El Servicio Meteorológico Nacional y la Armada celebraron los 120 años de presencia ininterrumpida en la Antártida

El 22 de febrero de 1904, Argentina inauguró la base Observatorio Orcadas del Sur, primera y por varias décadas única presencia permanente de la humanidad en la Antártida. Actualmente, Argentina opera siete bases permanentes y seis que funcionan en el verano.

Por Canal26

Jueves 22 de Febrero de 2024 - 14:05

Antártida. Foto: Unsplash. Antártida. Foto: Unsplash

Para recordar el 22 de febrero de 1904, cuando flameó por primera vez la bandera de Argentina en la Antártida, la Armada y el Servicio Meteorológico Nacional realizaron un sentido homenaje por el 120° aniversario de presencia argentina en el territorio.

Video: Instagram @armadaargentinaof

El impulso al conocimiento científico, la continuidad en el tiempo de las investigaciones y la evolución de las capacidades logísticas y operativas para sostener esas tareas, consolidaron a la Antártida como una política de estado con más de un siglo de continuidad en la Argentina.

Las "pirámides antárticas" vistas desde el aire. Foto: NA.

Te puede interesar:

Idénticas a las de Egipto: hallaron unas "pirámides antárticas" y su origen inició una serie de teorías conspirativas

La labor argentina en la Antártida

Para defender la posición del país en el continente blanco, la presencia de las Fuerzas Armadas en la Antártida es fundamental según el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Xavier Isaac.

Récord de turistas en la Antártida. Foto X. Récord de turistas en la Antártida. Foto X.

El brigadier general afirmó que "contribuye a garantizar de modo permanente nuestra soberanía e independencia, integridad territorial y capacidad de autodeterminación como país bicontinental".

Con una gran visión hacia lo que sería el futuro, la Argentina desarrolló una actividad científica pionera desde 1951, cuando fundó el Instituto Antártico Argentino, que permitió desplegar el destacado trabajo de sus investigadores.

Video: Instagram @smn_argentina

El organismo gubernamental goza de un gran prestigio a nivel internacional debido a que su política es una respuesta a la problemática científica actual y, a su vez, condiciona las modificaciones que a través del tiempo se realizan sobre las actividades antárticas.

Notas relacionadas