Instituto Antártico Argentino, una pieza clave en la investigación argentina de la región

Desde que trascendió que Moscú encontró petróleo en la zona, se encendieron todas las alarmas de la disputa territorial y se recuerda la importancia del Instituto Antártico Argentino.

Por Canal26

Miércoles 15 de Mayo de 2024 - 12:30

Glaciar de la Antártida. Foto: Unsplash Glaciar de la Antártida. Foto: Unsplash

Desde que se conoció que Rusia descubrió uno de los pozos de petróleo más grandes del mundo en la Antártida, la controversia por la disputa territorial volvió a encabezar la agenda. Argentina mantuvo a lo largo de los años el reclamo por la soberanía de la región, e incluso instaló bases allí con el objetivo de investigar el territorio. 

Antártida uruguaya. Foto: EFE.

Te puede interesar:

Por el cambio climático, el hielo en la Antártida se reduce cuatro veces más rápido de lo normal

El Instituto Antártico Argentino

En 1951 se creó el Instituto Antártico Argentino, que resultó pionero en la investigación del área, ya que se juntó el estudio científico y técnico para conocer más de la zona. Incluso su creación es previa al Tratado Antártico y en la actualidad se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Relaciones Exteriores e incluso 

Este instituto resulta desde la necesidad de contar con un ente especializado que ejecute investigaciones y distintos análisis acerca de las actividades argentinas en la Antártida. Además, el organismo es representante ante el Comité Científico para la Investigación de la Antártida y es integrante activo del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología del Estado Argentino.

Antártida. Foto:EFE Antártida. Foto:EFE

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

EEUU reafirmó su política de protección en la Antártida y advirtió que ampliará su flota de rompehielos

Historia de la Antártida

Durante el siglo XIX, el presidente argentino Julio Argentino Roca instaló allí una estación meteorológica conocida hoy como Base Orcadas, que es administrada por la Armada Argentina. Esta es un centro de investigación científica y ambiental en la actualidad y se ubica en las Islas Orcadas del Sur. Además, Roca implementó una oficina de correo en el continente blanco.

En este marco, Argentina no desarrolla solo la investigación en la Antártida, sino también actividades económicas como la pesca, el turismo y la bioprospección genética. Al ser una zona rica en agua dulce, que despierta el interés mundial, se convirtió en una gran fuente de explotación pesquera, siendo las especies captadas más importantes el Krill, la austromerluza negra, la austromerluza antártica y el draco rayado.

A lo largo del tiempo, Argentina estableció trece bases en ese territorio manifestando así su compromiso con el lugar. La ocupación efectiva de la zona ocurrió en 1904 cuando se reconoció a la Antártida como parte de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, según la ley nacional.

Sin embargo, desde la Guerra Fría, Estados Unidos y el Reino Unido intentaron disputar este terreno. Hacia 1959 se firmó el Tratado Antártico que estableció un marco legal para administrar el continente blanco, instando a la cooperación internacional en la región, pero que también intenta limitar la zona en la contienda que mantiene Argentina con Chile y Gran Bretaña.

Imagen satelital del iceberg más grande del mundo visto en la Antártida. Foto: Reuters. Imagen satelital del iceberg más grande del mundo visto en la Antártida. Foto: Reuters.

Como bien se sabe, Reino Unido ocupa -violando todos los tratados internacionales- las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, para utilizarla como parte de sus enclaves coloniales de dominación geopolítica, militar y económica. Esta situación ocurre mientras Argentina desguaza desde la década del 70 todos los recursos destinados a defender la zona, como la presencia de una flota marítima mercante y militar a la altura de las circunstancias.

Por otra parte, existen disputas territoriales con Chile, especialmente con el Canal de Beagle. En el Tratado de Paz y Amistad de 1984 se intentó evitar un conflicto militar directo con el país limítrofe, aunque es una cuestión que siempre vuelve a salir a la luz. En este sentido, Kast, el perdedor de las últimas elecciones chilenas, está abiertamente a favor de expandir su territorio nacional hacia zonas de Argentina.

Gabriel Boric, presidente de Chile. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Chile: Gabriel Boric advirtió que se opondrá "firmemente" a una explotación petrolera en la Antártida

¿Qué fue el tratado antártico de 1959?

El Tratado Antártico, firmado el 1 de diciembre de 1959 en Washington D.C., es un acuerdo internacional que establece un marco legal para regular las actividades en la Antártida y promover la cooperación científica y pacífica en la región. Este tratado fue el resultado de esfuerzos diplomáticos liderados por doce países, incluidos Estados Unidos, la Unión Soviética, el Reino Unido y Argentina, entre otros.

