La panda bebé ya creció: Katyusha fue vista jugueteando sola y lejos de su madre Ding Ding

La cachorra que habita en del Zoológico de Moscú junto a sus padres disfrutó de un momento divertido y a solas.

Por Canal26

Lunes 19 de Febrero de 2024 - 10:57

La cachorra panda. Foto: captura video Viory/ canal Telegram de Svetlana Akulova @ svetlanaakulova1 La cachorra panda. Foto: captura video Viory/ canal Telegram de Svetlana Akulova @ svetlanaakulova1

La cachorra panda Katyusha ya creció: fue vista jugando sola mientras su mamá, la osa Ding Ding, se tomaba un descanso en un árbol en el Zoológico de Moscú.

Las imágenes publicadas este sábado mostraron a Katyusha jugueteando con una pelota de goma en su lugar, mientras su madre disfrutaba de su merecido descanso.

La cachorra panda fue vista jugando sola. Video: viory/canal Telegram de Svetlana Akulova @ svetlanaakulova1

Luego, la panda gigante se unió para jugar y pasar tiempo con su bebé. La cachorrita panda, que nació en agosto del año pasado, fue nombrada Katyusha en honor a la popular canción soviética de tiempos de la Segunda Guerra Mundial, y fue decidido en una votación pública.

El oso panda bebé crece muy bien. Foto: captura video Viory/canal Telegram de Svetlana Akulova @ svetlanaakulova1 El oso panda bebé crece muy bien. Foto: captura video Viory/canal Telegram de Svetlana Akulova @ svetlanaakulova1.

Panda pardo. Foto: X

Te puede interesar:

Ni blancos, ni negros: una mutación genética hace que los pandas sean pardos

La historia de los padres de la cachorra

Los padres de Katyusha, Ding Ding y Ruyi, fueron traídos desde Beijing a Moscú en el año 2019. Su hogar, el pabellón de "Fauna China" en el Zoológico de Moscú, fue inaugurado por el presidente ruso Vladimir Putin y el mandatario chino Xi Jinping.

El bebé panda en pleno baño. Foto: Canal de Telegram de Svetlana Akulova @svetlanaakulova1 El bebé panda en pleno baño. Foto: Canal de Telegram de Svetlana Akulova @svetlanaakulova1.

Los pandas gigantes, originarios de China, son un símbolo de los esfuerzos de conservación en todo el mundo. En ese sentido, Ding Ding y Ruyi son parte de una iniciativa científica destinada a preservar y criar especies raras.