"Provocador y peligroso": la Unión Europea cada vez más preocupada por los ataques de China a los buques filipinos

El organismo afirmó que la últimas acciones de los barcos chinos fueron “injustificadas y amenazadoras” y que afectan a la comunidad internacional.

Por Canal26

Lunes 11 de Diciembre de 2023 - 20:20

Contienda entre China y Filipinas. Foto: Reuters. Contienda entre China y Filipinas. Foto: Reuters.

La Unión Europea (UE) afirmó que está “cada vez más preocupada” por el comportamiento “provocador y peligroso” de la Guardía Costera China contra los buques filipinos en el mar de China Meridional. El organismo aseguró que estas agresiones afectan a la comunidad internacional.

Durante el fin de semana, los buques chinos usaron cañones de agua para atacar las naves filipinos en áreas disputadas del mar de China Meridional. El Gobierno de Filipinas calificó estás acciones como “amenazas a la paz”.

En este sentido, la UE sostuvo que el patrón de “acciones injustificadas y amenazadoras” pone en riesgo la seguridad regional y “ahonda la desconfianza”.

Contienda entre China y Filipinas. Foto: Reuters. Contienda entre China y Filipinas. Foto: Reuters. 

El organismo afirmó que la disputa entre los países por la zona “deben resolverse por medios pacíficos”, de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Oso panda gigante. Foto: EFE.

Te puede interesar:

China firma nuevos acuerdos con zoológicos de Estados Unidos y España para la protección de osos pandas

Un enfrentamiento diplomático

Los ataques de China a los buques filipinos causaron “graves daños" en el motor de una nave, según las autoridades de Manila. Además, el país aseguró que sus naves no estaban realizando actividades legítimas en el área y que las acciones de China “vulneran la soberanía y jurisdicción filipinas”.

Frente a estos incidentes, el Gobierno Filipino elevó una queja diplomática contra Pekín y convocó al embajador chino en Filipinas, Huang Xilian.

Encontrá más vídeos

Por su parte, la Guardia Costera de China señaló que los barcos filipinos estaban violando la soberanía de su país y que sus respuestas “fueron legítimas y profesionales".

Además, acusaron a las naves filipinas de tratar de enviar "materiales de construcción a un barco de guerra varado ilegalmente" en Ayungin.

El conflicto por la soberanía de la zona data de 1999 y si bien Pekín alega razones históricas para reclamar el mar de China Meridional, el Tribunal Permanente de Arbitraje apoyó a Manila y su denuncia contra las reivindicaciones de las autoridades chinas.

Notas relacionadas