Trabajar de noche: ¿cómo debe ser la siesta ideal para evitar la somnolencia?

Un estudio encontró la estrategia ideal para dormir, la cual podría contribuir a contrarrestar el sueño y la fatiga.

Por Canal26

Viernes 29 de Septiembre de 2023 - 17:21

Siesta. Foto: Unsplash Siesta. Foto: Unsplash

Dormir es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo humano. El sueño le permite al cuerpo revitalizarse, renovarse y reponerse. Si bien los expertos recomiendan descansar al menos 7 horas, para muchas personas cerrar los ojos se vuelve una misión casi imposible, en especial en los casos de quienes tienen bebés o trabajan por la noche.

Este problema que afecta a miles de personas parece tener solución. Científicos realizaron un trabajo en el que se analizaron datos de estudios sobre siestas nocturnas que se habían realizado años anteriores y observaron que, programar dos sesiones de siesta, una de 90 minutos y otra de 30, es la mejor opción para aquellas personas que deben pasar la noche despiertas.

Dormir la siesta. Foto: Unsplash Dormir la siesta. Foto: Unsplash

“Una siesta de 90 minutos para mantener el rendimiento a largo plazo y una siesta de 30 minutos para mantener niveles más bajos de fatiga y reacciones rápidas, como combinación estratégica de siestas, pueden ser valiosas para la eficiencia y la seguridad en el trabajo temprano en la mañana”, afirmó Sanae Oriyama, profesora de ciencias de enfermería en la Escuela de Graduados en Ciencias Biomédicas y de la Salud de la Universidad de Hiroshima

Dormir. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Respiración bucal: ¿cuáles son las consecuencias de dormir con la boca abierta?

¿Cómo se llegó a la conclusión?

Muchas personas se ven obligadas a trabajar por turnos, como es el caso de los trabajadores que se encargan de solucionar emergencias o de prestar atención sanitaria, lo que suele tener un efecto negativo sobre la salud física y psicológica. Nuestro reloj biológico hace que durante el día estemos activos, y que cuando el cielo oscurece, estemos más predispuestos a dormir. Por este motivo, quienes trabajan durante la noche tienen más probabilidades de cometer accidentes.

Fue así como Oriyama comenzó a preguntarse cuál era el mejor horario para dormir una siesta y combatir la somnolencia y la disminución de la función cognitiva durante las extensas jornadas laborales. Para sacar sus conclusiones realizó un estudio para comparar el estado de alerta y rendimiento cognitivo después de dormir durante un turno simulado de 4 de la tarde a 9 de la mañana.

En Japón, hacer "inemuri" (dormir una siesta) en el trabajo se ve como el resultado del agotamiento, algo bien visto por los empleadores. Foto: Unsplash. Los trabajadores nocturnos deben dormir dos siestas. Foto: Unsplash.

Se descubrió que aquellos que tomaban una sola siesta de 120 minutos que terminaban a la medianoche, experimentaban peor somnolencia a las 4 de la madrugada. Por su parte, quienes programaron dos siestas pudieron paliar las consecuencias hasta las 6 de la mañana.

Dormir. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

¿Problemas para dormir?: los 8 suplementos naturales que te ayudarán a descansar mejor

Otro de los estudios

En un nuevo estudio realizado sobre esta cuestión que afecta a cientos de personas, participaron 41 mujeres de 20 años que fueron invitadas a un laboratorio insonorizado y sin ventanas para una simulación de un turno noche de 16 horas. Se midió la temperatura, los niveles de somnolencia y fatiga, la frecuencia cardíaca y la presión arterial de cada participante.

Durante la hora de la siesta se trasladaron a una habitación vecina donde se les permitió oscurecer la luz según sus preferencias y se midieron los parámetros de sueño. Aquellas personas que tardaron más en conciliar el sueño durante la sesión de siesta de 90 minutos obtuvieron peores resultados en la prueba Uchida-Kraepelin (UKT), un examen destinado a medir la velocidad y la precisión en la realización de una tarea.

Insomnio. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Adiós insomnio: cinco trucos para dormir que recomienda la ciencia

Conclusiones

Son necesarios 90 minutos para completar un ciclo de sueño completo, por lo que despertarse antes podría intensificar la inercia del sueño, el aturdimiento y la desorientación. Por su parte, si el tiempo total de sueño se prolonga, la fatiga y la somnolencia también podrían aumentar.

Dormir la siesta. Foto: Unsplash Dormir la siesta. Foto: Unsplash

Además, el momento de la siesta es un factor clave. Cuanto más tarde la tomemos, más potente será para defendernos de la somnolencia y el agotamiento. De igual modo, retrasarlo demasiado podría ser igual de negativo.

“Los resultados de este estudio se pueden aplicar no sólo a los trabajadores del turno noche, sino también para minimizar la fatiga de sueño en las madres que crían a sus hijos”, concluyó Oriyama.

Notas relacionadas