El marsupial que sacrifica horas de sueño por sexo y muere luego de la época de apareamiento

El antechinus es un extraño animal cuyo apareamiento puede prolongarse hasta por 14 horas.

Por Canal26

Jueves 25 de Enero de 2024 - 15:01

Los marsupiales se caracterizan por tener una bolsa para llevar a las crías dentro. Foto: Queensland University Los marsupiales se caracterizan por tener una bolsa para llevar a las crías dentro. Foto: Queensland University

Un equipo de investigadores descubrió un pequeño marsupial australiano llamado antechinus que, según demostraron, sacrifica horas de sueño nocturnas para dedicar más tiempo al sexo en la época de apareamiento.

Este sorprendente hallazgo biológico, que probablemente está basado en una fuerte selección natural, es el primero en demostrar con pruebas directas este tipo de restricción del sueño en un mamífero terrestre. 

Un antechinus macho. Foto: EFE Un antechinus macho. Foto: EFE

El accionar de este animal llamó poderosamente la atención de los científicos debido a que el sueño es vital en los seres vivos: "En humanos y otros animales, restringir la cantidad normal de sueño conduce a un peor rendimiento mientras se está despierto, y el efecto se agrava noche tras noche, pero los antechinus hicieron precisamente eso: dormir 3 horas menos por noche, cada noche, durante 3 semanas", subraya Erika Zaid, una de las líderes del estudio.

La investigadora explicó: "Mediante una combinación de técnicas, demostramos que los machos pierden horas de sueño en la época de apareamiento, y que uno de ellos lo reduce a la mitad".

Foca fue rescatada de una red de pesca. Foto: captura video Viory/Natuurcentrum Ameland / Johan Krol

Te puede interesar:

Rescataron a una foca que estaba atrapada en una red de pesca en una isla de Países Bajos: el tierno momento

Un animal extraño

Los antechinus son raros también en otros aspectos. Los machos sólo se reproducen una vez en su vida y viven sólo un año, mientras que las hembras pueden vivir dos años. Además, tienen un trágico final: suelen morir al mismo tiempo justo después de su única, corta e intensa temporada de apareamiento.

El equipo de investigadores también descubrió que, en la época de reproducción, los machos compiten por acceder al mayor número posible de hembras para maximizar su éxito reproductivo: "Tienen una sola oportunidad de tener descendencia durante un único periodo de apareamiento de tres semanas", comentó el director del estudio, John Lesku.

El estudio no aclara qué causa la muerte de los machos después de la época de cría aunque los investigadores no creen que se deba únicamente a la pérdida de sueño, dado que los machos que vieron dormir menos no eran los que estaban en peores condiciones.

En futuros estudios, el equipo espera averiguar si estos animales son más resistentes al sueño que los humanos o si "simplemente se limitan a seguir adelante", aceptando los inconvenientes de permanecer despiertos para mejorar sus posibilidades de paternidad.

Notas relacionadas