Tasmania, un paraíso verde: entre la conservación y la tala forestal sostenible

La isla australiana, también conocida como Lutruwita (nombre aborigen), también es hogar de algunos bosques con "la mayor densidad de carbono del mundo".

Por Canal26

Lunes 25 de Diciembre de 2023 - 10:28

Tasmania. Foto: EFE Tasmania. Foto: EFE

La isla australiana de Tasmania, lugar de algunos de los bosques más altos y antiguos del mundo y con una gran capacidad para almacenar carbono, tiene la particularidad de lograr el equilibrio entre la conservación de su ecosistema y una explotación forestal sostenible que responda a la creciente demanda de madera.

El llamado pino Huon (Lagarostrobos franklinii), que puede vivir unos 2.500 años y el fresno de montaña (Eucalyptus regnans), considerada con la planta con flor más grande del mundo, entre otros árboles, forman parte de la emblemática flora del sureste de Australia y cuyos 90.758 kilómetros cuadrados equivalen casi al territorio que ocupa Portugal.

Tala forestal sostenible en Tasmania. Video: EFE

Tasmania o Lutruwita (nombre aborigen de esta isla) también es hogar de algunos bosques con "la mayor densidad de carbono del mundo", es decir, con capacidad de absorber y almacenar este gas de efecto invernadero. La agencia EFE hizo un relevamiento del lugar y habló con Tom Allen, director de campaña de la ong Wilderness Society.

Esto es "un activo increíble en plena crisis climática", precisó Allen en la ciudad de Launceston, en Tasmania. Además, en esta isla -donde el 25 por ciento del territorio es Patrimonio de la Humanidad- viven animales endémicos únicos como el conocido demonio de Tasmania y otros centenares de animales y plantas en peligro como el águila de cola acuñada (Aquila audax fleayi) y decenas de especies de orquídeas.

Tasmania, tala forestal sostenible. Foto: captura video EFE Tasmania, tala forestal sostenible. Foto: captura video EFE

Pero en esas tierras australes también hay unas 571.000 personas cuyas vidas dependen en parte de la tala de árboles, una industria que genera unos 5.700 empleos directos e indirectos y aporta anualmente alrededor de 1.200 millones de dólares australianos (787 millones de dólares estadounidenses o 7.341 millones de euros).

Si bien en Tasmania, la reducción de la tala de bosques nativos desde 2011 ha sido un factor importante para que esta jurisdicción haya logrado emisiones negativas de gases de efecto invernadero, junto con la hidroelectricidad, según el Instituto Australiano, especializado en política públicas, los ecologistas piden un veto total.

Y es que allí, la tala de bosques nativos genera emisiones contaminantes que rondan los 4,65 millones de toneladas equivalentes de CO2, lo que convierte a esta industria en la más contaminante de la isla, de acuerdo al Instituto de Australia.

Tasmania, un paraíso verde. Foto: captura video EFE Tasmania, un paraíso verde. Foto: captura video EFE

Bioferia Argentina

Te puede interesar:

Comenzó la venta de entradas para Bioferia Argentina: ¡consigue la tuya!

Cómo lograr el equilibrio

La isla debe buscar vías "que sean mejores, más eficientes, con menor impacto y menor riesgo para producir productos madereros, en lugar de talar los árboles", precisó Allen.

El ecologista puso como ejemplo de gestión responsable a Forico, que tienen viveros y enormes plantaciones de árboles en Tasmania, al tiempo que gestionan la conservación de zonas naturales para mantener los hábitats de animales y plantas en peligro, así como el patrimonio indígena, trabajan con las comunidades locales, incrementan el capital natural y venden créditos de carbono a terceros.

"Gestionamos toda la cadena de suministro, desde el cultivo de la semilla hasta su germinación en nuestro vivero. La plantamos en un bosque y luego gestionamos todo el ciclo de vida, con toda la rotación de la plantación forestal", cerró Simon Cook, gerente de sostenibilidad de Forico, en diálogo con la mencionada agencia.