¿Cuáles son considerados los cinco animales más rápidos del mundo?

La velocidad en el reino animal puede ser clave para sobrevivir. Siendo presa o cazador, muchas veces la rapidez y la agilidad son factores clave que se desarrollaron con mucho criterio a lo largo de los ciclos evolutivos de cada especie.

Por Canal26

Domingo 12 de Noviembre de 2023 - 06:55

Chita. Foto: Freepik. Chita. Foto: Freepik.

La velocidad no lo es todo a menos que tu vida dependa de ello, como es en muchos casos, la realidad de cientos de especies en el reino animal. No sólo son los depredadores los que requieren de increíble agilidad para moverse, sino también muchas de sus presas para escapar. Por aire, por agua o por tierra, cada sector tiene a su velocista predilecto, por lo que merecen un repaso de los 5 animales más rápidos del mundo.

Chita. Foto: Unsplash. Chita. Foto: Unsplash.

Especies migratorias argentinas. Foto: Télam

Te puede interesar:

Conservación animal: cuatro especies migratorias argentinas fueron incorporadas a lista internacional

1. El Guepardo o Chita (Acionyx jubatus).

El guepardo ostenta el título de ser el mamífero terrestre más veloz del planeta, ya que puede alcanzar velocidades de hasta 120 kilómetros por hora en distancias cortas. Este impresionante despliegue se debe a su cuerpo esbelto, patas largas y una columna vertebral flexible que le permite dar pasos excepcionalmente largos. El guepardo es un depredador que utiliza su velocidad para sorprender a sus presas en las vastas llanuras africanas.

Halcón peregrino. Foto: Unsplash. Halcón peregrino. Foto: Unsplash.

Perros, animales, mascotas. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Alerta mascotas: ¿cuáles son las razas de perro más peligrosas en Argentina y deben ser registradas?

2. El Halcón Peregrino (Falco peregrinus).

Dentro del mundo de las aves, el halcón peregrino se presenta como el ave más veloz del planeta. Durante un rápido descenso en busca de su presa, es capaz de alcanzar increíbles velocidades de hasta 386 kilómetros por hora. Su anatomía altamente aerodinámica y sus músculos poderosos le facilitan realizar estas impresionantes demostraciones mientras se lanza en picado desde las alturas para atrapar aves en vuelo. Como si fuera poco, la anatomía aerodinámica de esta ave sirvió como inspiración para diferentes aviones como el B2 estadounidense.

Marlín negro. Foto: Fishider. Marlín negro. Foto: Fishider.

Ballena Minke- Rewilding Argentina

Te puede interesar:

La fascinante comunicación entre las ballenas: ¿por qué cantan?

3. El Marlín Negro (Istiompax indica).

En los océanos, el Marlín negro se destaca como el pez más veloz, habiendo rumores que indican que puede nadar a velocidades de hasta 132 kilómetros por hora, aunque no se pudo confirmar oficialmente. Gracias a sus aletas largas y su forma altamente aerodinámica, este pez es hábil en la caza de sus presas. Los pescadores deportivos valoran mucho a los marlines negros debido a su gran fuerza y velocidad.

Colibrí de patas azules. Foto: Unsplash. Colibrí de patas azules. Foto: Unsplash.

Delfines, animales. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

El tierno lenguaje de las madres delfines: utilizan un tono "infantil" para comunicarse con sus crías

4. El Colibrí patas azules (Cyanophaia bicolor).

A pesar de su tamaño diminuto, los colibríes patas azules destacan por su asombrosa velocidad, teniendo la capacidad de poder batir sus alas con 80 aleteos por segundo, y pudiendo alcanzar velocidades de vuelo de hasta 96 kilómetros por hora. Su metabolismo acelerado y su destreza en el vuelo los convierten en auténticas maravillas de la naturaleza.

Gaviotín ártico. Foto: Storymaps. Gaviotín ártico. Foto: Storymaps.

Plantas, hogar, casa. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

Las plantas prehistóricas que podrías tener en tu casa o jardín sin saberlo

5. El Gaviotín ártico (Sterna paradisaea).

En los cielos del Ártico y sobre los océanos, el gaviotín ártico se destaca por su velocidad. Estas aves son capaces de volar hasta a 89 kilómetros por hora mientras persiguen peces en aguas frías y agitadas. Su habilidad para zambullirse a gran velocidad desde altitudes elevadas les permite atrapar a sus presas bajo el agua de manera efectiva.

Notas relacionadas