Australia en alerta: más de 400 bomberos trabajan para extinguir un incendio forestal "peligroso y errático"

Según informó el Servicio Rural de Bomberos del estado australiano de Nueva Gales del Sur, las autoridades se enfrentan a condiciones extremadamente peligrosas, con el fuego expandiéndose de manera descontrolada.

Por Canal26

Martes 19 de Diciembre de 2023 - 10:27

El humo de los incendios que arden en Australia. Foto: X (@NSWRFS). El humo de los incendios que arden en Australia. Foto: X (@NSWRFS).

Australia se encuentra actualmente en la lucha contra un incendio forestal masivo cerca de la ciudad de Narrabri, en el estado de Nueva Gales del Sur, al este del país. Este incendio, que adquirió dimensiones alarmantes este martes, abarca una extensión de 110.000 hectáreas en el bosque de Pilliga, situado aproximadamente a 17 kilómetros al sur de Narrabri. 

Durante la noche del lunes, el incendio experimentó un rápido aumento en su tamaño, duplicando su extensión y generando una tormenta eléctrica intensa. El Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur advirtió sobre la magnitud del fuego, comparándolo con casi el doble del área de la ciudad española de Madrid. En su comunicado, enfatizaron sobre su peligrosidad y agregaron que se trata de un incendio "peligroso y errático". 

El Bosque Duck Creek Pilliga, ubicado en Narrabri, en llamas. Video: X (@NSWRFS).

La gravedad de la situación se acentuó cuando el incendio generó su propia tormenta eléctrica, conocida como "pirocúmulos". Estos fenómenos atmosféricos consisten en columnas de aire caliente lo suficientemente potentes como para crear sus propias nubes, propagando cenizas a largas distancias y aumentando el riesgo de nuevos focos de incendio.

Así es el ''tiburón fantasma''. Foto NA.

Te puede interesar:

''Indetectable y mortal'': así es el ''Tiburón Fantasma'', el nuevo submarino militar que presentó Australia

Cinco localidades evacuadas

Como consecuencia directa de la amenaza inminente, se emitieron órdenes de evacuación para cinco localidades: Baan Baa, Willala, Goolhi, Rocky Glen y Stannix Park. Los bomberos instan a los residentes a buscar refugio, ya que abandonar estas áreas en este momento sería extremadamente peligroso, especialmente con las altas temperaturas pronosticadas en torno a los 35 grados.

El humo de los incendios que arden en el norte del estado se está experimentando  en todo el noroeste de Nueva Gales del Sur. Foto: X (@NSWRFS). El humo de los incendios que arden en el norte del estado se está experimentando en todo el noroeste de Nueva Gales del Sur. Foto: X (@NSWRFS).

La propagación del humo proveniente de los incendios alcanzó a regiones lejanas, afectando el noroeste de Nueva Gales del Sur, incluida la región de Hunter, e incluso llegando hasta el área metropolitana de Sídney, a 520 kilómetros de distancia de Narrabri. Se espera que los vientos ayuden a disipar el humo en las próximas horas.

Con más de 60 incendios en curso, 15 de los cuales están fuera de control, alrededor de 450 bomberos trabajan incansablemente en Nueva Gales del Sur para contener la situación. Este desafío se suma a las dificultades que enfrenta el estado vecino de Queensland, que aún lidia con las inundaciones provocadas por el ciclón Jasper la semana pasada.

La crisis climática empeora las condiciones meteorológicas extremas en Australia, que experimenta este año un clima más seco de lo habitual debido al fenómeno de El Niño el cual, agravado por el calentamiento global, puede dar lugar a desastres devastadores. Además, la nación ya sufrió de otros destructivos incendios forestales en octubre, con un saldo de al menos tres personas fallecidas.

Notas relacionadas