Genocidio en Gaza: Israel y la muerte de niños palestinos

La estrategia militar de los israelíes ya mató a más de 23.400 personas, pero la tragedia suena aún mucho peor al advertir que casi 10.000 de esas víctimas son menores de edad.

Por Canal26

Jueves 21 de Marzo de 2024 - 17:45

Genocidio en Gaza. Foto: Canal 26. Genocidio en Gaza. Foto: Canal 26.

Cuando el pasado 7 de octubre de 2023 se desató un nuevo choque entre Israel y Hamas, luego de que el grupo islámico haya perpetrado el violento atentado contra civiles que asistían a un festival en cercanías del kibutz Nir Oz, se activó una cuenta regresiva en Oriente Medio y las zonas cercanas.

El ataque terrorista llevó a la inmediata, comprensible y legítima reacción de los israelíes y el primer ministro Benjamín Netanyahu no demoró ni un instante en declarar abiertamente la guerra contra los islamistas radicales, sin embargo, y pese al pleno derecho de defensa que asiste al gobierno de Tel Aviv, la otra cara, tal vez la más dramática del conflicto, afloró del modo más cruel e irreversible.

Encontrá más vídeos

Disimulada entre los mal llamados daños colaterales, Israel redobló la apuesta con su tradicional política inflexible, pero no solo avanzó contra los fanáticos militantes de Hamas, sino también contra las infancias en el bando contrario.

La estrategia militar de los israelíes ya mató a más de 23.400 personas, pero la tragedia suena aún mucho peor al advertir que casi 10.000 de esas víctimas son menores de edad.

El 85% de la población gazatí fue desplazada de sus hogares y la escasa ayuda humanitaria que entra en el enclave (producto de las trabas impuestas por el gobierno de Israel) no es suficiente para paliar la profunda crisis que atraviesa la región. La ONU informó que con más temprano que tarde veremos morir más personas por enfermedades que por las bombas, debido a la falta de suministros y al colapso sanitario.

Deste el fatíico 7 de octubre, militares y colonos israelíes mataron al menos a 330 palestinos en la Cisjordania ocupada, llevando a cabo redadas que dejaron a miles de niños sin hogar. Mientras Israel celebra haber acabado con Hamas (que también arremete contra niños y niñas, con muertes y secuestros) en el norte de la franja y amplía su operación militar al sur, donde se encuentra la mayor parte de la población refugiada; la Corte Internacional de Justicia (dependiente de la Naciones Unidas) hizo lugar a los argumentos de varios países (con Sudáfrica a la cabeza) que reclaman un freno para Tel Aviv.

Los cargos son fuertes y claros: se acusa a Israel de cometer actos de genocidio en Gaza y se denuncia que la nueva estrategia apunta a exterminar a las futuras generaciones para cortar de raíz la avanzada palestina.

En este apartado, las cifras de la guerra no tienen precedentes. Sudáfrica presentó la demanda mediante un documento de 84 páginas, que busca una orden de emergencia que exija a Tel Aviv suspender su campaña militar y de ataques indiscriminados en Gaza. De hecho, retoria solicitó al tribunal la apertura de un procedimiento a Israel por violar abiertamente la Convención para la Prevención y Sanción del Genocidio, que data de 1948 y de la que ambos estados son firmantes.

Palestinos huyen de Gaza tras la ofensiva de Israel. Foto: REUTERS. Palestinos huyen de Gaza tras la ofensiva de Israel. Foto: Reuters.

Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: Reuters

Te puede interesar:

El presidente de Irán le aclaró a Vladimir Putin que no busca una escalada en Oriente Medio

Otros reclamos internacionales

Pero no solo los africanos ven con suma preocupación el avance del exterminio, sobre todo de niños y niñas; en Gaza. Recientemente, y ante la asamble completa del Capitolio en Washington, el presidente estadounidense Joe Biden aseguró que Benjamin Netanyahu "Tiene derecho a defender a Israel y derecho a seguir persiguiendo a Hamás" pero que con su política de auténtico genocidio está "lastimando a Israel más que ayudando".

La Corte Internacional de Justicia es el Tribunal Máximo de Naciones Unidas, establecido en 1945 y conformado por 15 jueces, elegidos por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad. Israel niega las acusaciones de Sudáfrica, mientras que un portavoz de la Cancillería israelí acusó al país africano de ser el brazo legal de Hamas. La Convención sobre Genocidio define las acusaciones que pesan contra Israel como actos cometidos con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

La dura realidad indica que Israel trasgredió el artículo 2 de la Convención sobre el Genocidio al cometer acciones que entran dentro de la definición de genocidio.

Nueve de cada 10 familias en Gaza pasan 24 horas sin comer y el 15% de la población está en situación de catástrofe por hambruna, entre ellos 335.000 menores de cinco años en riesgo de morir de hambre. Los organismos humanitarios denuncian que esta dramática situación no es solo producto de la guerra, sino es el resultado directo de la política declarada de Israel que les niega alimentos y que destruyó la mayoría de los campos cultivados en el enclave. El modo elegido por Tel Aviv para eliminar a las generaciones palestinas futuras.

Notas relacionadas