Una maravilla natural en Bolivia: turistas celebraron la llegada del Año Nuevo en el "espejo más grande del mundo"

A más de 3.600 metros sobre el nivel del mar, el Salar de Uyuni cuenta con una extensión de 10.582 kilómetros cuadrados y alberga uno de los rincones más impresionantes del planeta.

Por Canal26

Lunes 1 de Enero de 2024 - 16:00

Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE. Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE.

En el Salar de Uyuni, ubicado en Bolivia, y a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar, cientos de turistas se reunieron para dar la bienvenida al Año Nuevo en un entorno natural fuera de lo común: el espejo más grande del mundo. Este desierto de sal, que se extiende sobre 10.582 kilómetros cuadrados, ofrece una de las maravillas naturales más impresionantes del planeta: el asombroso efecto espejo.

El fenómeno se desencadena durante la temporada de lluvias, cuando los lagos cercanos se desbordan, creando una capa de agua que se extiende por todo el desierto y refleja la luz, generando la ilusión de un "cielo infinito". La rareza de este evento natural atrae a visitantes de todo el mundo cada año. 

Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE. Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE.

Celso, un guía turístico local originario de Potosí, compartió con EFE la leyenda local que atribuye la creación del Salar de Uyuni: "A la diosa Tunupa su esposo Kusku le quitó sus hijos porque era un marido celoso, al quedarse Tunupa sin ellos derramó su leche y mezclada con sus lágrimas de tristeza creó el salar de Uyuni, así narran algunos la leyenda por acá".

Cuando las lluvias cesan y la sal se asienta, el suelo adquiere un tono blanco similar a la nieve, creando un paisaje único. Para explorar este desierto, los turistas utilizan vehículos todoterreno que les permiten visitar hoteles construidos con bloques de sal y un parque con esculturas elaboradas con el mismo material. Entre las representaciones se encuentran un iglú, un cóndor, una pirámide y una mano gigante, destacando como destinos predilectos para los visitantes.

Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE. Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE.

Otro atractivo turístico del lugar son las fotografías ilusorias. “Con un dinosaurio de juguete hago la imagen de una persecución a los turistas, juego con la perspectiva y las personas se ven pequeñas y el dinosaurio grande, es una de las fotos favoritas de los visitantes”, mencionó Celso.

Así son los "cholets" bolivianos. Fotos: captura de pantalla

Te puede interesar:

De un homenaje a Messi a los Caballeros del Zodíaco: así son los "cholets", los extravagantes edificios bolivianos que son furor

Entre trenes y litio: así es Colchani, la ciudad que alberga el Salar de Uyuni

Colchani, la pequeña población que sirve como puerta de entrada al Salar de Uyuni, alberga una fábrica de sal considerada la más grande de la región. Los habitantes locales, escultores y recolectores artesanales de sal, exhiben el proceso artesanal de extracción y refinamiento del mineral, ofreciendo a los turistas la oportunidad de aprender más sobre esta tradición local. Además, la ruta que conduce al salar está llena de puestos de artesanías que van desde llaveros y joyeros hasta figuras de animales como llamas y sapos, todos elaborados con sal.

Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE. Las esculturas de sal son uno de los principales atractivos del Salar de Uyuni. Foto: EFE.

A pocos kilómetros de Colchani se encuentra el "Cementerio de trenes" de Uyuni, donde decenas de locomotoras del siglo pasado yacen abandonadas, oxidándose al aire libre. Este sitio histórico, vinculado a la primera línea ferroviaria de Bolivia construida en 1889, se convirtió en otro punto de interés para los visitantes, quienes aprecian la oportunidad de explorar y fotografiar estas reliquias del pasado.

Además de su atractivo turístico, el Salar de Uyuni es conocido por ser una de las mayores reservas mundiales de litio. El país suramericano ya tiene en funcionamiento plantas de industrialización de sales y cloruro de potasio y una piloto de carbonato de litio, a las que se suma el complejo industrial en el salar de Uyuni cuya construcción comenzó en 2019.

Turistas visitan el salar de Uyuni para pasar el año nuevo. Foto: EFE. Las esculturas de sal son uno de los principales atractivos del Salar de Uyuni. Foto: EFE.

Este metal ligero, esencial para la fabricación de baterías debido a su capacidad para almacenar energía, confirma la importancia estratégica del país en el mercado global de recursos minerales. Según un estudio realizado por la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos, el país ostenta la primera reserva mundial de litio, alcanzando una cifra de 23 millones de toneladas.

Notas relacionadas