Día Mundial del Sueño: el 40% de la población duerme mal, según la OMS

La falta de sueño representa uno de los problemas más habituales en las personas y puede afectar el estado de salud general, la seguridad y la calidad de vida de quienes no logran descansar correctamente.

Por Rebeca Hirschfeld

Viernes 18 de Marzo de 2022 - 00:07

Dormir, descansarDía Mundial del Sueño

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el 40% de la población duerme mal. Dormir menos horas de lo recomendado impacta de lleno en la calidad de vida de las personas ya que conlleva trastornos fisiológicos y psíquicos, como el estrés o la ansiedad entre otros.

Con la finalidad de sensibilizar a la población acerca de la importancia de dormir bien y concientizar sobre la necesidad de tratar los trastornos a la hora del descanso, este 18 de marzo se conmemora el Día Mundial del Sueño

Los malos hábitos de descanso pueden aumentar el riesgo de padecer serios problemas de salud. "Insomnios, hipersomnias, trastornos respiratorios durante el sueño, trastornos del movimiento en relación al sueño, parasomnias, alteración del ritmo circadiano", son sólo algunos de los problemas que padecen aquellos que no logran descansar correctamente, explicó a Diario 26 la especialista en Neurología Stella Maris Valiensi (MN 94777) quien además publicó el libro “La ruta del sueño” de ediciones IUHIBA (Instituto Universitario Hospital Italiano de Buenos Aires).

Valiensi reveló además que la principal causa de consulta es el insomnio y que las patologías asociadas al sueño pueden ser físicas o emocionales, o por alteración del ritmo circadiano: "A veces la ansiedad puede ser un trastorno, los malos hábitos (apagar las luces muy tarde) o síntomas como el del síndrome de piernas inquietas pueden dificultar el inicio del sueño. Puede ser multifactorial y por eso hay que interrogar. También muchos medicamentos para la presión arterial o medicamentos para el colesterol, hay que tomarlos alejados de la hora de dormir por ejemplo", detalló.

Dormir, descansar

Consultada sobre cómo y porqué van cambiando los patrones de sueño a lo largo de la vida, dijo que "cada vez se duerme más fraccionado con los años" y que las razones son muy diversas: "En lo posible hay que hacerse ver por médicos especialistas. Estudiarse. Aumentan las apneas, aumentan patologías neurodegenerativas, aumentan síndrome de piernas inquietas, por eso es necesario evaluar qué es lo que está impidiendo dormir o provoca que uno duerma más tiempo", indicó. Al respecto añadió que lo ideal para lograr un descanso reparador en un adulto son 7 horas que pueden ser dos más o dos menos según cada caso en particular. 

En ese marco, dijo que la privación crónica del sueño produce con el tiempo muchas enfermedades.

Leé también: La importancia de tratar los trastornos del sueño para evitar el riesgo de deterioro cognitivo

Adultos mayores. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Mantener la agilidad cerebral: los consejos de Harvard para no olvidar cosas después de los 60 años

Tips para prevenir los problemas a la hora de descansar

  • Establecer un horario fijo para acostarse y levantarse.
  • En niños se sugiere apagar la luz dos horas antes de acostarse y una en el caso de los adultos.
  • Aumentar la ingesta de alimentos con triptófano (legumbres, cereales, frutos secos) de noche ayuda a conciliar el sueño. Cenas magras, no abundantes.
  • Dormir de costado o boca abajo en adultos, puede ayudar en el caso de las apneas.
  • Las técnicas de relajación pueden ayudar por la noche y las de meditación por la mañana para encarar el día.

Día Mundial del sueño: Porqué se celebra el tercer viernes de Marzo

Para mantener una rutina del sueño saludable también es recomendable evitar realizar en la cama actividades tales como: ver la televisión, leer, escuchar la radio, comer o hablar por teléfono. El cerebro necesita asociar el dormitorio y la cama a la actividad de dormir.

Asimismo, tomar un baño de agua a temperatura corporal tiene un efecto relajante, por lo que es una actividad que favorece el descanso.

Finalmente, también es importante evitar bebidas que contienen cafeína, como las colas y el café, y el alcohol y el tabaco, ya que además de perjudicar la salud, perjudican el sueño.

Por Rebeca Hirschfeld

Notas relacionadas