ChatGPT: cómo evitar las nuevas estafas que utilizan a las IA como aliadas

Con el crecimiento de las Inteligencias Artificiales, los ciberdelincuentes tomaron muchas herramientas que estas implementan para hacer que crezca el nivel de realismo en los ciberdelitos.

Por Canal26

Martes 13 de Febrero de 2024 - 17:46

Hackers. Foto: Freepik. Hackers. Foto: Freepik.

Actualmente, con la tecnología instalada en la vida de las personas, la ciberseguridad se ha convertido en una preocupación primordial para los usuarios  que usan herramientas ligadas a la Inteligencia Artificial. La popularidad de ChatGPT ha ido en aumento debido a su capacidad para producir contenido que imita, en muchos casos a la perfecciona, lo hecho por el ser humano.

Sin embargo, esta ayuda al talento humano no está alejada de algunos riesgos. A pesar de tener múltiples medidas de seguridad para proteger la privacidad y seguridad de sus usuarios, existen amenazas como el phishing, el malware, entre otras, las cuales obligan a que los usuarios practiquen una revisión digital adecuada y estén informados sobre cómo pueden ser mal utilizadas estas innovadoras herramientas.

Hackers, tecnología. Foto: Reuters Hackers, tecnología. Foto: Reuters

Lluvia, tormenta, agua. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Desde cine en casa hasta museos virtuales: las mejores actividades para los días lluviosos, según ChatGPT

Delitos informáticos que tienen como protagonista a ChatGPT

El avance de varias técnicas de ciberdelincuencia como el phishing, el desarrollo de malware y el catfishing, sumadas a las recientes violaciones de robo de datos, han generado una creciente preocupación sobre la seguridad en línea.

Estos ataques no sólo ponen en peligro la privacidad de los individuos, sino que también ofrecen a los delincuentes nuevas herramientas para perpetrar fraudes y estafas electrónicas. Según la empresa experta en ciberseguridad Norton, estos son los delitos más recurrentes en el ciberespacio:

  • Filtraciones de datos: en estos casos la información privada y confidencial se ve expuesta sin autorización, y esto abre la puerta a posibles robos de identidad. Podría ocurrir incluso con datos proporcionados en conversaciones  seguras, como las mantenidas a través de inteligencias artificiales conversacionales.


    Hackers. Foto: Unsplash. Hackers. Foto: Unsplash. 

  • Phishing: en el phishing se aprovecha la capacidad de algunas IA para crear comunicaciones engañosas de forma muy realista. Estas tácticas no se limitan a correos electrónicos tradicionales, sino que también suman métodos más elaborados que simulan ser fuentes confiables de información, así poder engañar a los usuarios para que revelen datos sensibles.
  • Malware: esta sigue siendo una de las herramientas más populares entre los ciberdelincuentes, quienes ahora suman ChatGPT como aliado para escribir o mejorar un código malicioso. A pesar de las medidas de seguridad implementadas por los desarrolladores de IA para prevenir estos abusos, han ocurrido situaciones en las que estas barreras fueron superadas.

  • Catfishing:  implica la creación de identidades falsas en redes sociales o en aplicaciones de citas. Este delito se ha vuelto más convincente con el uso de inteligencia artificial para generar diálogos creíbles, dificultando aún más la distinción entre interacciones auténticas y artificiales.

    Los hackers envían masivamente contenido malicioso, por lo que cualquiera puede estar expuesto a una estafa. Fuente: Unsplash. Los hackers envían masivamente contenido malicioso, por lo que cualquiera puede estar expuesto a una estafa. Fuente: Unsplash. 
ChatGPT. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Adiós al inicio de sesión: ChatGPT implementó un importante cambio para atraer más usuarios

¿Cómo protegerse de estas estafas?

Todas estas acciones delictivas no solo marcan los avances de los ciberdelincuentes para aprovechar las nuevas tecnologías, sino también la importancia de una buena vigilancia y educación sobre las mejores prácticas de seguridad en línea para evitar caer en estas trampas digitales.

Una parte primordial es revisar las políticas de privacidad de las herramientas que se utilizan, como OpenAI, propietaria de ChatGPT, junto con entender, por lo menos de forma básica, cómo se procesan y protegen los datos personales proporciona una visión clara del nivel de seguridad y los derechos de los usuarios sobre su información.

Además, es importante el uso de cuentas anónimas durante la interacción con estas IA. Esta medida podría ofrecer una capa extra de privacidad, aunque se debe considerar que el registro puede requerir la verificación mediante un número de teléfono.

Ciberataque, hackers Ciberataque, hackers

La creación y gestión de contraseñas robustas y únicas es otra estrategia. La adopción de buenas prácticas en la configuración de contraseñas, como la renovación periódica de las mismas, contribuye a una mayor seguridad de las cuentas de usuario.

Es de igual relevancia que las personas se mantengan informadas sobre las últimas tendencias y amenazas en seguridad de inteligencia artificial y las estafas en línea. El conocimiento actualizado sirve para prevenir posibles riesgos y asegurar una experiencia digital segura.

 

Notas relacionadas