Este acuerdo consta de 14 artículos que abordan diversos aspectos relacionados con la gestión del territorio. Uno de los puntos clave del tratado es su disposición de congelar las reclamaciones territoriales en la región, estableciendo que ninguna actividad militar será permitida en el continente, y que las investigaciones científicas serán promovidas y facilitadas. Asimismo, prohíbe la realización de explosiones nucleares y el depósito de desechos nucleares en la región.

Antártida. Foto:EFE Antártida. Foto: EFE

En este marco, el Tratado Antártico establece un régimen especial para regular las actividades económicas en la región. Se prohíbe cualquier tipo de actividad relacionada con la explotación de los recursos naturales de la Antártida, como la pesca comercial o la minería, hasta que se alcance un acuerdo internacional para regular estas acciones.

Una de las disposiciones más importantes del Tratado Antártico es su régimen de consultas, que establece que los países firmantes se reunirán regularmente para discutir asuntos relacionados con la gestión de la Antártida y tomar decisiones por consenso. Desde su entrada en vigor en 1961, el pacto fue firmado por un total de 54 países.

Luego de 1972, se creó la Convención para la Conservación de las Focas Antárticas. En 1980 también se inventó la Convención de los Recursos Vivos Marinos Antárticos. Por otra parte, en 1991 se puso en pie el Protocolo sobre la Protección del Medio Ambiente y en 2004 el Acuerdo de Sede para la Secretaría del Tratado Antártico. Además, se crearon varios organismos que declaran a la zona como protegida, prohibiendo actividades que la puedan dañar.

Petróleo en la Antártida. Foto: NA

Te puede interesar:

Cómo es la reserva de petróleo que encontró Rusia en la Antártida y qué dice el tratado que impide la explotación

Antecedentes en la Antártida

Argentina afirmó ante el Comité de Límites de la Organización de las Naciones Unidas su carácter bicontinental, a partir de la ley 26.651 y el antecedente del decreto 8944/46. Los antecedentes de soberanía del país sobre el continente blanco se remontan a las concesiones de caza de focas en 1818 por parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

En 1829, se creó a partir de un decreto nacional la Comandancia Político Militar de las Islas Malvinas, que buscaba proteger a la fauna en las islas adyacentes al Cabo de Hornos, o sea las islas antárticas. En este sentido, en 1879 se creó el Instituto Geográfico Argentino que pone de relieve a la Antártida como una prioridad de la exploración argentina.

Encontrá más vídeos

Para 1880, el entonces presidente Julio Argentino Roca respaldó una expedición austral científico polar. A mediados de noviembre de 1901 comenzó la instalación del faro y después de una expedición comenzó la primera migración de seres humanos en la Antártida que se instalaron por un año en 1902. Pero fue recién en 1904 cuando la residencia argentina en el continente blanco empezó a hacerse permanente. 

Base Esperanza, La Antártida. Foto Twitter @RosauraAudi.

Te puede interesar:

Petróleo en la Antártida: ¿por qué está prohibida su explotación comercial?

Marco legal de la Antártida

Dentro de las jurisdicciones internas existe:

  • El decreto 61.852/40 creó la Comisión Nacional del Antártico, en el ámbito del Ministerio de Relaciones Exteriores e integrada por el Servicio Meteorológico y la Marina.
  • El decreto 8507/46 amplió la Comisión a especialistas en materia científica, económica y militar y los demás ministerios.
  • El decreto 7338/51 creó el Instituto Antártico Argentino y la ley 18513 de 1969 dio origen a la Dirección Nacional del Antártico, en el ámbito del Ministerio de Defensa.
  • Con el comienzo del Sistema del Tratado Antártico, el decreto 2316/90 determinó la Política Antártica Nacional, para afianzar la integración regional y la soberanía.
  • A partir del decreto 207/03 es el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas el responsable primario de la planificación, dirección y ejecución de la actividad logística antártica. Esto se realiza por medio del Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR), cuyas partes que lo componen son la Dirección de Asuntos Antárticos de la Fuerza Aérea Argentina, la Dirección Antártica del Ejército Argentino y el Comando Naval Antártico de la Armada Argentina, y su regulación puede verse en el decreto 368/18.

Este último actúa en conjunto con Chile, por un convenio vigente desde 1998 en el que se formó una Patrulla Antártica Naval Combinada. En la Antártida actúan el Rompehielo “Almirante Irizar”, el Transporte “Canal Beagle”, el Aviso “Bahía Agradable”, helicópteros Bell 212, Super Puma, el avión Hércules C-130 y el avión Twin Otter. Además, en 2021 se anunció desde el Ministerio de Defensa que Astillero Tandanor comenzaría la construcción de un buque polar.

Notas relacionadas