Estimulación con tonos: ¿dormir beneficia la salud cardiovascular?

Los investigadores emplearon la ecocardiografía (exámenes de ultrasonido cardíaco) para demostrar que el ventrículo izquierdo experimenta una deformación más intensa después de la estimulación nocturna.

Por Canal26

Sábado 21 de Octubre de 2023 - 16:00

Activar el cerebro con ciertos sonidos durante la fase de sueño profundo mejora la función cardíaca. Foto: Unsplash Activar el cerebro con ciertos sonidos durante la fase de sueño profundo mejora la función cardíaca. Foto: Unsplash

Es un hecho, un buen descanso garantiza la buena salud. Durante las horas de sueño, nuestro cerebro se recupera y el organismo se “regenera”. En medio de todos los estudios que se están realizando sobre los beneficios del sueño profundo, una investigación comprobó que la estimulación con tonos breves, conocida como ruido rosa, durante el sueño hace que el corazón (en concreto el ventrículo izquierdo), se contraiga y relaje mejor, lo que permite que el corazón actúe de manera más eficiente.

En primer lugar, es necesario definir la función del ventrículo izquierdo. Su función consiste en suministrar sangre arterial rica en oxígeno a la mayoría de los órganos, extremidades y el cerebro. Cuando el corazón se contrae, este compartimiento bombea sangre. Cabe destacar que, cuanto más poderosa es esta acción, más sangre entra en circulación, aumentando el flujo sanguíneo, lo que tiene un efecto positivo en el sistema cardiovascular.

El cuidado cardiovascular también es bueno para el cerebro. Foto: Unsplash. El ventrículo izquierdo bombea sangre oxigenada a través de la válvula aórtica hacia la aorta. Foto: Unsplash.

“Esperábamos que la estimulación con tonos durante el sueño profundo afectara el sistema cardiovascular. Pero el hecho de que este efecto fuera tan claramente medible después de solo una noche de estimulación nos sorprendió”, explicó la líder del proyecto y experta en sueño Caroline Lustenberger, becaria en el Laboratorio de Control Neural del Movimiento en ETH Zurich.

Sin duda alguna, este nuevo estudio es de vital importancia en lo que respecta al estudio del sueño, ya que es la primera vez que se demuestran que las ondas cerebrales durante el sueño profundo mejoran la función cardíaca.

"Hemos visto claramente que tanto la fuerza de bombeo del corazón como su relajación eran mayores después de las noches con estimulación que durante las noches sin estimulación. Ambos factores son una excelente medida de la función del sistema cardiovascular”, dijo Christian Schmied, especialista de cardiología

Envejecimiento prematuro. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

Los hábitos diarios que favorecen al envejecimiento: uno de ellos te sorprenderá

Cómo se realizó la investigación

Para llegar a los novedosos resultados, los investigadores reclutaron a 18 hombres sanos de entre 30 y 57 años, los cuales pasaron tres noches consecutivas en el laboratorio del sueño. Dos de esas noches fueron estimulados con sonidos, mientras los científicos medían continuamente actividad cerebral, presión arterial y actividad cardíaca.

La técnica 4-7-8 para dormirte en menos de un minuto, según un doctor de Harvard. Foto: Unsplash Mientras las personas descansaban, una computadora reproducía ruido rosa. Foto: Unsplash

Cuando las personas se encontraban durmiendo profundamente, una computadora se encargaba de reproducir una serie de todos muy breves en ciertas frecuencias, llamada ruido rosa. Diez segundos de esos tonos fueron seguidos por 10 segundos de silencio y después se repitió el mismo procedimiento.

“Durante la estimulación, vemos claramente un aumento de las ondas lentas, así como una respuesta del sistema cardiovascular que recuerda a la pulsación cardiovascular”, afirmó la autora principal Stephanie Huwiler.

Este estudio implica un gran avance tanto para los cardiólogos como para los deportistas de alto rendimiento. De acuerdo con los autores, "este tipo de sistema de estimulación del sueño profundo podría permitir mejorar la función cardíaca en el futuro y posiblemente garantizar una recuperación mejor y más rápida después de entrenamientos intensos”.

Mujeres haciendo deporte. Foto Unsplash. Estos hallazgos podrían ser claves para el alto rendimiento. Foto Unsplash.

Además, Lustenberger señaló que el tratamiento de enfermedades cardiovasculares puede mejorarse con este u otros métodos de estimulación similares. Sin embargo, es fundamental investigar primero si los pacientes también pueden beneficiarse de este tipo de método de estimulación del sueño profundo.

Notas relacionadas