Indignación de activistas climáticos: Reino Unido aprobó un plan petrolero en el Mar del Norte

La NSTA autorizó la explotación del yacimiento de petróleo Rosebank, considerado el más grande sin explotar en el Mar del Norte.

Por Canal26

Miércoles 27 de Septiembre de 2023 - 20:22

Extracción de petróleo del Mar Norte. Foto: Reuters Extracción de petróleo del Mar Norte. Foto: Reuters

Las nuevas perforaciones de petróleo y gas en el Mar del Norte causaron una nueva polémica en Londres por sus metas de sustentabilidad que incluyen el retraso en la eliminación de vehículos de nafta y diésel.

La explotación en el yacimiento Rosebank contiene unos 350 millones de barriles de petróleo, por lo que el gobierno del Reino Unido asegura que la perforación creará puestos de trabajo y reforzará la seguridad energética del país. El ministro de Finanzas británico, Jeremy Hunt, reiteró que el país seguirá necesitando petróleo y gas en las próximas décadas y que es preferible obtenerlo de aguas británicas.

Explotación de petróleo. Foto: Reuters Explotación de petróleo. Foto: Reuters

Londres justificó la decisión por múltiples causas, entre ellas la guerra en Ucrania, el Brexit y la creciente crisis económica en el Reino Unido. El primer ministro, Rishi Sunak, defendió la acción al afirmar que "a medida que se haga la transición a las energías renovables, se seguirá necesitando petróleo y gas y tiene sentido utilizar el nuestro".

Buque en el mar Rojo. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Comercio en el mar Rojo: el petróleo registró un leve impulso a pesar de la suba de inventarios en EE.UU.

Críticas de activistas ambientales

Según los ecologistas, la iniciativa del Reino Unido influirá negativamente en los intentos del país de cumplir con sus objetivos climáticos. Así, esta decisión fue criticada por organizaciones como Greenpeace, que acusan al gobierno británico de "demostrar una vez más poner los beneficios de las compañías petroleras por encima de los de la gente común".

El campo Rosebank "tiene el potencial de emitir CO2 equivalente al funcionamiento de 56 centrales eléctricas de carbón durante un año", aseguró Philip Evans, de Greenpeace.

Activistas medioambientales en contra de la iniciativa. Foto: Reuters Activistas medioambientales en contra de la iniciativa. Foto: Reuters

El proyecto Rosebank se enfrentó también a la resistencia de académicos, ONGs y dirigentes opositores, como el primer ministro escocés, Humza Yousaf, quien se mostró "decepcionado" por la explotación que se iniciará en el Mar del Norte.

El Partido Verde también criticó la decisión y la consideró "moralmente obscena". Caroline Lucas, diputada de la fuerza ecologista, lo calificó como "el mayor acto de vandalismo medioambiental en mi vida".

Notas relacionadas