La NASA utilizará un dron en forma de libélula para explorar "Titán", una luna de Saturno

Programada para ser lanzada en julio de 2028, esta misión promete ampliar la comprensión del universo y sus posibilidades. Es la primera vez que la NASA volará un vehículo multirrotor con fines científicos en otro planeta.

Por Canal26

Viernes 19 de Abril de 2024 - 10:52

Misión Dragonfly a Titán. Foto: NASA. Misión Dragonfly a Titán. Foto: NASA.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) está dando pasos gigantes hacia la exploración de nuevos mundos con su próxima misión Dragonfly (libélula en inglés) a Titán, una luna de Saturno que intriga a los científicos por su composición rica en materia orgánica. 

El equipo de la misión tiene un plazo de cuatro años para completar el diseño, la construcción y las pruebas de la nave antes del lanzamiento. Esta semana, Nicky Fox, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, confirmó la importancia de Dragonfly, describiéndola como una "misión científica espectacular con un amplio interés por parte de la comunidad".

Misión Dragonfly a Titán. Video: YouTube / NASA.

La misión, valorada en 3.350 millones de dólares, experimentó un retraso de dos años debido a restricciones presupuestarias y costos adicionales relacionados con la pandemia de covid-19. Sin embargo, este contratiempo no disminuyó, según Fox, el entusiasmo por explorar los secretos que guarda la luna Titán.

Telescopio Euclid. Foto: Agencia Espacial Europea

Te puede interesar:

Las impresionantes imágenes de galaxias brillantes captadas por Euclid, el telescopio que estudia el universo oscuro

Todos los detalles sobre la misión Dragonfly

El dron en forma de libélula será el protagonista de esta exploración espacial. Equipado con ocho rotores y volando como un dron, Dragonfly se convertirá en el primer vehículo científico de la NASA en volar sobre otro cuerpo planetario.

Su misión incluye explorar una variedad de entornos en Titán, desde dunas de arena hasta el suelo de un cráter, en busca de procesos químicos prebióticos que podrían dar a conocer detalles desconocidos sobre la formación de los planetas. 

Saturno. Foto: NASA Dragonfly explorará una luna de Saturno. Foto: NASA.

Está previsto que primero aterrice en los campos de dunas ecuatoriales “Shangri-La”, que son similares a las dunas lineales de Namibia, en el sur de África, y ofrecen un lugar de muestreo diverso. Explorará esta región en vuelos cortos y otros más largos, de hasta 8 km, deteniéndose para tomar muestras. Finalmente, llegará al cráter de impacto Selk, donde hay indicios de la existencia de agua líquida.

Titán es mayor que el planeta Mercurio y es la segunda luna más grande del sistema solar. Mientras orbita alrededor de Saturno, se encuentra a unos 1.400 millones de kilómetros del Sol, unas 10 veces más lejos que la Tierra. Al estar tan lejos del Sol, la temperatura de su superficie es de unos -179 grados Celsius. 

El Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins (APL) en Maryland, Estados Unidos, está liderando el diseño y la construcción de Dragonfly, trabajando en estrecha colaboración con la NASA para garantizar el éxito de esta misión pionera. Con un horizonte de llegada a Titán en 2034, la misión promete develar nuevos misterios sobre la evolución del sistema solar y las posibilidades de vida más allá del planeta Tierra.

Notas relacionadas