Finlandia y el cementerio más peligroso del mundo: almacenan residuos nucleares debajo de la tierra

Las palabras "cementerio" y "nuclear" no se asocian rápidamente, pero Finlandia desarrolló una cápsula subterránea con el fin de almacenar el uranio que cumplió su vida útil.

Por Canal26

Domingo 5 de Noviembre de 2023 - 07:16

planta nuclear de Olkiluoto. Foto: Reuters. planta nuclear de Olkiluoto. Foto: Reuters.

En las profundidades de la Tierra, en Finlandia, hay máquinas pesadas que circulan entre túneles cavados en la piedra. Algo que hoy parece una mina, muy pronto se convertirá en un cementerio de alto riesgo: la primera instalación de almacenamiento de residuos nucleares del mundo.

En la isla de Olkiluoto, Finlandia, donde ya se encuentra el mayor reactor nuclear de Europa, el proyecto que debe resolver el fatídico problema de los desechos nucleares está a punto de prepararse para entrar en fase operativa. La energía nuclear emite poco carbono, por lo tanto, se presenta como una fuente energética limpia, útil para contener el calentamiento climático, pero los residuos que genera y cómo almacenarlos a largo plazo, son problemas que frenan los proyectos nucleares en todo el mundo.

Encontrá más vídeos

Peligros del uso del celular. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Teléfonos celulares: la salud amenazada por la radiación

El cementerio nuclear de Finlandia

En una cifra difícil de imaginar, deben transcurrir al menos 250,000 años para que las radiaciones se reduzcan hasta niveles seguros. El cómo preservar aislado el material durante todo ese tiempo es uno de los retos más importantes en este tipo de dispositivos. Hoy, a más de 400 metros de profundidad el depósito finlandés está diseñado para almacenar un total de 6,500 toneladas de uranio, es decir, la totalidad de combustible usado por los cinco reactores nucleares finlandeses durante toda su duración.

El uranio descartado será contenido en gruesas cápsulas de cobre, enterrado en la roca y luego el túnel será obturado con un inmenso tapón de acero reforzado. Las obras empezaron en el año 2004 y las últimas pruebas se llevarán a cabo a principios del 2024. Cuando esté listo se pasará a la fase operacional, que se estima sea en el año 2025.

planta nuclear de Olkiluoto. Foto: EFE. Planta nuclear de Olkiluoto. Foto: EFE.

Fukushima. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Fukushima: comenzó la segunda fase del vertido de agua tóxica en el océano de Japón

La isla de Olkiluoto y el descontento de los expertos

La fisonomía de la isla de Olkiluoto podría cambiar antes de que pasen los miles de años necesarios para que el uranio descartado vuelva su radiación en estado natural, y es una opción que se tiene en cuenta. En los próximos milenios la isla podría pasar a formar parte del continente o también quedar sumergida bajo el agua debido al aumento del nivel del mar por el cambio climático. Desde la empresa constructora insisten en que las cápsulas están pensadas para resistir cualquiera de esos cambios, pero algunos expertos no lo creen así.

Los investigadores de la universidad politécnica sueca pusieron en duda la seguridad del dispositivo alegando los riesgos de corrosión del cobre que podría terminar en fugas de material radioactivo. Por otro lado, un grupo de especialistas nucleares de Greenpeace también sostienen que esta no es una solución sino una "reducción de riesgos".

"Estamos en esta fase final del proyecto, hemos logrado llegar hasta aquí, construimos las instalaciones, elegimos el emplazamiento y tenemos una actitud comprensiva. En muchos países europeos puede haber más oposición y críticas, pero poco a poco las cosas han empezado a cambiar. Ahora que estamos abriendo camino, otros nos siguen y hacen lo mismo", explica Johanna Hansen, geóloga y coordinadora de la investigación.

Mientras tanto, proyectos similares avanzan en Suecia, Francia, Suiza y Canadá. Quienes celebran la creación de este "cementerio nuclear", sostienen que no hay ningún proyecto seguro al 100%, pero que esta sea seguramente la solución que más se investigó y que la única alternativa sería dejar de forma indefinida los desechos en la superficie, un camino que resulta a corto y largo plazo, mucho más peligroso para nuestro planeta.