La “pelea del siglo”: 100 años del combate que marcó la historia del boxeo argentino

Luis Ángel Firpo fue el primer boxeador argentino en disputar un campeonato mundial y su hazaña en aquel ring de Estados Unidos lo convirtió en un referente de esta disciplina.

Por Rocío Viveros

Jueves 14 de Septiembre de 2023 - 06:59

Luis Firpo contra el campeón del mundo en ese momento, Jack Dempsey. Foto: Archivo Luis Firpo contra el campeón del mundo en ese momento, Jack Dempsey. Foto: Archivo

 Hace exactamente un siglo tuvo lugar uno de los sucesos deportivos más importantes del boxeo argentino. Tal como su nombre lo indica, aquel viernes 14 de septiembre de 1923, Luis Ángel Firpo se enfrentó al campeón mundial Jack Dempsey, en un combate que quedó en la historia por ser considerada “la pelea del siglo”.

Aquella pelea en el Polo Grounds de Nueva York marcó un antes y un después en la disciplina local, a tal punto que cada 14 de septiembre se celebra en el país el “Día del Boxeador”, en homenaje a aquel “Toro Salvaje” que se convirtió en el primer “campeón moral”.

Si, moral. A modo de un pequeño spoiler de la historia que se contará a continuación, Firpo no logró traerse consigo el título. Pero esto no les importó a los aficionados ya que lo que verdaderamente destacó fue la hazaña del boxeador en el cuadrilátero del Polo Grounds, lugar del cual, con solo un golpe, lanzó a su contrincante fuera del ring.

Se cumplen 100 años de la "pelea del siglo". Foto: Archivo Se cumplen 100 años de la "pelea del siglo". Foto: Archivo

Dempsey tardó más de los 10 segundos reglamentarios en volver a incorporarse. Sin embargo, el árbitro no tuvo en cuenta el tiempo y dejó que el campeón continúe peleando. Esta es la razón por la cual muchos sostienen que a Firpo le robaron aquella “pelea del siglo”.

Sydney Sweeney. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Nuevo desafío para Sydney Sweeney: representará en una biopic a una leyenda del boxeo femenino

La “pelea del siglo”

Ese viernes, unos 85 mil espectadores se encontraban en el estadio ubicado en la 8°Avenida, entre las calles 155 y 157, para ver el enfrentamiento entre el argentino y el boxeador estadounidense, conocido como el “Matador de Manassa”. Firpo, con su bata a cuadros puesta, fue el primero en subir a aquel cuadrilátero de lona blanca para esperar a su contrincante. Dempsey, con un simple cardigan blanco sobre sus hombros, llegó para defender su título: el cinturón de campeón mundial de peso pesado.

Solo bastó el sonar del primer campanazo para que el público presente hiciera silencio y dirija su mirada hacia el ring que se convertiría en el escenario de una corta pero intensa pelea. El boxeador norteamericano fue el primero en lanzar un golpe que alcanzó para demostrar por qué era el campeón del mundo. El “Toro Salvaje de las Pampas” no se quedó atrás y su respuesta no se hizo esperar. Con un derechazo, logró que su oponente pierda el equilibro. Allí aparecería la primera “injusticia” del réferi Jack Gallagher.

Momento en el que Firpo lanza a Dempsey fuera del ring. Foto: Archivo Momento en el que Firpo lanza a Dempsey fuera del ring. Foto: Archivo

Las rodillas de Dempsey llegaron a tocar la lona, pero para Gallagher no fue considerado como una caída. La pelea continuó y Firpo cayó varias veces al suelo en menos de dos minutos, que fueron intensos para ambos, hasta que llegó el momento que marcó la vida del argentino.Malherido, lanzó fuera de las cuerdas al campeón de un solo golpe, cayendo este sobre las máquinas de escribir de los periodistas allí presentes. En este momento ocurre la otra injusticia del árbitro, y quizás, la más importante.

El campeón mundial tardó unos 17 segundos, siete más de los reglamentarios para incorporarse y seguir en la pelea. Sin embargo, Gallagher no realizó la cuenta reglamentaria y permitió que Dempsey continúe en combate para que finalmente, llegando al minuto 4 de la pelea, el norteamericano noquee a Firpo y mantenga su título. Gallagher fue suspendido durante cinco semanas por la Comisión Municipal de Nueva York por este hecho.

Emmanuel Macron boxeando. Foto: Gentileza Présidence de la République.

Te puede interesar:

Las fotos de Emmanuel Macron boxeando, en la mira: críticas por bíceps retocados y códigos viriles

Quién era Luis Ángel Firpo

Firpo nació un 11 de octubre de 1895 en Junín, provincia de Buenos Aires. Su carrera comenzó años más tarde, exactamente, el 10 de diciembre de 1917, día en el que debutó en una pelea contra el australiano Frank Hagney. Aquella pelea duró seis rounds y, aunque terminó sin definición, marcó su debut.

Luis Ángel Firpo. Foto: Archivo Luis Ángel Firpo. Foto: Archivo

Un mes después, el 12 de enero de 1918, se enfrentó al veterano Ángel Rodríguez, quién ganó por nocaut en el primer asalto. Esto no desanimó a Firpo y en 1920 logró su título sudamericano luego de noquear en el primer round a Dave Mills. Fue entonces cuando decidió probar suerte en Estados Unidos. Su debut allí se dio en el año 1922, en Nueva Jersey, frente a Bailor Maxted, a quien noqueó en el séptimo round. A partir de esa pelea, el “Toro Salvaje de las Pampas” cosechó unas 11 victorias por nocaut y dos peleas sin definición.

Todas estas victorias lo colocaron como un digno rival de Jack Dempsey, el imbatible “Matador de Manassa”. Un dato no menor, y meritorio para Firpo, es que el argentino peleó con el húmero fracturado pero que no impidió que se convierta en leyenda.

Notas relacionadas