Apostaron al negocio marítimo y ahora son la familia más rica de Sudamérica

Los Luksic poseen el holding Quiñenco e invirtieron en la logística por la vía de los barcos cuando el resto del mercado se mostraba escéptico.

Por Canal26

Lunes 25 de Septiembre de 2023 - 10:08

Empresa de la familia Luksic. Foto: Twitter @QuinencoSA. Empresa de la familia Luksic. Foto: Twitter @QuinencoSA.

Después de una década, la familia Luksic pudo cosechar los frutos de haber apostado a tener una empresa de transporte marítimo y logística. La familia que posee el holding Quiñenco S.A. tiene una fortuna aproximada de USD 25.000 millones y se convirtió en una verdadera revelación en el mundo económico, ya que nadie apostaba por este sector hace diez años. 

En 2011 invirtieron inicialmente en la naviera chilena Compañía Sud Americana de Vapores SA (CSAV). Por las fuertes pérdidas que sufrieron al comienzo, la inversión fue vista con escepticismo. Sin embargo, en 2012 la familia aportó más de la mitad del incremento de capital de US$1.200 y los ejecutivos negociaron exenciones con bancos y tenedores de bonos para separar su flota de remolcadores. Progresivamente, Quiñenco fue aumentando su participación en CSAV, que acordó en 2014 fusionar sus operaciones con Hapag-Lloyd, con sede en Hamburgo. CSAV tiene el 30% de la quinta flota más grande del planeta.

Empresa de la familia Luksic. Foto: Twitter @QuinencoSA. Empresa de la familia Luksic. Foto: Twitter @QuinencoSA.

“Cuando en 2011 Quiñenco entró en la propiedad de Compañía Sud Americana de Vapores, por ejemplo, el mercado resintió la decisión y algunos analistas llegaron a escribir que era la peor inversión en la historia del grupo”, dijo el presidente, Andrónico Mariano Luksic Craig, en el aniversario de Quiñenco en 2022. “Por cierto que los primeros años fueron muy duros. Sucesivos aumentos de capital y años de pérdidas, una década sin repartir dividendos, no amilanaron nuestra convicción de que a largo plazo los resultados llegarían. Y así fue”, agregó.

“Cuando en 2011 Quiñenco entró en la propiedad de Compañía Sud Americana de Vapores, por ejemplo, el mercado resintió la decisión y algunos analistas llegaron a escribir que era la peor inversión en la historia del grupo”

En este sentido, Hapag-Lloyd llegó a los USD 18.000 millones de beneficios, sobre USD 33.500 que pusieron para ingresar, en 2022. Esta situación llegó a un dividendo de 63 euros por acción. Además, en ese año, CSAV alcanzó los USD 5.600 millones en ganancias y Quiñenco se llevó el 90% de sus ingresos netos en el período y el 81% de los dividendos, según el informe anual.

Empresa de la familia Luksic. Foto: Twitter @QuinencoSA. Empresa de la familia Luksic. Foto: Twitter @QuinencoSA.

Luksic es propietaria del 83% de Quiñenco que a su vez tiene el 66,5% de CSAV, al mismo tiempo que esta contiene el 30% de Hapag Lloyd. Desde 2014 que la última fue adquirida, la empresa de la familia tuvo un retorno de 322%, incluidos dividendos. 

Según el índice de Bloomberg Billionaires, la familia duplicó su fortuna en los últimos cinco años que además de la empresa naviera controla la minera de cobre Antofagasta Plc. Además, Quiñenco, que posee a SM SA AM SA, que opera con remolcadores y carga aérea, vendió activos portuarios de Hapag Lloyd por USD 1000 millones.

Santuario del colibrí. Foto EFE.

Te puede interesar:

¿Por qué las hembras colibríes viven más tiempo que los machos?

Los inicios de Quiñenco

En 1957 nació la empresa de la mano de Andrónico Luksic Abaroa. En ese momento fabricaban puntales de madera para túneles subterráneos. Sin embargo, la compañía no paró de crecer tanto en dinero como en la diversificación de su actividad económica. 

Junto con Citigroup Inc., la compañía controla el Banco de Chile y tiene una sociedad con Heineken NV con quien tiene un negocio de cerveza y vino bajo Compañía de Cervecerías Unidas SA. Además, tiene el 30% de participación en una firma energética de Francia que opera en Chile, Estados Unidos y Paraguay, llamada Nexans SA. En este marco, la familia tiene su mayor activo de USD 12.000 millones en Antofagasta. 

Andrónico murió en 2005 y sus hijos tomaron la responsabilidad de los diferentes negocios. El presidente de Quiñenco hoy es Andrónico hijo, Jean-Paul, de 59 años, preside Antofagasta y Guillermo falleció en 2013. 

Notas relacionadas