Lejos del vino, el whisky y la cerveza: ¿sabías que hay personas alérgicas a las bebidas alcohólicas?

Si bien muy pocas personas presentan este tipo de intolerancia, hay individuos que padecen efectos no deseados al tomar una copa de alcohol.

Por Canal26

Miércoles 17 de Enero de 2024 - 20:10

El vino puede generar manchas en la ropa o alfombras. Foto: Unsplash. El vino puede generar manchas en la ropa o alfombras. Foto: Unsplash.

El alcohol es una bebida que suele estar presente en las reuniones con familiares y amigos. Lo que pocos saben es que existen personas que al ingerirlas presentan efectos adversos no deseados: ¿Existe la alergia al alcohol?

Un vaso de vino, fernet o cerveza puede causar estragos en un grupo muy reducido de personas. Esta patología es muy rara, pero real.

Consumo de alcohol. Foto: Unsplash. Consumo de alcohol. Foto: Unsplash.

Según Samuel J. White, profesor titular de inmunología genética en la Universidad de Nottingham Trent, algunos casos documentados presentaron los siguientes síntomas:

  • Erupciones cutáneas
  • Silbatina durante la respiración
  • Tos
  • Asma
  • Dolores de cabeza
  • Enrojecimiento de la piel
  • Rinitis
  • Picazón
  • Hinchazón facial
  • Presión arterial baja
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
Tomás Holder. Foto: Instagram.

Te puede interesar:

Holder dio un mensaje espiritual a sus seguidores y recomendó no tomar alcohol: "¿Querés ser un perdedor más?"

¿Intolerancia o alergia?

Para entender más a fondo esta problemática, hay que diferenciar alergia e intolerancia. La primera se produce por intervención del sistema inmunitario; mientras que la segunda se da cuando el organismo carece de las enzimas necesarias para digerir y eliminar el alcohol.

Vino, bebida alcohólica, vid. Foto: Unsplash Vino, bebida alcohólica, vid. Foto: Unsplash

En el ranking de las bebidas más problemáticas identificamos el vino tinto, el whisky, la cerveza y otros tipos de vinos. Pero, ¿qué es lo que tienen en común? Son las sustancias químicas que contienen las que producen los efectos adversos. 

Los congéneres, que es lo que le da cuerpo, aroma y sabor a una bebida alcohólica, son los causantes de esta reacción no deseada.  Dentro de estos compuestos, podemos mencionar las siguientes sustancias:

  • La histamina: presente en los vinos tintos, da origen a los dolores de cabeza (resaca), síntomas de mucosidad, sofocación, asma y alteraciones intestinales.
  • La levadura: si bien las bebidas alcohólicas tienen bajos niveles de levadura, pueden encontrarse casos muy aislados de alergias por este compuesto.
  • El dióxido de azufre: muy común en vinos caseros y cervezas. Por lo general, 1 de cada 10 personas asmáticas presenta silbatina pulmonar en respuesta a la presencia de este compuesto.
  • La tartrazina y el benzoato sódico: son desencadenantes de la urticaria y el asma.
  • La presencia de moho en el corcho: las esporas fúngicas (moho) que se pueden presentar en los corchos de vino u otras bebidas, puede llevar a quienes lo experimentan una dosis injustificada de alérgeno.

Alcohol. Foto: Unsplash Alcohol. Foto: Unsplash

Lo fundamental es dejar de consumir este tipo de bebidas si se presentan síntomas e intentar identificar cuál es la que genera la reacción alérgica.

Notas relacionadas