Unsplash. El 53 % de las ostras habían ingerido microplásticos. Foto Unsplash.

“Los microplásticos están en todas partes del ambiente, y aún conocemos relativamente poco sobre los problemas de salud que pueden causar”, afirmó su autor principal, Ovokeroye Abafe.

La investigación utilizó modelos de piel humana en 3D para simular la exposición a microplásticos durante un período de 24 horas, marcando el estudio como la primera evidencia de que los químicos añadidos a los microplásticos pueden ingresar a nuestro cuerpo a través de la piel y el sudor. 

Entre los diferentes compuestos hallados en los plásticos y, por ende, en los microplásticos, se encuentran los retardantes de llama, sustancias PFAS (sustancias per y polifluoroalquiladas), ftalatos, y BPA (bisfenol A), todos vinculados a efectos adversos en la salud como aumento de la presión arterial, enfermedades cardiovasculares, trastornos endocrinos, entre otros.

Ajo, alimento. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Ajo crudo, un ingrediente de la cocina con poderosos beneficios: cuáles son y cómo consumirlo

Algunos consejos para reducir la exposición a los microplásticos

  • Consumir alimentos frescos
  • Evitar consumir alimentos que se hayan guardado en un recipiente de plástico.
  • Comer alimentos almacenados en vidrio, esmalte o papel de aluminio.
  • No usar contenedores de plástico para calentar alimentos en el microondas. En su lugar, calentar los alimentos en la cocina o en el microondas en recipientes de vidrio.
  • Vestir prendas de tejidos naturales y comprar productos de consumo fabricados con materiales naturales.

Notas relacionadas