El congreso estadounidense rumbo a votar el acuerdo bipartidista para elevar la deuda, pero con fricciones internas

El pacto contempla elevar el techo en detrimento de algunos programas sociales y con pocas certezas de los problemas fiscales en las próximas décadas.

Por Canal26

Martes 30 de Mayo de 2023 - 10:30

Biden y McCarthy. Foto: Reuters. Biden y McCarthy. Foto: Reuters.

Tras varios días de discusión, Joe Biden, el presidente de Estados Unidos y Kevin McCarthy, el conservador que preside la Cámara de Representantes, llegaron a un acuerdo para poder elevar el techo de la deuda pública. Sin embargo, las repercusiones en las filas de ambos partidos aparecieron al instante. El Departamento del Tesoro impuso el 5 de junio como fecha límite para evitar un default.

Biden fue claro cuando le preguntaron qué les diría a los demócratas no convencidos por el acuerdo alcanzado: "Hablen conmigo", indicó. "No hay razones por las que no debería cerrarse antes del 5 de junio. Tengo confianza en que lograremos el voto en las dos cámaras", afirmó, planteando que es un buen acuerdo bipartidista y que ninguna parte ha salido perdiendo. 

Biden ve con buenos ojos el paso por el congreso del acuerdo sobre la deuda. Video: Reuters.

El proyecto de ley alcanzado con el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, se envió a los congresistas y senadores para que lo analicen antes de someterlo a voto esta semana. La Casa Blanca detalló que el presidente de EEUU está en diálogo a diario con los legisladores y es reportado varias veces al día sobre los avances respecto a la aprobación de ese acuerdo para evitar un impago que resultaría "catastrófico". 

Las críticas al respecto provienen de ambos bandos: republicanos como Dan Bishop o Chip Roy aseguran que los recortes de gasto público fijados no hacen más que conservar el statu quo, mientras que la demócrata Pramila Jayapal, entre otras, advirtió a Washington que debería preocuparse por el apoyo progresista al acuerdo, ya que contempla algunas reformas sociales.

Kevin McCarthy, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Foto: Reuters. Kevin McCarthy, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Foto: Reuters.

"Debería ser apoyado por los republicanos de la Cámara de Representantes", expresó además en una llamada con periodistas Patrick McHenry, uno de los principales negociadores por parte de los conservadores. De aprobarse, el compromiso alcanzado incrementará el techo de deuda para los próximos dos años, es decir, hasta después de las próximas elecciones presidenciales.  

"No hay razones por las que no debería cerrarse antes del 5 de junio. Tengo confianza en que lograremos el voto en las dos cámaras", dijo Biden. 

"No hay que dejar que la perfección sea la enemiga de lo bueno. Y esto es algo muy, muy bueno. Es realmente un buen paso en la buena dirección. Y estoy muy contento de apoyarlo", agregó en la llamada con la prensa el congresista republicano Carlos Giménez. En total se necesitan 218 votos para la aprobación este miércoles en la Cámara de Representantes, que cuenta con 435 congresistas, 222 republicanos y 213 demócratas. Si se refrenda, antes de la promulgación por parte de Biden, pasaría al Senado, donde se necesitarán 60 afirmaciones. Los demócratas controlan en esa cámara 51 escaños y los conservadores 49.  

Acusaron a Cher de contratar a cuatro hombres para secuestrar a su propio hijo: los motivos. REUTERS

Te puede interesar:

Acusaron a Cher de contratar a cuatro hombres para secuestrar a su propio hijo: los motivos

¿Qué aspectos contempla el acuerdo para aumentar la deuda firmado por Biden y McCarthy?

El proyecto de ley suspendería el límite de la deuda estadounidense hasta el 1 de enero de 2025, lo que permitiría a Biden y a los legisladores dejar de lado esta cuestión políticamente arriesgada hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2024.

También limitaría parte del gasto público durante los próximos dos años, aceleraría el proceso de concesión de permisos para algunos proyectos energéticos, recuperaría los fondos COVID-19 no utilizados e introduciría requisitos de trabajo para los programas de ayuda alimentaria destinados a algunos estadounidenses sin recursos.

Joe Biden y Kevin McCarthy. Foto: Reuters. Joe Biden y Kevin McCarthy. Foto: Reuters.

Otra victoria para los republicanos sería la reducción de la financiación del Servicio de Impuestos Internos, aunque la Casa Blanca afirma que ello no debería menoscabar la aplicación de las leyes fiscales. Biden también puede tiene ventajas: el acuerdo deja prácticamente intactas sus leyes de infraestructuras y energía verde, y los recortes del gasto y los requisitos laborales son mucho menores de lo que habían pedido los republicanos.

Los republicanos han argumentado que son necesarios fuertes recortes del gasto para frenar el crecimiento de la deuda nacional, que con 31,4 billones de dólares equivale aproximadamente a la producción anual de la economía. Según las expectativas del gobierno, el pago de los intereses de la deuda absorberá una parte cada vez mayor del presupuesto en los próximos largos años, a medida que el envejecimiento de la población incremente los costes sanitarios y de jubilación. Sin embargo, el pacto no haría nada para frenar estos programas de rápido crecimiento.

Departamento del Tesoro de EEUU. Foto: Reuters. Departamento del Tesoro de EEUU. Foto: Reuters.

La mayor parte del ahorro se obtendría limitando el gasto en programas nacionales como vivienda, control de fronteras, investigación científica y otras formas de gasto "discrecional". El gasto militar podría aumentar en los próximos dos años como ya se refleja en las inversiones por la guerra de Ucrania. 

Notas relacionadas