Estudio revela que cuatro afecciones intestinales pueden ser señales tempranas de Parkinson

Ciertas enfermedades presentes en el aparato digestivo pueden advertir de la enfermedad neurodegenerativa años antes de sus primeros síntomas.

Por Canal26

Viernes 25 de Agosto de 2023 - 16:08

Salud - relación entre apéndice y parkinson Afecciones intestinales pueden advertir de la patología años antes de sus primeros síntomas.

El estreñimiento, la disfagia (dificultad para tragar) o el síndrome de intestino irritable (SII) suelen ser tomados como padecimientos desde un punto de vista funcional. Ahora, estos y otros problemas intestinales pueden ser señales de alerta del Parkinson antes de que aparezcan sus primeros signos.

Un estudio publicado este viernes en la revista científica Gut, analizó los datos de miles de pacientes de una red nacional de registros médicos de Estados Unidos (TriNetX) y llegó a la conclusión a de que ciertas afecciones intestinales pueden ser señales tempranas de advertencia de la enfermedad neurodegenerativa.

Las 24.624 personas que participaron del experimento habían sido diagnosticadas de Parkinson de causa desconocida y fueron comparadas con aquellas que habían sido diagnosticadas con otras afecciones neurológicas, como el Alzheimer (19.046) o enfermedad cerebrovascular (23.942); o con ninguna de ellas (24.624, grupo de comparación).

Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal - salud Afecciones intestinales pueden advertir de la patología años antes de sus primeros síntomas. Foto: Unsplash.

Gerardo Romano. Foto: NA.

Te puede interesar:

"El temblequeo era parte de la realidad": Gerardo Romano contó cómo se dio cuenta que tenía Parkinson

El estudio

Los científicos emparejaron los datos de los pacientes que padecían Parkinson con personas en los otros grupos por edad, sexo, raza, etnia y antigüedad del diagnóstico, con el fin de comparar la frecuencia de las afecciones intestinales incluidas en el registro durante una media de seis años antes de su diagnóstico.

Después, los investigadores probaron la misma hipótesis, pero de una manera diferente: dividieron a todos los adultos de la red que habían sido diagnosticados con cualquiera de las 18 afecciones intestinales en grupos separados y los emparejaron con personas sin la afección intestinal en particular y monitoreadas a través de sus registros médicos durante cinco años para ver cuántos de ellos desarrollaron Parkinson u otros trastornos neurológicos.

Gerardo Romano. Foto: NA.

Te puede interesar:

Gerardo Romano reveló que tiene Parkinson

Las cuatro afecciones principales

Los resultados del análisis arrojaron que cuatro afecciones intestinales estaban asociadas con un mayor riesgo de diagnóstico de Parkinson. Por un lado, la gastroparesia (retraso en el vaciado del estómago), la disfagia y el estreñimiento se asociaron con más del doble de riesgo de la enfermedad en los cinco años anteriores al diagnóstico, mientras que el SII sin diarrea se asoció con un 17% más de riesgo. 

Ni la enfermedad inflamatoria intestinal ni la vagotomía (extirpación total o parcial del nervio vago para tratar la úlcera péptica) se asociaron a un mayor riesgo. Además, la investigación descubrió que la extirpación del apéndice parecía ser protectora, lo que suscita preguntas sobre su potencial en los procesos de la enfermedad que conducen a la patología.

Intestino, salud, medicina, médicos Intestin. Foto: Unsplash.

Indio Solari. Foto: Instagram.

Te puede interesar:

Indio Solari se sinceró sobre su lucha contra el Parkinson: "Estoy como el cul..."

Conclusiones

Al ser un estudio observacional, no puede establecer la causa. Los investigadores destacan varias limitaciones de sus hallazgos, como un periodo de seguimiento relativamente corto y que la información recogida en los historiales médicos electrónicos podría haber sido incompleta. 

No obstante, concluyen que "es el primero en establecer evidencia observacional sustancial de que el diagnóstico clínico no solo del estreñimiento, sino también de la disfagia, la gastroparesia y el síndrome del intestino irritable sin diarrea podría predecir específicamente el desarrollo de la enfermedad de Parkinson".

Asimismo, apuntan a que "estos hallazgos justifican la alerta por síndromes gastrointestinales en pacientes con mayor riesgo de enfermedad de Parkinson y subrayan la necesidad de investigar más los precedentes gastrointestinales en la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad cerebrovascular".

Por su parte, la directora asociada de Investigación de Parkinson's UK, Clare Bale, que no participó en este análisis, destacó: "Comprender cómo y por qué los problemas intestinales aparecen en las etapas tempranas de la enfermedad de Parkinson podría abrir oportunidades para la detección temprana y enfoques de tratamiento que se centren en el intestino para mejorar los síntomas e incluso frenar o detener la progresión de la condición". 

Notas relacionadas