Hipertensión arterial: estos son los 3 nutrientes esenciales para reducirla de forma natural

Según los expertos, una alimentación saludable para controlar la hipertensión debe incluir tres minerales clave que contribuyen a mejorar la salud cardiovascular. Conocé cuáles son y en qué alimentos se encuentran.

Por Canal26

Lunes 11 de Diciembre de 2023 - 11:45

Hipertensión. Foto: Unsplash Hipertensión. Foto: Unsplash

En un mundo donde aproximadamente 1.280 millones de adultos luchan contra la hipertensión, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se destaca la necesidad de abordar esta afección de manera integral. La presión arterial elevada, un factor silencioso pero peligroso, contribuye significativamente a enfermedades cardiovasculares y muerte prematura.

Teniendo en cuenta su impacto, la OMS reconoció la importancia de que las personas adopten cambios en el estilo de vida, como seguir una dieta saludable, dejar de fumar y aumentar la actividad física, para contrarrestar la hipertensión. Aunque en algunos casos se requieran medicamentos, la atención a la alimentación desempeña un papel crucial.

Reducir el consumo de cafeína, azúcares añadidos, carbohidratos refinados, sodio y alcohol es el primer paso hacia una presión arterial controlada. Sin embargo, no solo se trata de eliminar ciertos elementos: también es esencial incorporar nutrientes específicos que demostraron ser aliados en la lucha contra la hipertensión.

Hipertensión. Foto: UnsplashLa presión arterial puede reducirse de manera natural a través de la alimentación. Foto: Unsplash. 

Emociones, salud, familia y cambios. Foto: Alamy

Te puede interesar:

Emigrar: estrategias para afrontar el estrés y cuidar las emociones al cambiar de país

Magnesio: la clave para relajar los vasos sanguíneos

La relación entre el magnesio y la presión arterial se volvió evidente en un estudio publicado en la revista Nutrients. Este mineral contribuye a la relajación de los vasos sanguíneos, lo que permite la regulación de la presión arterial. Consumir 240 mg de magnesio al día puede reducir la presión en pacientes hipertensos que toman medicamentos antihipertensivos. Aquellos que no reciben tratamiento pueden beneficiarse con una ingesta diaria de 600 mg.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NHI) indicaron que una alimentación variada, que incluya vegetales, lácteos, legumbres, pollo, carne de res y cereales integrales, garantiza un aporte adecuado de magnesio dentro de la dieta.

Verduras y "superalimentos". Foto: Unsplash. La mayoría de las verduras aportan magnesio. Foto: Unsplash.

Cerebro humano. Foto: Alamy

Te puede interesar:

Neurociencia y el arte de hacer que el cerebro trabaje a nuestro favor

Potasio: equilibrando la influencia del sodio

El desequilibrio entre el sodio y el agua en la sangre, causado por el consumo excesivo de sodio, puede incrementar la presión arterial. El potasio, según la Harvard Health Publishing, tiene un efecto antihipertensivo al contrarrestar los efectos del sodio y aliviar la tensión en los vasos sanguíneos. Incluir alimentos ricos en potasio, como verduras de hoja verde, tomates, papas, melones, plátanos, aguacates, naranjas, pescados como el atún y el salmón, frutos secos y semillas, es fundamental en una dieta saludable.

Bananas. Foto: Unsplash. La bananas son una de las principales fuentes de potasio. Foto: Unsplash.

Salud mental. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Alcanzar la felicidad: diez maneras de aumentar el bienestar mental, según la ciencia

Calcio: una defensa contra la hipertensión

La conexión entre una ingesta adecuada de calcio y niveles óptimos de presión arterial se destaca en una investigación publicada en European Journal of Clinical Nutrition. Consumir 1 gramo de calcio al día, según los NHI, reduce el riesgo de desarrollar hipertensión. Productos lácteos, verduras de hojas verdes, legumbres, sardinas y tofu son excelentes fuentes de calcio.

Tomar un vaso de leche caliente antes de dormir ayuda con la conciliación del sueño. Foto: Unsplash. Tomar un vaso de leche caliente antes de dormir ayuda con la conciliación del sueño. Foto: Unsplash.

Una alimentación equilibrada, enriquecida con magnesio, potasio y calcio, no solo contribuye a reducir la hipertensión, sino que también promueve la salud cardiovascular. En este sentido, adoptar estos cambios nutricionales puede marcar la diferencia en la lucha contra una de las principales amenazas para la salud global.

Notas relacionadas