Firme postura: Netanyahu insistió en que los requisitos de Hamás para liberar rehenes son "alucinatorios"

El primer ministro israelí recalcó su determinación sobre la ofensiva en Rafah, a pesar de las presiones internacionales en contra de la incursión, ya que consideró que renunciar a dicha operación supondría perder la guerra.

Por Canal26

Sábado 17 de Febrero de 2024 - 17:00

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel. Foto: Reuters. Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel. Foto: Reuters.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistió este sábado en que las demandas de Hamás para liberar a los rehenes son "alucinatorias", y recalcó su determinación sobre la ofensiva del Ejército de Israel en Rafah, en el extremo sur de Gaza, a pesar de las crecientes presiones internacionales en contra de esa incursión.

"Los requisitos de Hamás son alucinatorios y no podemos aceptar eso. Pero cuando Hamás deje estas exigencias alucinatorias podremos avanzar", dijo Netanyahu en un discurso televisado.

Encontrá más vídeos

Horas antes, el líder político del movimiento islamista, Ismael Haniye, insistió en que no aceptará un intercambio de rehenes israelíes por prisioneros palestinos si el Ejército de Israel no cesa su ofensiva y se retira de Gaza, mientras que responsabilizó al Estado judío del estancamiento de las conversaciones entre ambas partes.

"La resistencia no aceptará nada que no incluya el cese completo de la agresión, la retirada del ejército de ocupación de la Franja" además del "levantamiento del asedio opresor y la provisión de refugio seguro y adecuado para los desplazados y sin hogar por los crímenes de la ocupación", dijo Haniye en un comunicado en el que también exigió la liberación de presos palestinos.

Ismail Haniyeh, jefe político de Hamás. Foto: NA Ismail Haniyeh, jefe político de Hamás. Foto: NA

Durante el discurso de este sábado, Netanyahu volvió a repetir que "la esencia de nuestra política para liberar a los rehenes es una fuerte presión militar y una negociación muy dura. Así liberamos a 112 rehenes y así haremos hasta liberarlos a todos. Esta negociación nos obliga a dar un paso al frente".

Sobre las presiones internacionales para que el Ejército israelí no lance una ofensiva terrestre en Rafah, donde viven 1,4 millones de personas, aseguró que renunciar a dicha operación supondría perder la guerra.

Ataques israelíes a la ciudad de Rafah, Gaza. Foto: EFE. Ataques israelíes a la ciudad de Rafah, Gaza. Foto: EFE.

"Ayer volví a hablar con el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. Hablo todos los días con los líderes mundiales. Les digo con determinación: Israel luchará hasta alcanzar una victoria total. Sí, eso incluye también una acción en Rafah, por supuesto después de permitir que los civiles en las áreas de combate se trasladen a zonas seguras. Quien quiera evitar que actuemos en Rafah, básicamente nos está diciendo 'perderán la guerra'. No permitiré eso", lanzó.

Siguiendo esa línea, argumentó que tanto la capacidad militar de Israel de entrar en dicha población como la de evacuarla es "muy realista". "Hay mucho lugar y mucho espacio al norte de Rafah", recalcó.

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Benjamín Netanyahu pidió unidad y determinación ante las "amenazas" de Irán y Hamás

Escenario de posguerra

En tanto, Netanyahu habló sobre la situación en la que quedará la Franja de Gaza tras la guerra y volvió a mostrar su rechazo ante las cada vez mayores voces que instan a reconocer un estado palestino.

Encontrá más vídeos

"Tampoco nos rendiremos a los dictados internacionales sobre el asunto de un acuerdo futuro con los palestinos. El acuerdo se logrará solo a través de negociaciones directas entre las partes, sin condiciones previas. Israel, bajo mi liderazgo, seguirá oponiéndose firmemente a un reconocimiento unilateral de un estado palestino", aseguró.

Para Netanyahu, el reconocimiento de un estado palestino después del ataque de Hamás el 7 de octubre, en el que murieron 1.200 personas supondría el "mayor premio al terror, que no tiene precedentes y evitará cualquier acuerdo futuro por la paz".

"La campaña diplomática que lidero con mis colegas nos permite actuar con total libertad de acción militar desde hace cinco meses, algo que no ha ocurrido en guerras pasadas de Israel", dijo el primer ministro. 

Notas relacionadas