La contaminación lumínica de las ciudades afecta de formas impensadas a la salud humana

La falta de conciencia sobre este problema llevó a que la contaminación lumínica sea subestimada, a pesar de su impacto en la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo.

Por Canal26

Miércoles 17 de Abril de 2024 - 11:40

Contaminación lumínica. Foto: Unsplash. Contaminación lumínica. Foto: Unsplash.

En un mundo cada vez más iluminado, donde la noche pierde su oscuridad natural ante el resplandor artificial de las grandes ciudades, se esconde un problema de salud pública que rara vez recibe la atención que merece: la contaminación lumínica.

Este fenómeno, caracterizado por el exceso de luces artificiales que difuminan el cielo nocturno, no solo obstaculiza la visión de las estrellas, sino que también afecta a la salud de maneras sutiles pero significativas, con un gran impacto a largo plazo.

Según el informe, la contaminación lumínica aumenta un 10% cada año a nivel mundial. Foto: Pixabay. Según el informe, la contaminación lumínica aumenta un 10% cada año a nivel mundial. Foto: Pixabay.

La exposición constante a la luz artificial, especialmente durante la noche, interfiere con los ritmos biológicos al suprimir la producción de melatonina, la hormona del sueño. Esta alteración puede tener consecuencias graves, desde trastornos del sueño hasta un mayor riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y el cáncer.

Encontrá más vídeos

Galletitas. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Alerta por contaminación: las autoridades piden que se retiren estas famosas galletitas de los supermercados

Las claves para reducir la contaminación lumínica

La falta de conciencia sobre este problema llevó a que la contaminación lumínica sea subestimada, a pesar de su impacto en la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo. Para abordar este desafío, es importante adoptar medidas tanto a nivel individual como colectivo

A nivel personal, se pueden tomar medidas para reducir los efectos de la luz artificial en nuestra salud. Por ejemplo:

  • Apagar todas las luces para dormir.
  • Dejar de usar dispositivos electrónicos entre 30 y 60 minutos antes de dormir: la luz azul altera los ritmos circadianos profundamente.
  • Utilizar cortinas correctas o máscara de dormir: un buen sistema de cortinas permitirá que la luz externa no afecte el dormir.

Contaminación lumínica. Foto: Unsplash Contaminación lumínica. Foto: Unsplash.

Para un nivel colectivo, la organización Dark Sky International propuso un enfoque integral para combatir la contaminación lumínica, con 5 principios para exigir una correcta iluminación en las calles, que no afecte al ambiente. Estas son:

  1. Utilidad: cada fuente de luz debe tener un propósito claro y justificado.

  2. Direccionalidad: las luces deben estar dirigidas específicamente hacia su objetivo, evitando la dispersión innecesaria.

  3. Bajo nivel de luminosidad: se deben utilizar luces con la menor intensidad posible para evitar el deslumbramiento y el exceso de brillo.

  4. Control: el uso de sensores de movimiento y temporizadores puede ayudar a regular el encendido y apagado de las luces según sea necesario.

  5. Temperatura de color adecuada: se recomienda utilizar luces cálidas en lugar de luces frías o azules, ya que estas últimas contribuyen más a la contaminación lumínica y afectan negativamente a la fauna nocturna.

Al adoptar estas medidas tanto a nivel personal como comunitario, cada uno puede contribuir significativamente a reducir la contaminación lumínica, proteger la salud en general y, uno de los más importantes, preservar el medio ambiente.

Notas relacionadas