Óscar Naranjo revela detalles de la caída de Pablo Escobar a 30 años de su muerte

El policía fue uno de los que participó en la persecución del capo narco. “Escobar instaló la idea de que matar es legítimo si soluciona un problema”, sentenció en una entrevista con El País.

Por Canal26

Domingo 3 de Diciembre de 2023 - 09:41

Óscar Naranjo Trujillo. Foto: Wikipedia. Óscar Naranjo Trujillo. Foto: Wikipedia.

Óscar Naranjo Trujillo fue el vicepresidente entre los años 2017 y 2018 de Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia. Además, el hombre de 66 años es uno de los policías más reconocidos del país y fue uno de los que participó de la persecución final a Pablo Escobar. Además, integró el grupo de expertos en inteligencia del llamado Bloque de Búsqueda y a 30 años de la muerte del capo, publicó "El derrumbe de Pablo Escobar", un libro donde explica cómo el Estado pudo derrotar al narco.

En ese sentido, el periodista Juan Esteban Lewin entrevistó a Trujillo para El País y le consultó sobre los motivos que lo llevaron al lanzamiento del libro: "Este libro lo escribí pensando en las víctimas de Pablo Escobar, que se cuentan por miles y que han pasado al anonimato durante todos estos años. El país ha entrado en modo de reparación a las víctimas. Gracias a Dios estamos trabajando por la verdad, por la justicia. Y, sin embargo, de las víctimas del narcotráfico poco se ha dicho", respondió.

A pesar de todo lo que sucedió con Pablo Escobar , las cosas parecen no haber cambiado mucho: "Es un panorama duro, pero que no hay que negar. El mundo debería motivarse a ampliar el debate. Como ha mencionado el Gobierno estadounidense en el último documento de cooperación con Colombia, hay que abordar este problema de manera holística. Esa mirada se funda en el reconocimiento de una realidad que no significa que la batalla que hemos librado contra el narcotráfico haya sido infructuosa. Nos salvamos de tener un narcoestado, que era la pretensión de Pablo Escobar, que se interrumpió gracias a la fortaleza de los colombianos", explicó Naranjo.

Tumba de Pablo Escobar Tumba de Pablo Escobar. Foto: archivo.

En ese momento, Pablo Escobar también fue reconocido por amenazar a las familias de quienes lo perseguían y querían atraparlo, y es algo que hasta el día de hoy sigue sucediendo, como una marca registrada que dejó el narco. "Pablo Escobar fue un criminal disruptivo. Había un código tácito entre el delincuente y la autoridad, por lo que las familias de los funcionarios estaban a salvo de la confrontación. Él lo rompe, amenazando a las familias de quienes lo perseguían, como la del general Martínez Poveda. Eso no se ha logrado superar. Hay organizaciones que se meten con las familias. Aunque no lo revelé en su momento, porque no me parecía correcto que el comandante de la Policía saliera a victimizarse, en 2007 tuve que sacar de Colombia a una de mis hijas porque se descubrió un plan, no una amenaza, del Cartel del norte del Valle para secuestrarla y desaparecerla. La semilla que sembró Escobar sigue viva", dijo Trujillo. Escobar dejó una enseñanza e instaló entre los colombianos que matar es correcto si se soluciona un problema.

Luego, el policía detalló algunos de los manejos que tienen los narcos en la actualidad: "Ya no son organizaciones que encabezan personajes muy nítidos, el mando y control es difuso. Hay tres niveles: quienes están en la operación del narcotráfico, quienes conforman los ejércitos privados del narcotráfico, y quienes se lucran del narcotráfico y están en zona de confort invisible. Estos son lavadores o financiadores que nadie persigue y se mueven como pez en el agua en la sociedad. Se suma un rasgo posmoderno, la globalización del delito. Las organizaciones tradicionales como los carteles de Cali y de Medellín tenían origen colombiano y un pie en el ámbito internacional. Hoy se observa una transnacional del crimen", informó Trujillo.

El periodista señaló que llegaron "carteles mexicanos a Colombia y reemplazaron a los colombianos". En ese sentido, Óscar Naranjo explicó: "Hay una división del trabajo: quién produce, quién transporta, quién distribuye, quién lava los activos. Ahora: las organizaciones mexicanas son importantes. Han logrado subordinar a las colombianas y a las de otros países de América Latina para que sean sus proveedores".

Detención de la familia de "Fito" Macías Villamar. Foto: NA

Te puede interesar:

Argentina y su atractivo como destino para los capos narco

Las lecciones tras haber derrotado a Escobar y otros riesgos que enfrenta el país

"Así como hay una herencia maldita de Pablo, también hay unas lecciones aprendidas. Las de éxito son, primero, la necesidad de tener determinación política. Es clave que haya una dirigencia política que tenga un consenso mínimo para enfrentar el problema, y sobre él, exprese una voluntad. Uno desearía que fuera totalmente nítido en la lucha contra la pobreza o contra la delincuencia. La segunda es la necesidad de unas instituciones que respondan a esa voluntad política y entiendan qué fin no justifica los medios. La voluntad política necesita tener como piedra angular el respeto por los derechos humanos. Pensar que se gana con el fin justificando los medios produce un daño enorme. La tercera, que se necesita una participación ciudadana que acompañe esa voluntad política. Por último, se necesita capacidad de escrutinio, de veeduría, de fiscalización para corregir los errores", expresó Óscar Trujillo.

Pablo Escobar Pablo Escobar.

Luego, el periodista le preguntó al policía si había otro tipo de riesgos en el país, y respondió: "El mayor está en que algunas economías criminales parecen resguardadas, como la minería ilegal de oro. Allí estamos como en los años setenta u ochenta, frente al lavado de activos, sin herramientas. La gente compra y vende el oro por los canales oficiales y no se sabe de dónde viene. Ha sido imposible que los gobiernos vuelvan a la figura en la que el Banco de la República era el único comprobador de oro, que podía acreditar su origen. Hoy lo compran particulares, lo transportan, lo funden...", finalizó.

Notas relacionadas