Mito o realidad: ¿el frío puede ayudar a reducir la obesidad?

Científicos estadounidenses del Hospital Brigham and Women’s publicaron un estudio al respecto. ¿Qué conclusiones sacaron?

Por Canal26

Miércoles 13 de Julio de 2022 - 18:00

Foto: archivo Google.Obesidad. Foto: archivo Google.

Científicos estadounidenses del Centro de Diabetes Joslin y del Hospital Brigham and Women’s realizaron un estudio sobre el fríoEl mismo confirmó un mito: que es un aliado no solo contra la obesidad, sino también con algunos aspectos endocrinológicos.

Según el informe, las bajas temperaturas ayudarían a reducir la inflamación y mejorar niveles de insulina y glucosa en sangre.

Obesidad. Foto: Pixabay

Te puede interesar:

Asocian el sobrepeso, la obesidad y el alcohol al aumento de cáncer de intestino

¿Como se comprobó el estudio?

El mismo fue dado a conocer mediante la revista científica “Nature Metabolism” y se explicó que utilizaron ratones inducidos a la obesidad con una dieta occidental rica en grasas. A lo largo de la investigación vieron que, al someterlos al frío, mejoraba la tolerancia a la glucosa y optimizaba la sensibilidad a la insulina. Esto se debería a que el tejido adiposo marrón, conocido como “grasa buena”, produciría la molécula Maresina 2 con las bajas temperaturas.

El coautor de aquel estudio, Yu-Hua Tseng, señaló: “Descubrimos que la exposición al frío reducía la inflamación y mejoraba el metabolismo en la obesidad mediado al menos en parte por la activación del tejido adiposo marrón. Estos hallazgos sugieren una función no reconocida previamente del tejido adiposo marrón en la promoción de la resolución de la inflamación en la obesidad”.

También agregó que: “numerosas pruebas indican que la obesidad y el síndrome metabólico están relacionados con la inflamación crónica que conduce a la resistencia sistémica a la insulina, por lo que la interrupción de la inflamación en la obesidad podría ofrecer terapias prometedoras para las enfermedades relacionadas”.

Tseng ya realizó dos investigaciones al respecto, y comprobó que el frío era capaz de activar el tejido adiposo marrón y que se generen mediadores lipídicos que ajusten el metabolismo de los nutrientes.

El otro autor de los hechos, Matthew Spite destacó que: "la grasa parda produce Maresina 2, que resuelve la inflamación a nivel sistémico y en el hígado. Estos hallazgos sugieren una función previamente no reconocida del tejido adiposo marrón en la promoción de la resolución de la inflamación en la obesidad a través de la producción de este importante mediador lipídico”.

Notas relacionadas