Competencia, extinción y cambio climático: tres factores clave para entender la evolución del tamaño de los animales

Una nueva investigación sugiere que los cambios en el tamaño de los animales dependen de tres factores ecológicos clave: la competencia por los recursos entre especie, el riesgo de extinción y la adaptación del cambio climático.

Por Canal26

Viernes 19 de Enero de 2024 - 10:53

Extinción de los dinosaurios. Foto: Unsplash En épocas de menor competencia directa, el tamaño de los animales suele aumentar. Foto: Unsplash.

Una reciente investigación liderada por Shovonlal Roy, modelador de ecosistemas de la Universidad de Reading, desafió la conocida "regla de Cope", la cual sugiere que los animales tienden a crecer y evolucionar en tamaño a través de los años. 

En un pasado lejano, la Tierra estaba dominada por animales gigantes, que incluso podían alcanzar los 15 metros. Sin embargo, en la actualidad, el cocodrilo de agua salada, el reptil más grande en la actualidad, apenas alcanza los 6 metros. Por lo tanto, el investigador se preguntó cómo se produjo este cambio y en qué momento los animales evolucionaron a tamaños más modestos. 

En lugar de creer sólo en la "regla de Cope", Roy y su equipo partieron desde la idea de que el tamaño de los animales, a lo largo del tiempo, depende puramente de la competencia por los recursos disponibles y del riesgo de extinción relacionado con el cambio climático.

Reptil, cocodrilo, animales. Foto: Unsplash La evolución en el tamaño de los animales. Foto: Unsplash.

"Del mismo modo que intentamos adaptarnos al frío o al calor en función del lugar donde vivimos, nuestra investigación demuestra que el tamaño de los animales puede aumentar o disminuir durante largos periodos de tiempo en función del hábitat o el entorno", afirmó el autor de la investigación. 

En su estudio, publicado en la revista Communications Biology, el investigador utilizó modelos computacionales para simular la evolución en diversas condiciones ecológicas y fisiológicas. Al observar con detenimiento, descubrieron tres escenarios distintos que explicarían la evolución del tamaño corporal.

En primer lugar, en épocas de menor competencia directa, los tamaños tienden a aumentar, aunque esto puede hacer a los animales más vulnerables a la extinción, un fenómeno evidente durante la era Jurásica con los dinosaurios gigantes. 

El cambio climático, el factor oculto de la extensión de los dinosaurios. Foto: Unsplash El cambio climático, uno de los factores ocultos de la extensión de los dinosaurios. Foto: Unsplash.

En segundo lugar, evidenciaron que los animales grandes crecen para satisfacer demandas competitivas, pero se extinguen debido a catástrofes ambientales o a la competencia con otras especies. En tercer lugar, en entornos de alta competencia, el tamaño de los animales tiende a reducirse con el tiempo mientras se adaptan a la distribución de recursos y competidores.

Gatos. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

¿Querés ver a tu mascota feliz?: estos son los sonidos que los gatos aman escuchar

El cambio climático reduce el tamaño de los animales

El estudio también ofrece una explicación contemporánea del fenómeno de reducción del tamaño de los animales, observado en los últimos años. Osos polares, aves, anfibios y mamíferos sufrieron una disminución considerable en tamaño, y los científicos sugieren que esto se debe a una rápida adaptación al cambio climático.

Oso polar. Foto: Unsplash Los osos polares, por ejemplo, sufrieron una rápida adaptación al cambio climático. Foto: Unsplash.

La teoría de Christian Bergmann, propuesta en 1847, afirmaba que los animales en climas más fríos tienden a ser más grandes debido a una menor relación superficie-volumen, que retiene mejor el calor. Sin embargo, en la actualidad, con el calentamiento del planeta, la selección natural favorece a animales más pequeños, especialmente en regiones con aumentos de temperatura más pronunciados, como los osos polares en el Ártico.

Edward Cope, paleontólogo del siglo XIX, observó que los primeros antepasados de los caballos tenían el tamaño de un perro, pero, con el tiempo, crecieron. Con una excepción: los reptiles pasaron del tamaño de dinosaurios gigantes a lagartos y gorriones más pequeños que una mano.

"Los cambios en los factores ecológicos ayudan a explicar por qué los registros fósiles muestran mezclas tan confusas de patrones de evolución del tamaño, con algunos linajes encogiéndose con el tiempo y otros creciendo", concluyó Roy.

Notas relacionadas