¿Camino a la prohibición?: la historia de Mundo Marino, el parque pionero en shows de animales en Argentina

Un viaje a Estados Unidos, un terreno en San Clemente del Tuyú y una orca enferma fueron marcaron el comienzo del acuario pionero en los shows de animales marinos en nuestro país.

Por Aldana Nichea

Domingo 14 de Enero de 2024 - 15:00

Show de orcas en Mundo Marino. Foto: X/ @ConfusedKain Show de orcas en Mundo Marino. Foto: X/ @ConfusedKain

Mundo Marino es un icónico parque acuático de la Costa Atlántica Argentina y una atracción infaltable en las vacaciones de verano de los turistas. Inaugurado en 1979 por Don David Méndez, el acuario es pionero en los shows de animales en nuestro país, pero en la actualidad se enfrenta a un futuro incierto, ya que un proyecto de ley podría cerrar sus puertas para siempre.

Hace 61 años, Méndez, a quien llamaron loco por comprar 18 hectáreas de tierra en la peor zona de San Clemente del Tuyú, viajó a Estados Unidos, donde quedó sorprendido con la cantidad de acuarios y el increíble don de los entrenadores para adiestrar especies marinas. Ante tal fascinación, no lo dudó y tomó la arriesgada decisión de replicarlo en Argentina.

Los primero visitantes de Mundo Marino. Foto: Web alpza Los primeros visitantes de Mundo Marino. Foto: Web alpza 

En un principio, Mundo Marino rescataba animales enfermos de la costa y luego los devolvía al mar, pero poco a poco el acuario fue tomando forma y en 1979 abrió sus puertas al público para exhibir en distintas piletas lobos marinos, peces y delfines.

El primer gran animal del complejo fue Milagros, una orca macho que en 1985 había sido salvada por los trabajadores del parque, ya que se habría quedado atascada en la costa. En aquel entonces, el acuario aseguró que el animal estaba enfermo, por lo que se lo llevó a sus instalaciones para sanarlo. Al tiempo de haber sanado, comenzó a ser entrenada.

Los primero defines que llegaron a Mundo Marino. Foto: Web alpza Los primeros defines que llegaron a Mundo Marino. Foto: Web alpza

En 1988, llegó Belén al acuario, quien fue rescatada al quedar atrapada en un banco de arena cuando era bebé y a las horas fue encontrada por el sacerdote Mamerto Menapace. A pesar de que los padres de la pequeña criatura la esperaban en el mar, Belén se quedó en Mundo Marino haciendo shows junto a sus compañeras.

La llegada de estos especímenes despertó la indignación de los defensores de los animales, pero el fanatismo de los turistas hizo que durante un largo período el parque fuera uno de los principales motivos por lo que las personas visitaban la ciudad balnearia.

Belén durante un espectáculo. Foto: X/ @CyanaTB_Oficial Belén durante un espectáculo. Foto: X/ @CyanaTB_Oficial 

Ballenas Patagonia Azul. Foto: Rewilding Argentina

Te puede interesar:

"Ballenas abuelas": descubren que algunas especies de estos cetáceos alargaron su vida para cuidar a sus nietos

¿Rumbo a la prohibición?

Desde los inicios del parque que la captación de especies marinas fue foco de crítica de los defensores de animales, que consideran que estos ejemplares debían vivir en sus entornos naturales y no ser una atracción turística.

Cuando Milagros y Belén arribaron al acuario eran muy pequeñas, pero con el paso del tiempo sus cuerpos empezaron a crecer y la pecera comenzó a quedarles pequeña, lo que dejó en evidencia que su lugar no estaba en el parque, sino en los inmensos océanos.

Kshamenk en los piletones de Mundo Marino. Foto: X/ @saveallanimals2 Kshamenk en los piletones de Mundo Marino. Foto: X/ @saveallanimals2 

La mirada de los proteccionistas sobre Mundo Marino se intensificó cuando Milagros murió y Belén llegó a la madurez sexual, porque quedó embarazada por primera vez del nuevo ejemplar del parque, Kshamenk, pero lamentablemente la cría falleció al nacer.

Belén murió con apenas 13 años (promedio de vida en cautiverio), por lo que se cree fue una infección renal. Durante la autopsia se supo que la orca estaba embarazada de nuevo y que su cría murió con ella. Esto levantó sospechas, ya que un ejemplar como ese podría haber vivido hasta los 90 años en su ambiente natural.

Desde este suceso, distintas agrupaciones defensoras de los animales reclamaron con más fuerza que el parque cerrara y que sus últimos ejemplares dejen de estar en entretenimiento y sean puestos en libertad.

A más de 20 años de la muerte de Belén, estos shows podrían llegar a su fin en nuestro país. Desde 2019 que la campaña “Spot Acuarios” impulsa un Proyecto de Ley en el Senado para que los animales no sean trasladados de sus ambientes naturales y entrenados para atraer turistas. A finales de 2023, la iniciativa logró entrar en el Congreso, de la mano de la diputada Natalia Souto, bajo el Expediente 4131-D-2023.

Kshamenk  en pleno show. Foto: X/ @orcawhisperer Kshamenk en pleno show. Foto: X/ @orcawhisperer

Ballena Minke- Rewilding Argentina

Te puede interesar:

La fascinante comunicación entre las ballenas: ¿por qué cantan?

El rescate de Kshamenk y su llegada a Mundo Marino

Kshamenk es la última orca de Sudamérica rescatada y el último ejemplar de su tipo en Mundo Marino. Este macho fue encontrado y auxiliado en 1992, a sus cinco años, cuando se encontraba cerca de las costas del parque junto a otros tres ejemplares, los cuales murieron durante el rescate y el traslado al complejo.

En ese momento, Kshamenk tenía graves signos de deshidratación y una baja frecuencia respiratoria debido a todo el tiempo que estuvo varado, por lo que tuvo que ser atendido por los veterinarios del acuario.

El animal logró recuperarse con éxito, pero el encallamiento fue su último contacto con el mundo exterior, ya que desde hace 31 años que está al resguardo de Mundo Marino y según los expertos, ya no puede ser liberado, porque no está preparado para su hábitat natural, lo cual es esperable dado que pasó casi toda su vida atrapada en una pecera y su contacto con otras orcas fue escaso, debido a que Belén murió al poco tiempo de conocerlo, y desde entonces que solo vive con delfines.

Kshamenk en los piletones de Mundo Marino. Foto: X/@Katieeeb85 Kshamenk en los piletones de Mundo Marino. Foto: X/@Katieeeb85 

Kshamenk llamó la atención desde que llegó al acuario, ya que tras la muerte de Milagros su apareamiento con Belén fue clave para que el parque consiguiera nuevos ejemplares. Sin embargo, no tuvieron suerte, pero eso no quita que no hayan intentado otros métodos, ya que logró ser padre a través de inseminación artificial con orcas de Estados Unidos.

El animal, que según denuncian los proteccionistas vive en un piletón de 12 metros, fue una atracción que traspasó los muros del parque cuando llegó a participar de películas, series y programas de televisión muy famosos, como “Videomatch” y “Chiquititas”.  Sin embargo, y como respuesta a las inquietudes,  un informe labrado por la Subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación destacó que "el estado general de salud de Kshamenk es excelente". 

Proyectos como el que ingresó recientemente al Congreso Argentino, titulado “Prohibición De Espectáculos Con Animales Marinos Silvestres En Cautiverio”, buscan promover el cuidado de los ecosistemas nacionales y el respeto a los animales para proteger a las especies autóctonas.

Notas relacionadas