Japón, un país resistente a los terremotos: de qué se trata la exitosa estrategia

Es una de las naciones más preparadas para los desastres naturales gracias a sus códigos sísmicos y a su cultura de prevención adquirida tras sufrir catástrofes anteriores.

Por Canal26

Sábado 10 de Febrero de 2024 - 17:25

Tokio, Japón. Foto Pixabay. Japón, un país resistente a los terremotos. Foto Pixabay.

El violento terremoto, de magnitud 7,6, que sacudió a la costa occidental de Japón a principio de año, produjo las sacudidas más fuertes que la región había experimentado en décadas, provocando una orden de evacuación por tsunami para casi 100.000 personas.

Si bien la evaluación de los daños no terminó aún, la sismóloga Lucy Jones cree que la intensidad y la ubicación en alta mar de este terremoto podrían haber causado consecuencias catastróficas si el país no hubiera estado preparado. En X, Jones elogió los "estrictos y aplicados códigos de construcción" de Japón, que según ella hicieron que los daños fueran "mucho menores de lo que podrían haber sido".

Tareas de rescate en Japón tras el terremoto. Foto: EFE. Tareas de rescate en Japón tras el terremoto. Foto: EFE.

Cabe aclarar que Japón es uno de los países con mayor actividad sísmica del mundo, ya que se encuentra ubicado entre cuatro placas tectónicas. A veces pueden pasar desapercibidos, pero los temblores son muy cotidianos en este país que experimenta unos 1.500 terremotos perceptibles cada año. Por eso, aprender a convivir con los sismos forma parte de la estructura física y social de las comunidades japonesas.

Hábitos saludables para vivir mejor. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Bienestar: 4 hábitos previos a dormir que tienen gran éxito en uno de los países más felices del mundo

Grandes terremotos: ¿cómo se adaptan?

Según Keith Porter, ingeniero jefe del Instituto para la Reducción de Pérdidas Catastróficas de Canadá, la mejor manera de prepararse para los grandes terremotos suele ser una tarea ardua, basada en los conocimientos adquiridos en catástrofes anteriores.

Fin del mundo. Foto Pixabay. Tsunami, imagen ilustrativa. Foto Pixabay.

En Japón, las normas sísmicas para la construcción se introdujeron por primera vez después de que un terremoto de magnitud 7,9 en 1923 matara a más de 140.000 personas y acabara con miles de estructuras. Las primeras normativas se centraron en reforzar las nuevas estructuras que se construían en las zonas urbanas, añadiendo supervisión a la construcción de edificios de madera y hormigón.

Luego, el código sísmico sufrió una serie de cambios significativos en las décadas posteriores, sobre todo a través de la Ley de Normas de Edificación de 1950 y la Nueva Enmienda de Normas de Edificación Sismorresistente de 1981. No solo establecían las especificaciones de construcción, sino que fijaron las expectativas sobre el comportamiento de los edificios en caso de terremoto.

Tokio, Japón. Foto Pixabay. Tokio, Japón. Foto Pixabay.

La Ley de 1950 estableció una norma según la cual se esperaba que los edificios resistieran terremotos de hasta una magnitud 7. Mientras que, la enmienda de 1981 agregó que cuando se produce un sismo de magnitud 7, el edificio solo debe sufrir daños menores y seguir funcionando como de costumbre. En cuanto a terremotos más violentos, la ley japonesa dice que el edificio simplemente no debe derrumbarse.

En resumen, cuando se trata de resistir grandes terremotos como el del primer día de 2024, "el edificio se considera un éxito si no se derrumba ni mata a nadie, aunque los daños sean tan grandes que no puedan repararse económicamente", explica Porter. A su vez, agrega que la norma en Norteamérica es similar y se centra más en salvar vidas que en la integridad estructural a largo plazo. 

Bebé. Foto: Unsplah

Te puede interesar:

Crisis de natalidad: Japón y Corea del Sur tocaron mínimos históricos de bebés nacidos en 2023

Cómo diseñar para los terremotos

Existen diferentes formas para cumplir con las normas de construcción en Japón. En primer lugar, los edificios se fortifican con vigas, pilares y muros más gruesos para resistir mejor las sacudidas.

Tokio, Japón. Foto Unsplash. Cómo construir edificios resistentes a los terremotos. Foto Unsplash.

Luego hay técnicas que ayudan a separar los edificios del movimiento del suelo. Un método popular consiste en instalar almohadillas de material absorbente, como el caucho, en la base de los cimientos de un edificio, para amortiguar el impacto del movimiento en la propia estructura.

Tras el terremoto del día de Año Nuevo, el profesor de la Universidad de Tokio Toshitaka Katada declaró a Associated Press que cree que "probablemente no haya ningún pueblo en la Tierra que esté tan preparado para los desastres como los japoneses", dadas las medidas de preparación que se consideran rutinarias en el país, como los planes de evacuación y los simulacros.

Notas relacionadas