¿Se puede controlar la glucemia y la diabetes con ayuno intermitente?

Esta opción alimenticia es duramente criticada por cantidad de expertos de la salud y la nutrición. Una investigación que tuvo lugar en el Congreso de Endocrinología 2023 en EE.UU. muestra una nueva faceta.

Por Canal26

Sábado 1 de Julio de 2023 - 16:42

Alimentos. Foto: Unsplash Alimentos. Foto: Unsplash

Para el ayuno intermitente lo más importante no es qué comer, sino cuándo hacerlo. Ese estilo alimentario que busca el bienestar, muy elegido para hacer dietas para bajar de peso, es el centro de las críticas de los expertos.

Se trata de un patrón en las comidas que intercala los períodos en los que comemos. Independientemente de que existen varias formas de llevarlo a cabo, los médicos se oponen explicando que este método no es recomendable para ningún tipo de persona.

El ayuno intermitente no sólo se dice que sirve para bajar de peso. Según la investigación llevada a cabo en Estados Unidos, los científicos afirman que esta técnica podría ayudar a personas con glucemia en sangre. Los resultados arrojaron que consumir más calorías en una etapa temprana del día puede ser un modo de combatir el aumento de peso, controlar mejor la cantidad de azúcar en sangre y disminuir el tiempo que circula por el organismo para prolongar los niveles normales por más tiempo.

“Nuestra investigación muestra que solo una semana de seguir esta estrategia de dieta reduce las fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre y también hace lo propio con el tiempo en que el azúcar se eleva por encima de los niveles normales”, detalló Joanne Bruno, becaria de endocrinología en el Centro Médico NYU Langone Health en Nueva York y primera autora del estudio, tras presentar los hallazgos en la ENDO 2023.

El tipo de alimentación en debate implica poner un freno al consumo de calorías por las primeras 6 u 8 horas del día. En estudios previos al que presentó Bruno, se llegó a la conclusión de que el ayuno intermitente es capaz de mejorar la salud cardiometabólica y los niveles de azúcar en sangre. Para comprobar sus beneficios, la becaria de endocrinología y su equipo llevaron a cabo un "estudio de alimentación supervisado cruzado isocalórico aleatorio" de siete días entre 10 participantes que padecen prediabetes y obesidad.

Durante la duración del estudio el peso de los pacientes se mantuvo igual, pero el ayuno intermitente provocó una disminución de la amplitud media de la excursión glucémica (MAGE) y una caída del tiempo por encima del promedio, teniendo en cuenta la alimentación habitual de cada uno.

“El estudio sugiere que la alimentación temprana con restricción de plazos puede ser una estrategia útil para las personas con prediabetes u obesidad para mantener sus niveles de azúcar en la sangre en un rango normal y evitar que progresen a la diabetes tipo 2″, agregó Bruno.

“Se trata de un estudio pequeño, con muy poco tiempo de seguimiento, que no permite sacar conclusiones sólidas”, explicó también el médico clínico del departamento de Medicina Interna del Hospital de Clínicas José de San Martín, Ramiro Heredia. También aseguró que este hallazgo ahora abre la posibilidad a que pueda ser estudiado en más pacientes, por más tiempo, para afirmar o refutar los resultados.

Frutas y verduras, dietas Frutas y verduras, dietas.

Longevidad. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

La importancia del equilibrio emocional: un estudio reveló que mitigar el estrés podría aumentar la longevidad

Qué tener en cuenta sobre el ayuno intermitente

Heredia explicó con sus palabras qué es el ayuno intermitente y los riesgos que puede traer: “Los cambios en el estilo de vida son la piedra angular para el descenso de peso y su mantenimiento posterior. La restricción de las calorías totales diarias es una estrategia necesaria y probada en los pacientes con sobrepeso u obesidad. Muchas personas y profesionales aplican, para bajar de peso, dietas con ayuno intermitente (time-restricted eating, restricción del tiempo de ingesta). En estas, el tiempo del día en que la persona puede comer, es limitado”.

“Típicamente se puede comer durante una ventana de 8-12 horas del día, y se mantiene ayuno durante las 12 a 16 horas restantes. Ayuno se refiere a no ingerir ninguna caloría (se puede tomar líquidos sin contenido energético). Esta estrategia ganó adeptos porque es fácil de seguir, lo que aumenta la adherencia. La restricción de la ventana de tiempo de ingesta mantiene el ritmo circadiano y mejora el metabolismo, al prolongar el ayuno diario, que activa las vías celulares que están implicadas en los beneficios de la restricción calórica”, continuó.

"Es una manera moderna de lo que siempre se conoció como saltear comidas", explicó en esa oportunidad el reconocido doctor Alberto Cormillot, siendo que lo único que posterga el ayuno intermitente es "la próxima comida".

En la misma línea prosiguió con su argumento, “Sencillamente no funciona porque las personas cuando van a hacer un día de ayuno o medio día hacen una comida preventiva, es decir que comen menos antes y después comen más para compensar todo lo que no comieron. Además, se ha comprobado desde el punto de vista científico la conveniencia de comer repartido durante el día, por lo menos cuatro veces”.

“Es decir que si la persona va a comer más ya sea en el día o en el día anterior o en el día posterior, el ayuno intermitente es posible que no le sirva. Pero si va a comer menor cantidad, es posible que le ayude y puede llegar a ser una buena alimentación si, además, consume los distintos grupos de alimentos, como son las frutas, verduras, las proteínas e, incluso, consume los frutos secos. O sea, el ayuno intermitente no excluye que uno tenga que hacer una buena calidad de comida. El tema es si uno lo puede seguir o no”, finalizó el especialista en obesidad que desde el inicio de su carrera promueve la alimentación saludable entre los argentinos.

Alimentos. Foto: Unsplash Alimentos. Foto: Unsplash.

Hacer la cama, orden, limpieza, mañana, despertarse. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

Arrancar el día renovado: simples hábitos que ayudan a completar los objetivos

El mito de hacer ayuno intermitente para bajar de peso

Durante enero de este año el Journal of the American Heart Association, divulgó un estudio en el que se descubrió que el ayuno intermitente no ayuda a perder peso y que la forma más eficaz de perder kilos es reduciendo las calorías, no postergando las comidas.

“Nuestros hallazgos no respaldaron el uso de una alimentación restringida en el tiempo como una estrategia para la pérdida de peso a largo plazo en una población médica general”, declararon los investigadores con la intención de derribar este mito con hechos reales, basados en el estudio que involucró a 550 adultos en Maryland y Pensilvania, con un registro de su peso y hábitos alimenticios una semana al mes por un período de 6 meses.

Comer a una hora determinada no produce ningún cambio por arte de magia, aunque no significa que sea un concepto inválido. Así lo expresó Krista Varady, investigadora en nutrición que estudia el ayuno intermitente desde la Universidad de Illinois, en Chicago, luego de ser consultada por la revista Time sobre el resultado del estudio publicado en el Journal of the American Heart Association.

La única razón por la que no se debería atacar tanto a este método, es porque a las personas que necesitan perder peso les resulta más sencillo sostener este tipo de planes de alimentación a uno que requiera contar calorías. Sugirió Varady.

Notas relacionadas