Milei está enojado

El presidente publicó un mensaje en hebreo con fragmentos del Antiguo Testamento. El análisis de la frase.

Por Canal26

Jueves 8 de Febrero de 2024 - 14:56

Javier Milei en el Muro de los Lamentos. Foto: NA. Javier Milei en el Muro de los Lamentos. Foto: NA.

Javier Milei posteó otro mensaje encriptado, al postear fragmentos de del Capítulo 32 del Éxodo, del Antiguo Testamento de la Biblia, que cuenta el castigo que Moisés le hace a quienes lo desafiaron mientras escribía las Tablas de los 10 mandamientos.

El mandatario publicó una imagen que contiene fragmentos bíblicos que describen lo que aconteció cuando Moisés escribió las Tablas con los 10 mandamientos. 

“Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte. Y tomó el becerro que habían hecho, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel. Y dijo Moisés a Aarón: ¿Qué te ha hecho este pueblo, que has traído sobre él tan gran pecado?”. Las tablas que Moisés rompe en su rapto de ira “eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios grabada sobre las tablas”, fueron las palabras publicadas.

Nayib Bukele y Javier Milei. Fotos: REUTERS y EFE.

Te puede interesar:

Bukele y Milei, referentes de Trump y de la derecha conservadora de Estados Unidos

El análisis de sus palabras

El filósofo Santiago Kovadloff brindó su opinión acerca de la publicación del mandatario, ante la consulta del Diario La Nación.

El presidente argentino Javier Milei visita el Muro de los Lamentos, Jerusalén, Israel El presidente argentino Javier Milei visita el Muro de los Lamentos, Jerusalén, Israel

“Luego de una larga estadía en la cumbre del Sinaí, Moisés baja con las tablas de la ley para su pueblo y lo encuentra envuelto en un festín de idolatría, porque ha creado con la colaboración de Aarón, el hermano de Moisés, un becerro de oro -señala-. Fundieron el oro disponible para crear una divinidad similar a la de los demás pueblos, porque no han resistido el tiempo de espera que requiere el encuentro con las tablas de la ley y no han tenido confianza en Moisés. Alegóricamente, la impaciencia sería el rasgo que podríamos subrayar como el dominante en el episodio que desemboca en el festín idolátrico y que podría ser, con cautela, vinculado con la presunta impaciencia del pueblo argentino para llevar a cabo el proceso de ‘sacrificios’ indispensables a fin de que el país se reinscriba en una realidad ‘sana’ desde el punto de vista económico e institucional. Los mandamientos de las tablas evidencian la incertidumbre y la anarquía en que vivía el pueblo de Israel”, aseguró.

Por su parte, Facundo Milman, especialista en pensamiento judío, analizó el posteo del presidente. "Milei se identifica a través del proceso de mímesis con Moisés cuando sube al Monte Sinaí. Así como Moisés sube, Milei fue a Israel: ‘subió' espiritualmente. Pero en tanto que baja, es decir, se desconecta de los lugares sagrados como el Kotel, el Muro de los Lamentos, le suscita una ataque de ira. Porque él quería entregar las tablas de la ley, la ‘ley ómnibus’, y el pueblo está bailando alrededor del becerro de oro, el impuesto PAIS. Entonces así como Moisés rompe las tablas y destruye el becerro de oro, el Presidente de la Argentina retira la ‘ley ómnibus’ y, cabe preguntarse, ¿también destruirá el impuesto PAIS como se anuncia en los medios?”.

Notas relacionadas