Un 38% de empresas alemanas decidieron mudar sus fábricas de China a Japón: los motivos

Con la disputa entre Pekín y Washington como telón de fondo, Alemania encontró un mejor territorio para sus negocios.

Por Canal26

Lunes 8 de Abril de 2024 - 10:20

Trabajadores japoneses. Foto: Unsplash. Trabajadores japoneses. Foto: Unsplash.

Una gran cantidad de empresas alemanas se trasladan desde China a Japón, considerando a este último como un país "más estable" en relación a la crisis que vive Pekín, según datos recopilados de 164 compañías. Entre ellas, el 38% lleva todas sus instalaciones productivas, mientras que el 23% traslada solo las funciones administrativas regionales. 

"Las empresas alemanas han tenido durante mucho tiempo un fuerte enfoque en China debido a los bajos costos laborales y porque es un mercado importante y en crecimiento", dijo Martin Schulz, economista jefe de políticas de la Unidad de Inteligencia de Mercado Global de Fujitsu. "Esto está cambiando y hay desafíos por todas partes", aseguró al medio DW.

Trabajadores japoneses. Foto: Unsplash. Trabajadores japoneses. Foto: Unsplash.

El estudio lo hizo la Cámara de Comercio e Industria Alemana en Japón y el gigante KPMG en Alemania, haciéndose eco de las conclusiones de otra investigación, publicada por la Organización de Comercio Exterior de Japón una semana antes. "Es significativo que cada vez haya más cuestiones políticas y geopolíticas que las empresas deben considerar, con preocupaciones sobre si a las empresas les resultará más difícil exportar desde China a Estados Unidos, por ejemplo", añadió Schulz.

Alzheimer. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Descubrimiento esperanzador: científicos detectan Alzheimer en etapa inicial con un análisis de sangre

Las preocupaciones de los empresarios en China y la estabilidad de Japón

Entre una de las principales preocupaciones de los empresarios respecto de China está el peligro de verse involucrados en cualquier posible conflicto comercial entre Estados Unidos y China que implique sanciones y aranceles, entre otros. "Los costes también están aumentando en China y no sabemos el futuro de la economía china durante la reestructuración que está atravesando", agregó. Un posible cambio de gobierno como resultado de las elecciones estadounidenses podría profundizar este enfrentamiento entre las dos potencias. 

Encontrá más vídeos

Además, las compañías están preocupadas por el espionaje industrial y la política de las autoridades chinas en relación a las listas negras de empresas. Schulz está de acuerdo en que existen buenas razones para que las empresas trasladen "funciones sensibles" a Japón, porque hay muchas "funciones de atracción" en ese país.

"Japón es económica y políticamente estable, las empresas aquí están bien conectadas con el resto de Asia, lo cual es importante para los negocios, y el país está estrechamente integrado en las cadenas de suministro globales", dijo Schulz.

Por otra parte, Klaus Meder, presidente en Japón del gigante alemán Bosch, expresó que ambos países son buenos para invertir. China tiene el mercado de automóviles más importante del mundo. Además, las empresas automotrices japonesas todavía contemplan la mayor parte del mercado global. En este sentido, Bosch tiene instalaciones manufactureras igualmente relevante en ambos países para satisfacer la demanda local.

Trabajadores japoneses. Foto: Unsplash. Trabajadores japoneses. Foto: Unsplash.

El empresario agregó que "Japón puede ser un mercado difícil de ingresar, con muchos obstáculos, la barrera del idioma y diferentes especificaciones, pero una vez que estás establecido y te has ganado la confianza de tus clientes, entonces puedes construir asociaciones duraderas". "Aquí hay estabilidad, hay confianza, todo está basado en reglas y la mayoría de las empresas están satisfechas con sus beneficios financieros", agregó Meder.

Entre los puntos a favor, Marcus Schuermann, director general de la Cámara de Comercio Alemana en Japón, comentó que la isla asiática es elegida por varias empresas por ser "el país industrializado más antiguo de Asia". Por otra parte, describió que la estabilidad social y económica, así como una infraestructura avanzada y la mano de obra cualificada, son pilares importantes para quienes deciden producir en Japón

"Los salarios aquí son muy competitivos y entre un 20 y un 30 por ciento más bajos que en Alemania, lo que hace que Japón sea más atractivo", indicó Schuermann. Además, el el director general describe que es más probable que los alemanes se trasladen a Japón que a China por trabajo, por la calidad de vida.

Notas relacionadas