Irán y sus aliados en Medio Oriente: los frentes abiertos que desafían a Israel y Occidente

La asociación de Teherán con Hezbollah, Hamás, las milicias de Irak y los hutíes de Yemen puede provocar una fuerte escalada en la región.

Por Canal26

Domingo 14 de Abril de 2024 - 11:19

Hezbollah. Foto: Reuters. Hezbollah. Foto: Reuters.

Irán posee un gran liderazgo en una gran parte de la región de Oriente Medio, que va desde el golfo Pérsico hasta la costa mediterránea. La respuesta iraní al ataque de Israel al consulado de su país ubicado en Damasco (Siria) que terminó con la vida de siete militares, puede movilizas al llamado Eje de la Resistencia y provocar una fuerte escalada entre los países que se encuentran allí. 

En su primer ataque contra territorio israelí desde que comenzó el conflicto con Hamás, Irán lanzó más de 300 misiles y drones.

Restos de cohetes iraníes impactan en Jordania. Video: Reuters.

Según el Servicio de Inteligencia norteamericano (CIA), la anunciada respuesta de la República Islámica fue "lanzada desde Irán, Irak, Siria y el Yemen", donde Teherán lidera una red de milicias que se enfrentan de diferentes maneras contra Israel y Estados Unidos para apoyar a los palestinos en la Franja de Gaza.

La bandera iraní ondea frente a la sede del Organismo Internacional de la Energía Atómica. Foto: Reuters

Te puede interesar:

Irán acelera su producción de uranio: ya está casi apto para ser usado en la fabricación de bombas atómicas

Hezbollah, la milicia libanesa: otro flanco en el norte de Israel

Considerado como el aliado más poderoso de Irán en Oriente Medio, el grupo chií libanés Hezbollah está en el centro de un cronometrado pero intenso intercambio de fuego con Israel especialmente en el límite que tienen en común desde el 8 de octubre de 2023, un día después del estallido de la guerra en Gaza a partir del atentado de Hamás

Coincidiendo con el ataque iraní contra territorio israelí, el grupo armado anunció el disparo de "decenas" de cohetes hacia una importante base militar en el norte de Israel y, después, reivindicó otro lanzamiento contra tres puestos militares en los norteños Altos del Golán.

Miembreos de Hezbollah. Beirut. Foto: Efe Miembreos de Hezbollah. Beirut. Foto: Efe

La aviación israelí, en respuesta, bombardeó un edificio en el Valle de la Bekaa, una región en el este del Líbano alejada del límite en común donde se suelen concentrar los miembros del Hezbollah y que fue atacada por el Estado de Israel varias veces en recientemente.

En el Líbano e Israel, seis meses de enfrentamientos dejaron ya más de 150.000 desplazados a ambos lados de la frontera, así como cerca de veinte muertos en el lado israelí y más de 330 en el libanés.

Graves ataques en Rafah, Gaza. Foto:EFE

Te puede interesar:

Irán calificó como crimen de guerra el ataque israelí contra desplazados en Rafah

Los hutíes en el mar Rojo: un conflicto que afecta directamente a EE.UU. y Reino Unido

Los hutíes del Yemen lanzaron misiles y drones contra Israel, además de ataques contra barcos mercantiles en el mar Rojo y el mar Arábigo desde finales de noviembre para perjudicar a la economía israelí. Pero también a la de sus aliados occidentales.

Los fuertes ataques y la amenaza de este grupo para Israel provocaron que a mediados de enero Estados Unidos y el Reino Unido iniciaran una campaña de bombardeos contra posiciones de los hutíes en el Yemen, aunque la formación asegura que no los va a amedrentar.

Encontrá más vídeos

Las milicias no reivindicaron los lanzamientos simultáneos de proyectiles con el ataque de Irán contra Israel, si bien Washington y varios organismos denuncian que la Guardia Revolucionaria iraní mantiene desplegada unidades en varias partes del Yemen controladas por los hutíes.

Ebrahim Raisí, presidente de Irán. Foto: Reuters

Te puede interesar:

Muerte de Raisí: qué dice el informe del Ejército de Irán sobre la caída de su helicóptero

Las milicias de Irak: un equilibrio desequilibrado

Pese a contar con capacidades más limitadas que Hezbollah y los hutíes, la denominada Resistencia Islámica en Irak se atribuyó el lanzamiento de alrededor de 200 ataques contra bases con presencia estadounidense en territorio iraquí y sirio, si bien también apuntó en algunas oportunidades contra el sur de Israel.

La formación, compuesta por una amalgama de milicias fieles a Irán que operan en Irak y en el área limitante en el este de Siria, mantuvo un perfil bajo después de que en enero uno de sus drones matara a tres soldados estadounidenses en la frontera entre Jordania y Siria.

Ejército de Irak. Foto: Reuters Ejército de Irak. Foto: Reuters

Este episodio generó una dura respuesta de Washington, que bombardeó con fuerza posiciones de estas agrupaciones armadas tanto en Irak como en Siria, dejando decenas de fallecidos y haciendo sonar todas las alarmas sobre la apertura de un nuevo frente de guerra que supusiera un enfrentamiento directo con Irán.

El Gobierno iraquí, que mantiene un delicado equilibrio entre Teherán y Washington, advirtió a sus dos aliados que su territorio no es un campo de batalla, luego de que en enero Irán también lanzara misiles contra el norte de Irak argumentando que apuntaba contra una sede del Mossad israelí. 

Notas relacionadas