Según el fiscal Smith, Trump mandó "enfurecidos" a Proud Boys al Capitolio en enero de 2021

La acusación profundiza el vínculo directo entre Trump y el asalto al Capitolio y está reflejada en un expediente presentado este martes por Smith y sus ayudantes.

Por Canal26

Martes 5 de Diciembre de 2023 - 18:56

Toma del Capitolio. Foto: EFE Toma del Capitolio. Foto: EFE

El fiscal especial que investiga a Donald Trump, Jack Smith, acusó al expresidente de enviar a integrantes del grupo extremista Proud Boys y otros partidarios "enfurecidos" al Capitolio el 6 de enero de 2021 para evitar que el Congreso certificara la elección de Joe Biden.

La acusación profundiza el vínculo directo entre Trump y el asalto al Capitolio y está reflejada en un expediente presentado este martes por Smith y sus ayudantes, que investigan al expresidente por el 6 de enero de 2021 y el manejo inapropiado de documentos clasificados.

Encontrá más vídeos

Los fiscales señalan que el envío al Capitolio de integrantes de los Proud Boys, una organización violenta de extrema derecha, y otros partidarios, que Trump "sabía que estaban enfurecidos", sirve para establecer "el motivo e intención" del expresidente de "obstruir la certificación del Congreso" de la victoria electoral de Biden.

Donald Trump. Foto: Reuters Donald Trump. Foto: Reuters

"Además, sus declaraciones de entonces afirmando que tenía y sigue teniendo enorme influencia sobre las acciones de sus partidarios es prueba de su conocimiento e intención para obstruir la certificación, ya que decidió no ejercer esa influencia para mitigar la violencia del 6 de enero", explican.

No sólo eso, "la interrupción del proceso de certificación por parte de los amotinados es exactamente lo que el defendido pretendía el 6 de enero", añadió el documento.

Toma del Capitolio. Foto: EFE Toma del Capitolio. Foto: EFE

Donald Trump, EEUU. Foto: EFE

Te puede interesar:

Donald Trump y su analogía con Paul Atreides, el protagonista de la saga Dune

Cómo sigue la causa

Trump se ha declarado no culpable de los cuatro cargos que le imputan los fiscales federales: conspiración para defraudar a EE.UU., conspiración para obstruir un procedimiento oficial, obstrucción e intento de obstruir un procedimiento oficial y conspiración contra derechos.

El pasado 5 de septiembre, el cabecilla de Proud Boys, Enrique Tarrio, fue condenado por el tribunal federal del Distrito de Columbia a 22 años de prisión por liderar "la conspiración" que desembocó en el asalto al Capitolio, que está relacionado con la muerte de cinco personas y heridas a 140 agentes de Policía.

Tarrio es una de las decenas de personas que han sido juzgadas y condenadas a prisión por su participación en el ataque mientras el Congreso procedía a la certificación de la victoria de Biden en las presidenciales de noviembre de 2020.

Los fiscales añaden que las declaraciones de Trump en las que se ha mostrado partidario de perdonar a los condenados del 6 de enero son admisibles en el juicio "para ayudar al jurado" porque las palabras del expresidente "señalan que la ley no aplica a aquellos que actúan a su instancia sin importar la legalidad de sus acciones".

Toma del Capitolio. Foto: EFE Toma del Capitolio. Foto: EFE

Donald Trump en la frontera México-Estados Unidos. Foto: Reuters

Te puede interesar:

Desde la frontera con México, Trump aseguró que "Estados Unidos se está viendo invadido por el crimen migrante de Biden"

La prohibición de la jueza

La jueza encargada del caso contra Trump por tratar de revertir las elecciones presidenciales de 2020 rechazó este viernes que el exmandatario esté protegido por la inmunidad presidencial, permitiendo que la causa continúe.

La jueza, Tanya Chutkan, escribió en un auto que "los expresidentes no disfrutan de condiciones especiales en su responsabilidad criminal federal".

El equipo legal de Trump había argumentado que el exmandatario no puede ser juzgado por sucesos que tuvieron lugar cuando todavía ocupaba la Presidencia y, por tanto, estaba protegido por la inmunidad presidencial.

Chutkan rechazó ese argumento, permitiendo que la causa siga adelante. Está previsto que los abogados del expresidente apelen la decisión, lo que podría retrasar el juicio, previsto para el 4 de marzo.

Notas relacionadas